Seguidores

martes, 27 de junio de 2017

SERRA: CASTILLO, ALT DEL PI, VUELTA POR GR 10 (24/6/2017)


Entre los calores sofocantes que estamos padeciendo en las últimas semanas y la necesidad de estar pronto en casa (mamá cumple 92 años) hicieron que buscáramos, una vez más, una ruta corta, cercana, pero no exenta de encanto para satisfacer nuestras ganas de disfrutar de la montaña un sábado más. Así pues, no hay nada mejor que la Calderona para tal fin. Para ello, pensamos en una clásica de la zona que nos subiría al castillo de Serra por su cresta (la subida más espectacular) y, a continuación, a la poblada cima del Alt del Pi, donde disfrutaríamos de vistas en 360º. Para volver a Serra, iríamos en busca del GR 10 que nos devolvería hasta el punto de inicio.

Comenzamos desde la Plaza del Castillo, a la entrada de Serra, con alguna dificultad para dejar el coche. Cruzamos el puente sobre el barranco de l'Horta y enfrente tenemos una panel informativo y unas palas direccionales.


 Aquí empezamos nuestra ruta, bien informados y dirigidos.



 Imprescindible foto de grupo.
 De izquierda a derecha: Jaime, Rafa, Emilio Romero y servidor.



 Iniciamos la subida por la pista, pero enseguida la abandonaremos tras la primera curva.



 Apenas hemos tomado la primera curva vemos este pequeño derrumbe, que cogemos para subir al castillo por su cresta en lugar de por la pista, más monótona.



 Miramos bien de seguir la senda por la izquierda. Esta senda, aunque también con bastante pendiente, es más cómoda que una que vemos de frente que es mucho más vertical y difícil.



¿Véis? Esa es la que no debéis coger.


 Pues la senda, resbaladiza y con piedra suelta, nos va subiendo dirección a la cresta del castillo.
En este corto tramo se me para el GPS del móvil y me hace un extraño en el track, pero nada que impida seguir la senda.



 Monasterio de San José y Santa Teresa, carmelitas descalzas de Serra, en lo alto del cerro.



 Otro buen conocido: El Sierro u Oronet.



 Y seguimos subiendo por la empinada senda que como se aprecia tiene mucha piedra suelta y resbalar es fácil.


 Enseguida alcanzamos altura y tomamos esta panorámica de Serra, con la Gorrisa y Rebalsadors detrás.



 Y aquí empezamos la cresta del castillo. El camino se suaviza.



 Las vistas desde la cresta son excelentes a ambas vertientes. Por eso, ésta es la mejor subida al castillo. En el centro de la foto Náquera.


 Un contraluz de la silueta del castillo y el tramo de cresta que nos queda por recorrer.




 Y ya casi en el patio del castillo, una vista atrás de lo recorrido. Muy bonito.



 Llegamos a lo que imaginamos sería el patio de armas, con la torre en bastante buen estado de conservación.



 Foto de los caballeros del castillo.



 Náquera desde el castillo de Serra.



 Tras disfrutar de las vistas desde el castillo e imaginarnos caballeros medievales, bajamos por la serpenteante y tortuosa senda de bajada.



 Bajaremos con cuidado porque hay algún tramo donde una mal pisada en  las piedras nos puede hacer caer.



 En la base hay una explanada donde podemos leer información sobre el castillo.



 También hay una mesa de madera donde se puede almorzar, aunque no fue el caso.


 Entre los pinos, el Sierro, fácilmente distinguible.



 Dejamos atrás la explanada del castillo y seguimos unos metros por la pista.



 Pero enseguida la abandonamos por esta senda que sale a nuestra derecha.



 La senda asciende hacia la cima del Alt del Pi.



 Vista atrás hacia el castillo visitado hace unos momentos.



 La senda transcurre en tramos entre pinos, lo cual se agradece bastante.



 Hacia el oeste la cima de Rebalsadors llama nuestra atención con esa vertical senda de acceso que tantas veces hemos subido.



 Y Serra a vista de pájaro con la Gorrisa detrás.



