Seguidores

lunes, 12 de diciembre de 2016

SOT DE CHERA "PARQUE NATURAL CHERA/SOT DE CHERA": LAS TOSCAS, FUENTES, ANTICLINAL (11/12/2016)


Esta semana nos trasladamos hasta Sot de Chera, en la comarca de Los Serranos. Aquí realizaremos una ruta por parte del Parque Natural Chera-Sot de Chera, primer Parque Geológico de la Comunidad Valenciana). Nuestra ruta recorre un tramo de la denominada "Ruta verde" (Los Barrancos) y un corto tramo de la denominada "Ruta azul" (Río Sot) que transcurren por este Parque Natural. Otro de los tramos está fuera de estas dos rutas. En nuestro recorrido pasaremos primero por el paraje de las Toscas, manantial de agua que aflora cuando se cumplen determinadas condiciones, que no se dieron en nuestro caso ya que estaba seco. Luego pasaremos por tres de las numerosas fuentes que existen en la localidad: la del Tío Borreguetas, la de Santa María (en un precioso paraje) y la del Tío Fausto (también en un bonito paraje junto al río Sot o Reatillo). Antes de llegar a esta última, pasaremos por el hito conocido como "Anticlinal de Sot" donde podemos contemplar perfectamente un plegamiento de estratos producido durante el plegamiento alpino, que presenta una fractura en el punto de máxima curvatura.

Llegamos a la localidad accediendo por la CV-35 (carretera de Ademuz), tomando la salida hacia Chulilla/Villar/Bugarra y cogiendo la CV-395 que tras pasar por Las Bodegas de Vanacloig y La Ermita, llega hasta Sot de Chera. La carretera de acceso a la localidad se encontraba en obras a algo más de un kilómetro y se accedía al pueblo por una carretera alternativa. Buscamos el aparcamiento municipal (que al parecer, en algunos meses del año es de pago) y allí dejamos el coche.


El aparcamiento, en la base de la torre del castillo y cerca del Charco del Gruñidor fue el punto de reunión.


 El reciente sol iluminaba de esta manera el Morrón, que destacaba de manera especial.


Como siempre, la foto de grupo antes de empezar a caminar (Foto: Ricardo Vivó)


 Salimos del aparcamiento girando a la izquierda remontando esta calle (Ramón y Cajal).


 Subimos,pues, buscando la parte alta del pueblo.


 Salimos a la Calle Cervantes que recorremos pocos metros, para girar a la derecha por la calle Valencia.


 Encaramos luego la Calle San Sebastián.


 Pasamos junto a la Iglesia de San Sebastián.



 Paseamos por las limpias calles de Sot.


 Algunas calles se encuentran profusamente engalanadas.



 En este punto deberemos coger la calle de la izquierda, que es el desvío provisional por el que entran los vehículos a la población mientras duran las obras de acceso. La carretera es estrecha y si pasan vehículos tendremos que subir con cuidado. Intentamos primero comprobar si tomando la derecha podemos buscar una alternativa que nos lleve a la ermita de San Roque sin utilizar el desvío. Pero hemos de volver atrás y seguir por la izquierda.


 Comenzamos a subir hacia la ermita.


 A medida que subimos vamos disfrutando de bonitas panorámicas de Sot, con el Morrón vigilando la población.


Y nos acercamos a la ermita de San Roque.
 Este es su aspecto actual después de haber recibido varias reformas.


Desde la ermita recorreremos algo más de medio kilómetro por la CV-395.


En este punto abandonaremos la carretera para entrar en un camino que nos llevará hasta el fondo del valle.

El camino que llevamos ahora es más suave al principio. Luego tiene varias subidas son fuerte pendiente y sus correspondientes bajadas, también con una buena pendiente.



El primer tramo es sencillo y fácil de caminar.


El pico Ropé.


Chera al fondo del valle.


La torre del castillo de Chera con zoom.


Aquí una de las pendientes que encontraremos en este tramo.


Chera en la distancia, arropada por las montañas.


LLegamos a este collado que es la máxima altura de la ruta.
La bajada es vertiginosa.


El terreno está muy erosionado presentando muestras  evidentes del fuerte arrastre del agua que se ha llevado tramos de pista.


Aquí podéis apreciar mejor la pendiente de la bajada, donde iremos con cuidado con los resbalones.


Ahora bajaremos hasta el fondo del valle, a nivel del río Sot.


Y llegamos al paraje de Las Toscas.
Este panel nos explica qué son Las Toscas y cómo se pueden ver en su momento algido.


Estos bancos de madera en este mirador, están encarados hacia el paraje.

