Seguidores

domingo, 9 de febrero de 2014

PICO DEL REMEDIO. CHELVA (8/2/2014)



Ya teníamos ganas de subir al Pico del Remedio en Chelva. Y esta semana fue la elegida para hacerlo. De distintas posibilidades, elegí la subida que hizo Casiaventurilla porque era la que más se adecuaba a mis necesidades de tiempo. Y lo cierto es que nos salió una ruta redonda.



Sobre las 8,30 de la mañana estábamos en el punto de inicio: la Plaza de toros de Chelva. El día se presentaba muy nublado. Amenazaba lluvia y fuerte viento. Lo primero no llegó a suceder (cayó alguna gotilla imperceptible), pero de lo segundo tuvimos y mucho, sobre todo en el cordal del Remedio. Las primeras luces del día empezaban a despuntar, aunque las densas nubes los dificultaban en parte.




 Plaza de toros de Chelva, data de principios del s. XX, nuestro punto de partida y al fondo la Torrecilla, torre vigía de origen islámico. 


 Preparados para comenzar un servidor, David (A una chapa del cielo), Rafa, Emilio Romero y Ricardo.

 Coso taurino de Chelva, construido en 1909.

En este primer tramo de la ruta recorreremos el PR-CV 91 hasta la cima del pico del Remedio. Desde allí, lo dejaremos para recorrer sendas sin marcas y caminos rurales hasta regresar a Chelva.

Junto a la plaza de toros encontramos un camino a la izquierda, que coincide con un tramo de GR 7 y que nos lleva hasta la fuente de la Gitana, que no visitaremos ahora. Lo dejaremos para la vuelta. En este punto cogeremos una pista en ascenso a la derecha ( a la vuelta lo haremos por la izquierda) unas decenas de metros y giraremos a la izquierda para llegar enseguida al Parque de Bomberos de Chelva. Allí, junto a una casa de campo, a la derecha, encontramos las marcas blancas y amarillas del PR que nos llevará por la antigua senda de subida al Santuario del Remedio.

Ya desde el principio, tenemos ante nosotros la punta del Pico del Remedio a donde nos dirigimos.

Tras el Parque de Bomberos, a la derecha, seguimos las marcas del PR que, por la antigua senda al Santuario del Remedio, nos llevará hasta el Pico.


La senda es un antiguo camino de heradura, que aún conserva el empedrado en muchos puntos y que nos llevará, zigzagueante, hasta la ermita del Remedio.


En este primer tramo transitaremos también entre campos de labor, con la Torrecilla siempre de referente hacia el este.


Y más campos de almendros. Al fondo, tal vez divisemos el Castellano (1055 m)


Iniciamos la senda de subida a la ermita del Remedio. Empiezan a aparecer los pinos.

Unos tímidos rayos de sol se atreven a traspasar las densas nubes que cubren el cielo. Pero será un espejismo.

   La senda va adquiriendo altura de forma gradual.

Y, aproximadamente a mitad de camino del Santuario, encontramos el Descansador de Nuestra Señora del Remedio, restaurado en 2005.

Posando en el Descansador y descansando un poco de paso, que para eso está.


Ya divisamos el Santuario y las antenas del Remedio más arriba.


A medida que ascendemos y paramos a tomar aire, las vistas son impresionantes.

Nos gustan estos antiguos y empedrados caminos.


Los giros y las zetas de estos senderos nos proporcionan vistas preciosas como la de la foto.

La Torrecilla en primer plano y Calles, entibiada por el tímido sol que quería asomar entre las nubes.

 Y seguimos subiendo y disfrutando.


En esta instantánea con mayor perspectiva, vemos Chelva y ,al fondo, a la izquierda, la afilada punta del pico Ropé algo oculto por las nubes.

Rampa de acceso al Santuario desde la senda. En una hora nos hemos plantado aquí.


Esta es la zona de servicios del Santuario, en la parte baja del mismo.


Aspecto de la zona del Santuario de Nuestra Señora del Remedio.


En este promontorio anexo al Santuario, existe un mirador con una Cruz desde donde podemos contemplar unas panorámicas excepcionales. En esta ocasión no nos acercamos a ella. Esperemos hacerlo en otra ocasión.

Junto a la zona de aparcamiento del Santuario, encontramos estas palas de PR que nos indican el inicio de la vertical senda de subida hasta la cima.


Aquí empieza el tramo más complicado de toda la ruta. La senda que vamos a subir tiene mucha pendiente, mucha piedra suelta y el tramo final antes de la cima transcurre sobre placas de roca lisa en la que deberemos extremar las precauciones.


Subiremos a nuestro ritmo asegurando todos nuestros pasos para evitar resbalones y caídas.
 De vez en cuando descansaremos para tomar aire y disfrutar de las vistas.


Ahora contemplamos mejor el promontorio de la cruz que no hemos visitado.


Y seguimos subiendo con la lengua fuera y resoplando.


Este último tramo es el que presenta más dificultad al transcurrir por una zona rocosa muy vertical. Habremos de hacer uso de las manos para ayudarnos.



En esta foto, cortesía de Ricardo Vivó, se puede apreciar la verticalidad de este tramo de senda hasta la cima.


Calles.
Un último vistazo hacia atrás nos da una idea de la altura que hemos alcanzado.


Y ponemos pie sobre la cima. 
Han sido escasamente 700 m  de subida desde la ermita que nos han costado media hora.
A la derecha una caseta forestal y una antigua torre vigía musulmana restaurada. A la izquierda, unas antenas de comunicación.


Esta torre vigía restaurada nos sirvió para protegernos del fuerte y frío viento que azotaba la cima y almorzar para retomar fuerzas.


Las vistas desde esta atalaya, ni que decir que son espectaculares. 
Lástima que el fortísimo viento nos impidiera hacer más fotos.


Vistas desde la torre de la cima del Remedio. En el montículo de enfrente se encuentra el vértice geodésico.


Desde la torre abusamos del zoom de la cámara para obtener esta bonita foto de la plaza de toros de Chelva.


Y no podíamos dejar pasar la ocasión de realizar una panorámica desde este punto privilegiado.

Después del almuerzo y la sesión de fotos, nos disponemos a descender del pico. Descenderemos unos centenares de metros por la pista que sube hasta el pico. Pero primero nos desviaremos unos metros para subir al vértice geodésico. 


La inevitable foto de grupo en el vértice geodésico.


Vista del otro extremo del pico desde el vértice geodésico.


Retomamos la pista. Iremos recorriendo durante unos 2,5 km el cordal que transcurre por los Altos del Mozul. 

Vamos descendiendo unos ochocientos metros por la pista y en una cerrada curva a la derecha, vemos frente a nosotros una senda perfectamente visible que nace junto a la pista. Encontramos un hito que marca el inicio de esta senda que, sin marcas, está bien definida y no tiene pérdida.


La senda nos ofrece excelentes vistas a ambos lados. En tramos transitamos entre pinos.




Hacia el norte vemos este rocoso macizo cuyo nombre no he podido localizar.

Y seguimos sendeando.

La senda sale de una zona de pinos a una pista en una zona de campos abandonados. Recorreremos unos 250 metros por este camino más ancho y entonces giraremos bruscamente a la izquierda por un camino entre dos campos.

En este punto abandonamos el camino que llevamos para coger este otro hacia la izquierda.


Tras recorrer aproximadamente unos 100 m hemos de estar atentos porque nos tenemos que desviar a la izquierda por una senda poco definida y que es fácil pasar de largo. En el punto que veis en la foto nos tenemos que desviar a la izquierda. Si os fijáis, a la derecha, se ve un pequeño hito que nos marca la senda. 


Recorreremos esta senda en la que encontramos algunos hitos como el que vemos en la foto. Entonces llegamos a un tramo en el que la senda se difumina y parece perderse. Seguiremos de frente el camino que llevamos intentando seguir por donde mejor veamos ya que en breve salimos a una senda mejor definida por la que seguiremos a la izquierda.

En un punto la senda se difumina, pero seguiremos de frente en descenso unos pocos metros hasta encontrar un camino que seguiremos a la izquierda.


Hemos salido a este camino más ancho por el que es fácil caminar. Transitaremos por él durante un kilómetro y medio aproximadamente.


Pasamos por un corral en ruinas.


Vamos descendiendo casi sin darnos cuenta y paseando plácidamente. A lo lejos destaca, entre las nubes, el perfil borroso del pico Ropé (Ver mi crónica de la subida a este pico).


Nuestro camino pasa por la base del Remedio. En muchos puntos podemos ver las antenas y la caseta forestal de la cima.


También pasamos junto a este corral o chozo que nos permitiría refugiarnos en caso de necesidad.


En este punto vemos perfectamente las verticales paredes de la cara sur del Remedio.


Justo en una zona de esta vertical pared nos parece percibir un refugio de pastor. El zoom de la cámara nos lo aproxima y parece darnos la razón.

A unos 100 m de la choza nos encontramos con esta bifurcación. Si seguimos por la izquierda llegaríamos hasta el Santuario del Remedio. Nosotros nos iremos hacia la derecha.


Esta foto nos permite contemplar una completa panorámica del Remedio.


Ya tenemos frente a nosotros Chelva, hacia donde nos dirigimos.


Seguimos la senda hasta desembocar en una pista que seguiremos a la izquierda, para enseguida girar a la derecha y continuar por otra pista que transcurre junto al barranco del Mozul.


El barranco recoge las aguas de la ladera sur del Remedio y ofrece bonitas estampas como ésta.


Las aguas de este barranco deben bajar con mucha virulencia porque la pista presentaba graves desperfectos producidos por la fuerte corriente del agua, como este agujero de la foto.


Por eso no nos sorprende ver este dique para detener la fuerza del agua cuando baje con fuerza.


El camino pasa junto a esta pirotécnica.

Al final de la pirotécnica tenemos dos opciones: o seguir por la izquierda y llegar hasta la fuente de la Gitana y desde allí hasta el inicio; o bien, seguir a la derecha unos metros, girar entonces a la izquierda y bordear unos campos de almendros por la derecha hasta desembocar en una pista que también nos conduce a la fuente de la Gitana. Nosotros tomamos esta segunda opción.


Bordeamos estos campos por la derecha hasta llegar al final de los mismos.

Algunos estaban labrados presentando este espectacular aspecto.


Y nos sigue impresionando la estampa del Remedio. En esta imagen se aprecia además la ladera por la que ascendimos a la cima.


Al final de los campos de almendros subimos por esta corta cuesta y salimos a una pista que seguiremos a la izquierda.

Desde la pista observamos estas cuevas excavadas en la roca.

Y ya tenemos la misma imagen del pico que vimos por la mañana.


Y ya tenemos Chelva a un tiro de piedra. El Ropé al fondo.


Antes de entrar triunfantes en Chelva nos acercamos a la fuente de la Gitana para refrescarnos y hacernos una foto de grupo antes de dar por concluida la ruta.


Nuestra ruta incrustada en el mapa.



Trakc de la ruta.
                               
                       



                                   
                                 

24 comentarios:

  1. Hola Emilio, veo que habéis tenido una ruta excelente por el corazón de la Serranía. Las vistas desde el Remedio son increíbles. Un camino alternativo interesante el de la vuelta por el Mozul.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Fernando! Es una ruta excelente, con grandes paisajes y perspectivas de toda la Serranía.El camino de vuelta lo hicimos por los Altos del Mozul, no sé si te refieres a este camino como la ruta alternativa.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. ¡Hola Emilio!

    Muy buena crónica.
    La verdad que la ruta estuvo muy bien, sobretodo el tramo entre la ermita y el pico, con la parte final sobre las placas de caliza, y el tramo campo a través entre las dos sendas. Pero lo mejor de todo, la compañía.
    A ver si puedo escaparme algún otro día.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola David! Pasamos una excelente jornada de senderismo y disfrutamos del Remedio y de una excelente compañía. Para repetir ruta cuando quieras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Emilio
    Buen recorrido por la Serranía, recuerdo que cuando yo subí al Pico del Remedio había bastante niebla y las vistas no se contemplaban al 100%, pero lo que está claro es que no tienen dsperdicio.

    Un saludo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose! Estuve echando un vistazo a vuestra entrada de esta ruta, pero seguí el trakc de Álex que era un poco más largo. En cualquier caso, las vistas desde el Remedio son impresionantes. Vale la pena subir hasta aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Muy buena crónica Emilio!!! como ya es costumbre. Una ruta que tiene algun tramo casiaventurero... Como nos gustan a algunos jeje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Álex! Bien conoces tú la ruta. Tiene un último tramo de casiaventurilla que le da un plus de riesgo y emoción.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Otro monte de los clásicos que no debe faltar en la mochila del excursionista. Magnifica compañía, con David escapado de las tierras catalanas, jejeje.
    El monte desconocido, podría ser el Castellano?

    Salud y senderos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Javi! Efectivamente nos faltaba el Remedio (entre muchas otras cimas) en nuestro curriculum y ya lo hemos subido. En cuanto al monte desconocido no creo que sea el Castellano, ya que éste está al este del Remedio y el que yo muestro en la foto está dirección norte. En cualquier caso, disfrutamos de esa excepcional panorámica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola, Emilio!
    Un interesante y notable excursión. Por si esto no fuera suficiente, nosotros, tuvimos la oportunidad de pisarla con nieve.. una pasada!
    De un modo u otro, vistas fantásticas y, como muy acogedora.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Vicente! Pues debió ser una pasada pisarla con nieve. Nosotros la pisamos con mucho viento y frío, pero la nieve ni por asomo. De todos modos disfrutamos de lo lindo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Bunos recuerdos del remedio, ahora se que el rope era la muela que se divisaba desdee alli, una cima mas que tengo endiente, excelente cronia Eolica. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Andrés! Es normal que guardes buenos recuerdos del Remedio. Es una montaña que impresiona desde abajo. Y el Ropé desafiante a lo lejos también es una montaña para guardar buenos recuerdos de ella.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Hola Emilio ahora soy yo quién desconozco esta zona aunque tengo que confesar que tengo a este pico en la lista de pendientes. Y bueno gracias a tu crónica a ganado unos cuantos puestos jejeje.
    Gran ruta y crónica.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola José Ramón! La cercanía o lejanía a una u otra zona influye en las rutas que se eligen. Es evidente que hay rutas que nos gusta pero las vamos postergando por la distancia de nuestro domicilio. Pero, en ocasiones, hemos de obviar esa circunstancia y visitar lo que nos gusta aunque esté lejos. En este caso, el Remedio vale la pena.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Invitación - E
    Soy brasileño.
    Pasei acá leendo , y visitando su blog.
    También tengo un, sólo que mucho más simple.
    Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
    A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
    Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
    Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
    Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
    para ti, un abrazo desde Brasil.
    www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola José María! Encantado de tenerte entre mis seguidores. Ya he mirado tu blog, el cual he añadido en mi lista para que otros puedan asomarse a él. Nos seguimos leyendo.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Hola Emilio.
    Es cierto que cada Sábado senderista se presenta con el inconveniente del viento ultimamente,pero siempre estamos ahí a pesar de las inclemencias.
    Bonita ruta, que nunca he realizado, con el atractivo de ese camino de herradura y una cima que se resiste en su tramo final,lo que añade ese punto de satisfacción al haber culminado la ruta.
    Por otra parte,bonitas panorámicas de esa zona de los Serranos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola José Luis! El Remedio impresiona cuando vas por la carretera hacia Chelva. Se presenta altivo y poderoso. De ahí su atractivo y las vistas que ofrece son magníficas. Lo recomiendo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Hola Emilio.

    Recuerdo que en 2012 cuando íbamos hacia Tuéjar para descender el Barranco de Bercolóm, me llamó poderosamente la atención la estampa de este Pico del Remedio, es más, enseguida cuando llegué a casa me puse a buscar info y rutas para subir a él, bueno en realidad eso lo hago siempre que veo algún pico que tiene buena pinta jejeje, a ver si me animo a acercarme por allí y seguir vuestros pasos, esa última rampa promete...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dani! A mi me pasaba lo mismo. Había pasado varias veces por su base y me llamaba la atención. Ahora ya la hemos disfrutado. Ahora te toca a yi.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Hola Emilio!! Me ha gustado mucho la subida y las vistas de esta atalaya de la serrania, un bonito pico en su forma, sus paredones y su orientacion. Me he enterado en esta, tu cronica, del termino " descansador", los cobijos o ermitas dedicados a ello... No me acostare sin saber.... Aunque el dia se os presento gris, da juego en las fotos, toma el monte un carisma como de tranquilidad absoluta.
    La foto de los campos labrados, es preciosa!! Una cronica muy amena!!
    Salud y montes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Anuxa! Es una ruta espectacular sobre todo esa fuerte subida. Luego, las vistas son muy buenas, Se disfruta mucho. Gracias por tus apreciaciones.
      Saludos.

      Eliminar