 Aquí la senda de acceso al vértice de Rabalsadors con mayor detalle gracias al zoom.



 Aunque ya hemos avanzado bastante, la cima aún nos queda un poco lejana.



 El Sierro ahora se ve más cercano.


 También nos gusta verlo más de cerca.



 Y aquí podemos comprobar la altura que hemos alcanzado con respecto al castillo.



 Vistas de Serra desde la senda de aproximación al Alt del Pi. A la izquierda vemos la recta que dibuja el cortafuegos por la que también se puede subir a la cima, aunque evidentemente, es mucho más costoso.



 Y llegamos a la cima del Alt del Pi, lleno de antenas por todos lados y una caseta forestal. Rodeamos las instalaciones para disfrutar de las vista hacia todos los ángulos.




 Hacia el sur, toda la huerta de Valencia y el Camp del Túria.


 Hacia el este, las últimas estribaciones de la Calderona y el Mediterráneo.



 Antenas y más antenas.



Hacia el norte, la Sierra de Espadán cierra el horizonte. Nos entretenemos con el Pico Espadán, vigilado por detrás por el Penyagolosa.



 Y más antenas.




 Como hemos de bajar unos metros por la senda por la que hemos subido, aprovechamos una sombra para hacer la parada del almuerzo.




 Tras el almuerzo, volvemos sobre nuestros pasos unos doscientos metros.




 A nuestra derecha encontramos esta senda que cogeremos dirección a la fuente de Barraix y al GR10.



 La senda transcurre por el interior de una pinada. Por tramos tiene una buena pendiente y tendremos cuidado de no resbalar. Habremos de salvar también algún ribazo.



 Encontramos este tronco partido en extraña posición.



 En otro pino caído, estas setas yesqueras crecen en el tronco.



 La senda da en una pista que seguiremos por la derecha.



 Caminamos, cómodamente, aproximadamente un kilómetro.



La pista sale a la carretera CV-3341. Desde aquí, podríamos acercarnos hasta la fuente de Barraix, pero no lo haremos en esta ocasión. Nosotros, enlazamos con  el GR 10, cuyas palas vemos en la foto y desde aquí iniciaremos el retorno hasta Serra.


Iniciamos este tramo de GR 10, con rincones muy bonitos.


Gran parte del tramo transcurre entre pinos que nos ayuda a soportar mejor el sofocante calor que empieza a hacer.


El GR desemboca en esta pista. La seguiremos a la derecha unos metros para acercarnos a la fuente de la Umbria.


Nos viene de categoría la fuente para refrescarnos y pegar un buen trago de agua.


Rafa refrescándose en la fuente.


Volvemos de nuevo sobre nuestros pasos y seguimos ahora de nuevo el GR.


Serra a un tiro de piedra con la Gorrisa.


Seguimos por pista, aguantando el calor, pero en breve la abandonaremos por una senda.


Algún rincón con sombra nos alivia de vez en cuando.



El castillo visitado horas antes. Desde aquí también se puede acceder a él a través de una senda que nos dejaría en la explanada de acceso.


Aquí dejamos la pista y bajamos por esta bonita y tupida senda que nos cruzará el barranco de l'Horta para pasar a la otra parte.


La senda es muy bonita y nos ofrece una buena sombra (foto de Emilio Romero)


La senda nos lleva al fondo del barranco que lleva agua, pero no presenta dificultades para cruzarlo gracias a este montón de piedras que facilitan el paso.


La humedad favorece una exuberante vegetación en este tramo.


Salimos a un camino entre campos que nos acercará a la población.


Caminamos a pleno sol entre campos de olivos, almendros, algunos campos abandonados...


La pista nos lleva hasta la CV-310, junto a unas casas. Pero no saldremos a la carretera sino que giraremos a la izquierda para coger una calle que nos llevará directamente al punto de inicio.


Los últimos metros de la ruta transcurren por este camino asfaltado.


Y llegamos al puente sobre el barranco, junto a la Plaza del Castillo, donde cuatro horas antes comenzamos la ruta.

Resumiendo, corta pero intensa y bonita ruta que llenará una mañana de senderismo cuando no dispongamos de mucho tiempo y necesitemos estar pronto en casa. Encontramos una fuente en el último tramo de ruta que nos puede aliviar la sed en caso de necesidad.


La ruta en el mapa.




La ruta en wikiloc.



Powered by Wikiloc

10 comentarios:

  1. ¡Hola Emilio!

    Muy interesante ruta, con un castillo muy bien conservado.
    En la foto del camino que no hay que coger por ser muy vertical, yo me se de uno que se habría tirado de cabeza a él... jejeje

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola David! Cerca de Valencia tenemos La Calderona que nos saca de muchos apuros y una muestra de ello es esta entretenida ruta que hicimos. Las combinaciones son muchas y las puedes complicar más o menos a tu gusto, por ejemplo, subiendo por la torrentera más vertical. Yo la subí una vez, pero por la senda clásica (que también está empinada) se sube mejor a nuestra edad. El castillo de Serra, aún en ruinas, tiene mejor aspecto que el de Montanejos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Emilio:

    Recuerdo la ruta que hicimos por ese lugar. Nosotros lo ampliamos un poco, he hicimos, Rebalsadores, El Oronet, el Alt del Pi y el Castillo, recuerdo que nos encontramos con algunos runners y cuando le decíamos nuestros planes, se echaban las manos a la cabeza. La verdad es que fue un palizón a las finas hierbas, pero nos encantó, son de esas rutas que no se te olvidan.

    Saludos y fuerte abrazo compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Eulogio! La ruta que propones, también la he realizado. Fue allá por diciembre de 2013. Aún recordamos su dureza, pero la disfruté mucho. En esta ocasión, no disponíamos del tiempo suficiente para su realización y además el calor lo desaconsejaba. Pero la repetiremos sin duda. Es una ruta muy completa.
      Saludos y un abrazo.

      Eliminar
  3. Hermosa ruta y buen día para disfrutar a pesar del intenso calor, agradeciendo enormemente nuestro paso por alguna zona boscosa que aliviaba nuestra temperatura corporal. La verdad, es que toda la zona se presta a distintos itinerarios para todos los gustos de belleza, dureza... si encima la compañía es grata, es el colmo de la felicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Emilio! Buen día para disfrutar de la montaña, a pesar del calor. Contaremos el calor como un añadido a las rutas y lo asumimos como tal. Además, tenemos el Tour del Aneto hay mismo y hemos de estar preparados.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  4. Hola Emilio
    Una mas de las típicas y tantas opciones que nos ofrece nuestra Calderona, una ruta que aunque sea corta tiene su tema....La unica pena esas antenas, pero claro.....

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose! Una clásica que no aporta muchas cosas interesantes, a pesar del calor y la humedad, pero con tal de salir al monte, sufrimos lo que haga falta. La antenas, tendremos que considerarlas como un mal menor que intentaremos obviar en lo posible disfrutando de las excelentes vistas desde la cima.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Emilio...
    Pues recuerdo esa ruta algo similar a lo vuestra,con escapada para estar en casa para comer...jejeje.Bueno felicidades por esos 92 años que cumplía tu madre y que se dicen pronto.
    Esa senda por la que no había que subir,fue por la que nos metimos....jajaja,menuda pared,pero bueno le dio aventura a la ruta.
    Por cierto ese castillo,esconde un geocaché.Magnificas vistas por su cresta.El Alt del Pi también fue nuestra parada de almuerzo,una vez nos quitamos toda la subida.En la bajada,nosotros recortamos un poquito mas la ruta...jejeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juane! La proximidad de la Calderona y sus múltiples variantes nos permite rutas como esta que te permiten llegar pronto a casa. Gracias por las felicitaciones a mi madre, la verdad es que no es fácil llegar a esas edades. En cuanto a la subida vertical, también he tenido ocasión de subirla: dos metros hacia arriba y uno hacia abajo (ja,ja,ja), pero se subió.
      Un abrazo.

      Eliminar