Aprovechamos el mirador y los bancos para pegar un bocado (Foto: Ricardo Vivó).


Y esta es la imagen que se aprecia desde este mirador. No hemos tenido suerte y no vamos a poder ver la cascada que aquí se forma.


Desde el mirador, bajamos hasta el paraje pasando antes por el Área de descanso de Las Toscas, con estos banco para poder comer.


Las Toscas no fluyen. Nos hemos quedado sin cascada.
Nos quedamos algo desilusionados.


Seguimos avanzando, ahora ya por terreno más llano.


Lo característico de este segundo tramo de la ruta es que habremos de vadear el río en varias ocasiones (creo que hasta en cinco ocasiones). En todos los puntos donde lo haremos, encontraremos grandes piedras para facilitar el paso. No obstante, es posible que con la crecida del agua sea necesario descalzarse para cruzar.


En este punto dejamos el camino unos metros para acercarnos a la primera de las fuentes que veremos hoy.


Antes de llegar encontramos este paraje un tanto descuidado con mesa para comer.



Cruzamos por primera vez el río.


Y llegamos enseguida a la fuente del Tío Borreguetas.
Buen caño y fresca agua.


El cartel con el topónimo.


En las montañas que rodean el camino se aprecian claramente las líneas de plegamiento.


Pillamos un sapo cruzando el camino. 
Al oirnos apresuró el paso y casi se nos escapa la foto.


El buen camino y el terreno llano favorecen el caminar en grupo.


Al pasar por este punto, un rumor llamó nuestra atención. Atentos por si podía ser algún animal, tuvimos ocasión de presenciar en vivo un desprendimiento de rocas en una de las canales de ese pico. Eso nos muestra lo cambiante e inestable que puede ser un determinado terreno.



Otro vadeo del río.


Campos de algarrobos bordean el camino.


Y otro. Como se ve, las grandes piedras facilitan el paso.





Encontramos algunos ejemplares estupendos de algarrobos que atraen nuestra atención.
Ahora veréis algunos ejemplos.








Tras disfrutar de bonitos y espectaculares ejemplares de algarrobos, seguimos nuestro camino aproximàndonos cada vez más a Sot.

A poco más de un kilómetro para llegar hasta Sot, nos desviamos del camino para acercarnos al paraje de la fuente de Santa María.


Pasamos por el complejo que en ese panel cerámico aparece con el nombre de "Isla de Xera".
Al parecer nació como un complejo turístico en la década de los sesenta que no llegó a tener demasiado éxito. Luego se convirtió en un centro de rehabilitación de toxicómanos. Posteriormente pasó a manos de un particular que lo explotaba como alojamiento rural.


Acceso a "La Isla de Xera".


Y enseguida accedemos al paraje de la fuente de Santa María.


El río se remansa en este rincón y nos ofrece un bonito paisaje otoñal.



El lugar dispone de mesas para poder comer.


Nos entretenemos disfrutando de este idílico rincón.



Volvemos al camino y seguimos. Estamos ya en las inmediaciones de Sot.



Junto al camino vemos ejemplos claros de la acción de las fuerzas de la naturaleza que actuaron hace millones de años.


Y llegamos hasta el famoso anticlinal de Sot.
 En este panel nos explican la formación de este fenómeno geológico.


Y aquí me veis posando en el anticlinal.
Curioso y llamativo sí que es.


Sot a un tiro de piedra.


Ahora, en el tramo de acercamiento, cogemos un paseo que transcurre paralelo al río, con profusa vegetación de ribera.


Pasamos junto al Área de Descanso de la Fuente del Tío Fausto, la tercera que visitamos hoy.
El paraje tiene mesas de piedra y está dominado por los chopos.


La fuente del Tío Fausto.


El imponente Morrón, posible objetivo de otra probable ruta, nos indica que estamos muy cerca del final.


Pasamos bajo el cerro que sujeta el torreón restaurado del castillo.


Y llegamos de nuevo al aparcamiento municipal, Aquí damos por concluida la ruta de hoy.



Y, como es habitual, no podía faltar la comida de hermandad.
Comimos un buen gazpacho en el Bar-Restaurante El Molino, muy cerca del aparcamiento.


Y esto sólo es la foto.


Resumiendo, ruta sencilla y fácil de realizar ya que transcurre en su totalidad por caminos y pistas y un corto tramo de carretera, sin excesivas dificultades técnicas. Si tenemos suerte de ver Las Toscas con agua, disfrutaremos más la ruta. Pero eso depende de las lluvias y otros factores que se escapan a nuestro control.


La ruta en el mapa.




La ruta en Wikiloc.




Powered by Wikiloc

13 comentarios:

  1. ¡Hola Emilio!

    Veo que estos días no has parado y vuelves a tu rutina habitual, señal que las rodillas empiezan a estar ya recuperadas, me alegro mucho.
    El no haber podido ver las Toscas con agua ya sabes lo que significa, la excusa perfecta para volver en otra ocasión y así también aprovechar y subir el Morrón... jejeje
    La zona de plegamiento me ha encantado, pare mentira lo que las fuerzas tectónicas son capaces de realizar.
    No podía faltar vuestra típica comida post ruta, sin ella una ruta de las tuyas no es lo mismo.
    A ver si me puedo escapar algún fin de semana y me voy con vosotros de ruta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola David! Intentamos aprovechar siempre que podemos ahora que la rodilla me está dando una tregua (que dure mucho espero). También es cierto que las rutas, salvo alguna, no son demasiado exigentes físicamente y podemos acabar sin excesivos problemas. Ésta ruta es de ese tipo, aunque la hemos disfrutado bastante. Además, terminando en buena armonía con una buena comida, se disfruta más.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Emilio.
    Bonitas fotos y bonito relato.
    Nos encantó hacer la ruta con vosotros después de tanto tiempo.
    Esperamos repetir pronto.
    Un abrazo
    Carlos y María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María y Carlos! Me alegré mucho de coincidir con vosotros después de tanto tiempo sin hacer una ruta juntos. A ver si como dices, volvemos a coincidir más a menudo, aunque visto lo que os movéis, parece complicado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Interesante excursión Emilio. Hace mucho que no voy por la zona y esta alternativa me parece muy interesante. Esos pliegues son curiosos de verdad. Habrá que plantearse una escapada por allí.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Álex! Normal que haga tiempo que no venís por la zona. No paráis quietos. Habéis ampliado tanto el campo, que lo local se os queda pequeño. En cualquier caso, si tenéis un ratito, os podéis dar una vuelta por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Emilio
    Que pena encontrar Las Toscas de esta manera, recuerdo hace unos cinco años estuvimos nosotros por allí en verano y estaban impresionantes.

    En cualquier caso es una ruta que está muy bien, lo que pasa es que siempre pedimos más jajaja.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose! Pues sí, una pena que no pudiéramos ver Las Toscas en plenitud. Ha llovido pero no lo suficientemente todavía. Esperemos que se arregle el tema y volvamos a ver los barrancos y los ríos con más cantidad de agua. Pasamos muy bien la mañana y conocimos una nueva ruta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Emilio.
    La verdad es que ese Parque natural de Chera-Sot de Chera,ofrece rincones magníficos como esas Toscas,que ha sido una lastima no verlas ''actuando'' o ese curioso Anticlinal y no muy lejos de Sot,con ese imponente barranco de la Hoz.El paso por el rio se ve entretenido...jejeje
    Buenos parajes para el pic-nic hay por Sot,habrá que tenerlos también en cuenta.
    Por supuesto una buena jornada senderista,si se remata con una buena comida,hace el día redondo...jejeje

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juane! Una pena perdernos el espectáculo natural de Las Toscas. En plenitud debe ser espectacular. Excusa para volver en otra ocasión cuando las lluvias arrecien y se recuperen las fuentes y los cauces. La comida, como bien sabes, remata de manera lúdica y armoniosa cualquier ruta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Emilio.

    Bonita ruta, empezando por esas calles de Sot, y pasando luego por todas esas fuentes, muy chula la de Santa María, y el topónimo de la primera, sin comentarios...también debe ser espectacular con agua el paraje ese de las Toscas, una pena que no lo encontraseis en su esplendor, y luego todos esos plegamientos rocosos que visteis, que le pusieron el toque geológico a esta ruta tan completa. El gastronómico ya veo que tampoco faltó jeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Emilio.
    Ruta con muchos recuerdos para mi, fue de las primeras tras instalarme en Vilamarxant i la recuerdo con dos partes muy diferenciadas: la primera, saliendo del pueblo hasta llegar a Las Toscas, agotadora, ten en cuenta que la hice bajo el sol del mes de junio. Una segunda, tras un relajante baño en Las Toscas y el paseo jugando con el rio, y pasando por las fuentes y el Anticlinal, muy fresca i agradable. Me quede prendado de Las Tocas, me jure volver pero buscando otra alternativa y asi lo hice saliendo de Gestalgar.

    Saludos y felices Fiestas si no nos "leemos" antes.

    ResponderEliminar
  8. Fantástico Emilio!, me ha encantado la ruta. Las formaciones rocosas son espectaculares. La dejo en la lista de pendientes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar