Seguidores

miércoles, 24 de mayo de 2017

MONTANEJOS: LA COPA, PLANO GIMENO, EMBALSE DE ARENOSO (20/5/2017)

 La ruta que presento es la "crónica de una muerte anunciada". Concebí esta ruta que saliendo de Montanejos, ascendía a La Copa (842 msnm), cresteaba por su lomo hasta enlazar con el GR 7 que seguiríamos un tramo a su paso por el Plano Gimeno, para después por pista, llegar hasta el embalse de Arenoso, visitando antes un curioso abrigo en la roca que sorprende por las numerosas vías de escalada que tiene, con lo pequeña que es. Desde el embalse, empalmamos con la senda que baja del Morrón de Campos que, a su vez, nos lleva a enlazar con la de Los Estrechos, que seguiríamos hasta el Colladillo y desde allí, por la senda que sube al cresterío de Los Castillejos, llegar hasta este punto y descender hasta Montanejos, acabando así la ruta. Pero esta idea inicial ha tenido dos serios reveses que han impedido su realización íntegra, y es una pena porque es una ruta bonita, con buenos alicientes y al alcance de muchos. Ahora es una ruta prácticamente irrealizable por los motivos que os contaré a lo largo de esta entrada. 

No siempre conocer el terreno es sinónimo de éxito en una ruta. Siempre es posible que un     imprevisto te surja y dé al traste con tu idea inicial. Pero bueno, empecemos a contar la ruta de esta semana.


 Como suele ser habitual en mis rutas por Montanejos, ésta empieza en la Plaza de España, en el centro del pueblo.


 Nos dirigimos por la Avenida de la Fuente de Baños buscando el río.
En este punto giramos a la derecha para bajar hasta allí.


 Cruzamos la CV-20 (carretera a Onda) y cogemos la bajada al río.


 En la bajada, disfrutamos de esta vista de La Copa, a la que llegaremos en poco más de una hora.


 Cruzamos el río por el "pontet", que cruza el Mijares en este punto.


 Aquí nos hacemos la foto de grupo porque nos parece un lugar pintoresco y bonito.
De izquierda a derecha: servido, Rafa, Eduardo y Emilio Romero.


 Cruzado el río seguimos por el camino que asciende entre huertas.


 El camino nos proporciona bonitas vistas de Montanejos y sus cimas más emblemáticas: Rosada, Castillejos, Morrón de Campos.


 El camino llega enseguida a este cruce. Giramos a la izquierda y subimos por un camino cementado que sale a la CV-195 (carretera a Zucaina).


 Llegamos a la carretera y la cruzamos. 
Seguimos el sendero de La Copa.


 El paisaje de Montanejos nos deja estampas como ésta.


 Enseguida dejamos la pista asfaltada para subir por una senda que sale a la derecha y que nos llevará hasta el mirador de La Copa.


 Esta bonita senda transcurre entre pinos.


 Enseguida tomamos altura lo que nos permite una visión más aérea de Montanejos.


 El Morrón de Campos.


 La senda que llevaba dirección norte, gira bruscamente a la izquierda. buscando el oeste.


 Y llegamos hasta la fuente de los Tres Hermanos.
Siempre la he encontrado con agua.


 Cerca de la fuente, este corral en ruinas evidencia que la fuente era vital en esta vaguada.


 Seguimos la subida y las vistas se nos hacen más nítidas y espectaculares.
La Rosada custodiando Montanejos.


 Pero nuestros pasos estaban siendo observados atentamente por la mirada de unos especiales observadores.


 Llegamos a un punto en el que hemos de poner un poquito más de esfuerzo con una pequeña y sencilla trepada.


 Tras la trepada, tomamos aire en una peña y disfrutamos del paisaje mientras nuestro corazón recupera el latido.


Aprovechamos también el magnífico balcón para hacernos una autofoto (foto, Rafa Lafuente).


 A lo lejos, en el fondo del valle, acercamos con el zoom la población de Arañuel.


 Y es que por todas partes encontramos referentes que fotografiar y disfrutar de su vista.
En la foto, la Fuente de Baños, que a estas tempranas horas no está nada concurrido.


 Y Montanejos, que presenta esta bonita imagen.


 Último tramo antes de subir a la meseta de La Copa.


 Nos vamos hacia la izquierda para acercarnos al mirador.


 En pocos metros llegamos hasta el mirador de La Copa. Nos sorprende gratamente que han sustituido el viejo e ilegible panel por este nuevo. Esperemos que dure mucho tiempo.


Mirad el anterior.
 Son de agradecer estas iniciativas que denotan que hay cierta sensibilidad en cuanto al mantenimiento y conservación de las sendas.


 Desde La Copa, tenemos buenas vistas en 360º. No es posible referir aquí todas las cosas que vemos, pero siempre nos quedamos con algunas que nos atraen más o llaman nuestra  atención de forma especial. Un ejemplo de esto es Peñacalva, en la sierra de Gúdar.


 O el Cabezo de las Cruces, otra emblemática cima de Castellón. limítrofe con la provincia de Teruel.


 En tal especial balcón es inevitable la foto de grupo.


 Otra cima que llama nuestra atención y la del objetivo de nuestra cámara el Pina de Montalgrao.


 Y la Fuente de Baños.


 La montañita del Castillo no se escapa a nuestra mirada circular.


 Algo más lejano, el Pinar también se hace evidente.


 Y ya de vuelta sobre nuestros pasos, el Penyagolosa, omnipresente prácticamente desde muchos puntos de la Comunidad.


 Ahora recorreremos una bonita senda entre pinos que recorre la cara norte de La Copa hasta el enlace con el GR 7. 


 Desde esta senda, seguimos viendo cimas que nos llaman la atención: el Cantón.


 De nuevo el Morrón.


 Aquí está el poste que enlaza con el GR 7. Aquí, en lugar de seguir a Montanejos, nos desviamos a la derecha siguiéndolo durante un buen trecho por el Plano Gimeno.


 Estamos atentos porque el camino que llevamos da un giro a la izquierda. Un cable que nos indica que puede haber ganado, corta el camino. Lo quitamos para pasar y volvemos a cerrarlo.


 Ahora avanzamos por una bonita senda.


 Enseguida encontramos ejemplos de cómo ha afectado el temporal de este invierno a esta comarca.Un gran pino nos interrumpe el paso y nos obliga a bordearlo por la izquierda.


Un poco más adelante, una maraña de pinos caídos nos vuelve a dificultar la marcha.
Lo bordeamos también hasta volver al sendero.


 El GR 7 enlaza a esta pista.
 En este punto lo abandonaremos y haremos un giro a la izquierda.


 Recorreremos esta pista durante aproximadamente tres kilómetros y medio hasta dar en otra pista.


 El Cantón está muy cerca de aquí.


 En este punto, nos salimos de la senda unos metros para buscar un mirador natural que aprovecharemos para almorzar.


 Estas son la vistas desde este mirador privilegiado.


 Acercamos la caseta del Morrón.


 El chorro del aliviadero también es posible verlo desde este mirador.


 Y, por supuesto, las aguas del pantano que en esta ocasión presenta un aspecto fenomenal y un azul intenso que contrasta con el verde de la vegetación.


Y tras la contemplación, el momento del almuerzo. Esperado y muy satisfactorio.


 Volvemos a la pista, muy grata de caminar. El paisaje, el canto de los pájaros, la temperatura agradable que teníamos...hacía muy grato caminar por aquí.


Tras una curva muy cerrada, a nuestra derecha vemos este abrigo al que nos vamos a acercar.




Para acceder a ella, subimos por esta corta senda marcada con este sencillo hito.


 Accedemos al interior de este abrigo y nos llama la atención la cantidad de vías de escalada que aquí se encuentran teniendo en cuenta lo pequeño del lugar.


Aquí tenemos un ejemplo de vía.


 Rafa hizo acopio de valor y se encaramó en este tramo equipado con grapas.


 Desde la boca de la cueva se divisa este bonito paisaje.


Emilio Romero me hizo esta instantánea en la cueva (foto, Emilio Romero).


 Volvemos a la senda y dejamos atrás la cueva.


 Seguimos caminando. La pista va descendiendo poco a poco.


 La Redonda, que se refleja en el espejo del embalse, presenta esta bella imagen desde la pista.


El nuevo aliviadero también es visible mientras caminamos.



 Salimos a esta otra pista y la seguimos hacia la izquierda


 Esta pista nos lleva ya directamente al embalse.
Durante todo este recorrido tendremos claras muestras de las consecuencias del temporal como se ve en la foto.


Y llegamos hasta el final de la pista. A la derecha vemos la cadena que corta el paso a vehículos y marca el final de la pista. Por allí se pude acceder a la presa.


 Pero nosotros decidimos pasar por este aliviadero en desuso que se encuentra a la izquierda.


 Para ello subimos por esta escalera.


 Y pasamos por encima.


 Salimos a este camino asfaltado que nos llevará hasta el dique de la presa.


Ya tenemos las aguas del embalse ante nosotros.


 Hasta aquí encontramos rastros del temporal.


 La Redonda.


 Cara norte del Morrón.


 El embalse está precioso.


 Acercamos con el zoom las ruinas del castillo de la Viñaza.


 Y nos acercamos hasta el dique. 
Aquí el nuevo aliviadero hecho hace unos años.


 Y esta es la salida del nuevo aliviadero hacia la otra parte de la  montaña.


 Y aquí nos topamos con el primer y mayor inconveniente que hace que esta ruta sea impracticable. Se trata de esta puerta metálica que corta el paso por el dique de la presa. Debe estar colocada desde hace muy poco y supone una traba insalvable para las rutas que comenzaban desde el pantano y cruzaban a la otra parte, como la del Mas de Sancho o Los Molares, la subida al Cantón...

Yo, en veintiséis años que he estado pasando por ahí, nunca he visto ningún destrozo ni acto de vandalismo que justifique dicha acción. La gente que hemos utilizado ese paso a la otra parte del embalse lo hemos hecho siempre con gran respeto, sabiendo que estamos pisando terreno de la CHJ. Pero nos hemos encontrado con este gran contratiempo que nos ha contrariado mucho. Ante esto, teníamos dos opciones, girar sobre nuestros pasos y volver por donde habíamos venido (unos ocho kilómetros) o intentar buscar una alternativa que nos hiciera salvar el obstáculo. Tomamos esta segunda opción por que la tarde se nos echaba encima y no disponíamos de tiempo suficiente. Decidimos bajar por el talud hasta una pista que se utilizó por los trabajadores que construyeron el nuevo aliviadero del embalse y que vemos que atraviesa el dique de escollera del embalse a media altura. Esta pista sale, hacia la derecha, a otra que viene desde el chorro del aliviadero y sube hasta el mismo embalse. Buscamos por el talud una bajada por donde pudimos y después de un sencillo destrepe, pudimos salir a esta pista.


 Buscamos como podemos una bajada hacia esa pista.


 Este pequeño destrepe, que hacemos con precaución, nos deja en la pista.


Aquí veis mejor esa pista a la que accedimos bajando por el talud que hay al lado del aliviadero que veis en la foto (foto, Emilio Romero).


 Pasamos por encima del aliviadero.


 Aquí vemos el dique de tipo escollera.


Y seguimos por esta pista en desuso que recorre el dique y enlaza con otra pista que lleva hasta el embalse.
  

 En este punto enlazamos con la pista que sube hasta el embalse. Giramos a la derecha.


Y paramos en la fuente que se encuentra a escasos metros de la parte superior del embalse.Este agua está fresquísima y es muy buena (foto, Emilio Romero).


 Una vez arriba, disfrutamos de nuevo de la espectacular vista que el agua embalsada nos ofrece.


 Y nos hacemos otra foto de grupo tras haber superado esta adversidad inesperada que casi trunca nuestra ruta.


 Tras la foto en el embalse, bajamos unos metros por la carretera hasta que en una curva, nos desviamos por este senderillo que nos llevará hasta enlazar con la senda de los estrechos.


 Dejamos la carretera en esta curva.


 Este senderillo enlaza con otro que baja del Morrón y que seguiremos a la izquierda.
La senda que nos lleva hasta el enlace con la senda de los Estrechos es muy bonita y transcurre entre pinos.


 En este sendero vemos las actuaciones que han hecho en algunos senderos de Montanejos gracias a las cuales se puede transitar con normalidad, cosa que no pasa en otra como luego veremos.


 Vista del dique del embalse desde la senda.


 El chorro del aliviadero a toda potencia.


 Aquí enlazamos con la senda de Los Estrechos.
Seguimos de frente dirección al Colladillo.


 Vistas del estrecho de Chillapájaros desde la senda de Los Estrechos.


 En este tramo de senda también son evidentes y visibles los estragos del temporal. Parece como si un ciclón hubiera pasado por aquí. Nunca había visto nada parecido.


 Encontramos este curioso peirón en el sendero.


 Vistas del valle. Vista parcial de Montanejos en primer plano y de La Alquería detrás.


 Y La Copa, a la que subimos esta mañana.


 Y llegamos al Colladillo.

Pero un segundo imprevisto, este más esperado y posible, nos imposibilitó acabar la ruta como estaba prevista. Se trata del tramo de senda que sube desde aquí hasta Los Castillejos. Apenas habíamos avanzado unos doscientos metros, una maraña de pinos, insalvable, cortaba el paso y difuminaba la senda totalmente, impidiendo seguirla; por lo que tuvimos que retroceder y bajar por la senda de la Cueva Negra. 


 Iniciamos animados la senda a Los Castillejos.


Pero a los pocos metros, una nueva muestra del daño provocado por el temporal, nos impide proseguir. Una maraña de pinos, insalvable, nos impide continuar. Hicimos algún pequeño intento, pero no era el momento de intentar cosas difíciles y decidimos volver sobre nuestros pasos para bajar por el tramo de senda oficial.

 Regresamos al Colladillo y bajamos dirección Montanejos.


 En esta senda oficial seguimos viendo las actuaciones realizadas que hacen posible el tránsito por aquí.


 Bajamos y llegamos hasta este cruce con la recién bautizada "Senda familiar". Nosotros seguimos de frente.


 Afortunadamente,  esta senda transcurre en su totalidad bajo los pinos lo cual es muy de agradecer cuando los calores aprietan.


 Vemos también paneles informativos nuevos de flora y fauna de la zona a raíz de la inauguración de la "senda familiar".


 Vista desde la senda de la Fuente de Baños.


 Pasamos junto al cruce con la subida a la Cueva Negra, que en esta ocasión dejamos para otra ocasión.


 Último vistazo al Morrón.


 Último saludo a La Copa.


 Restos del antiguo pavimento que evidencia que estamos ante una senda de herradura.


 Y finalmente, llegamos al cruce con la senda de subida a Los Castillejos. Por aquí hubiéramos salido de haber podido venir por la senda que subía desde el Colladillo.


 Salimos a la carretera.
Seguimos por nuestra derecha.


Seguimos dirección Montanejos. 
Cruzamos el puente sobre la Maimona.


 Vemos la afluencia del Maimona al Mijares.


 Entramos en Montanejos. 
Treinta y un grados nos reciben.


 Y llegamos de nuevo a la Plaza, donde damos por terminada está accidentada ruta.




 Y como colofón a esta estupenda jornada, no podía faltar la comida de rigor. En esta ocasión el Asador del hotel Gil fue el lugar elegido.


La carne asada es la estrella de este asador.
Estupendo punto y final para esta bonita ruta.


Resumiendo, una pena de ruta porque de no encontrarnos con el problema de la puerta que cierra el embalse a los peatones, estaríamos ante una recorrido muy entretenido, con alicientes suficientes para poder ser realizada por muchos senderistas. Esta traba pone muy difícil la realización de esta ruta. Una lástima.


La ruta en el mapa.




La ruta en Wikiloc.





Powered by Wikiloc



Película.



12 comentarios:

  1. Preciosa ruta que nos preparó nuestro buen amigo Emilio Vera, excelente conocedor del término de Montanejos con extraordinarias vistas y paisajes. Todo un regalo para los sentidos. Emilio-Ro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Emilio! Disfrutamos mucho del día a pesar de los contratiempos. Aún así me queda la espinita de no haber hecho la ruta que me había propuesto en principio (aunque era muy similar).
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Hola Emilio!

    Acabo de quedarme sorprendido con esta valla que han puesto...
    Hay que mirar que no sea ilegal, ya que por ahí pasa un sendero que es la única forma de llegar a según que sitio y existe la ley de servidumbre de paso, por lo que no te pueden impedir cruzarlo.
    Lo único que van a conseguir es que alguien un día vaya con una cizalla y la corte.
    Por el resto, la ruta muy interesante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola David! Pues yo me quedé de piedra. Esa puerta corta muchos accesos a ruta muy interesantes de la zona. Ha sido un mala decisión para los senderistas. Esperemos que recapaciten. Ruta bonita y con muchos alicientes para ser realizada. Ahora ya es más difícil.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Emilio... como técnico de senderos de la federación y últimamente yendo mucho a montanejos... me sorprendio como a ti que el GR7 este cortado por una valla a la altea el desvío del monte copa. .. eso es lo de menos... pero lo que tengo denunciado es las señales que se han sacado Blanca-Roja-Blanca que es el GR7 solañado con el sendero de los estrechos que se han invertido radio la marca Blanca-Blanca... para flipar... y ahora encima me dices que esta esa puerta en el embalse... pues tines razón en que es reciente. Pues en febrero no estaba ...y bueno lo que dices que han cambiado el panel del monte copa bien... pero el resto de señales del GR7 es una vergüenza. ..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Unknown! El GR estaba cortado con un cable de los que se colocan para que el ganado no se salga. Lo pudimos abrir y lo volvimos a cerrar. En cuanto a la señalización, pues de acuerdo contigo. Y también es cierto que hay tramos donde las señales del GR se han borrado y hay tramos que cuesta seguir por esta falta de señalización, tanto dirección la Artejuela como dirección Montán. Y el remate es la puerta en el embalse que corta el paso al otro lado e impide la realización de muchas y bonitas rutas por la zona.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola Emilio
    No se cual será el motivo de esa puerta, pero que se preocupen también de limpiar y quitar todos esos pinos que una vez esten secos completamente ya veremos lo que pasa....
    Nosotros en una ruta de hace poco en Arañuel, también vimos un montón de pinos caidos por el temporal de este invierno.
    Esperemos que le den solución pronto.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Jose! Pues lo de la puerta lo cierto es que interrumpe un paso hacia la otra orilla del pantano que ofrece muchas posibilidades senderistas y las ha cortado de raíz. Una pena porque los senderistas no hacemos mal a nadie pasando por ahí. En cuanto a los pinos, es un gran problema.Ha sido como si un ciclón arrasara la comarca. Dudo mucho que se lleguen a quitar. Eso supone mucho esfuerzo, tiempo y dinero y no creo que se vaya a hacer. Ya sería bastante que, como ya han hecho en algunas sendas (las más transitadas), las limpien para poder pasar mínimamente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Emilio...
    Vuelves a sorprendernos con otra bonita ruta por Montanejos,como nos tienes ya acostumbrados.Creo que ya hace un tiempo te comente la posibilidad de agrupar todas esas rutas que tan bien conoces por esa sierra de Montanejos y veo que ya le has dedicado una ''suculenta pagina'',donde nos podremos informar de primera mano...jejeje
    Sorprendente lo de la valla y aquí,creo que entran factores como el que comenta David y que sea paso de servidumbre y por supuesto,el porque de su colocación.
    Sobre las prohibiciones de paso,ya hemos comentado en mas de una ocasión y recuerdo que en la Sierra de Gudar,por la Masía del Colmillo,había una señal de prohibido el paso,luego me informe y resulta que esta puesta para la gente que ''arrambla'' con todo a la hora de coger setas,ya que ese camino,también era y es de servidumbre,entre Mora de Rubielos y Valdelinares.
    Lo dicho,otra magnifica ruta por Montanejos y esperemos que lo de la valla,se aclare...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Juane! Montanejos puede dar mucho de sí y se pueden utilizar múltiple variables como en este caso, aunque con la dichosa puerta va a ser más difícil. Parece ser que el Ayuntamiento de Montanejos va a preguntar el motivo de la instalación de la puerta e intentar que se pueda pasar. Esperemos que recapaciten, porque la puerta no protege nada ya que se puede acceder por la otra parte hasta allí. En fin, intentemos que se arregle por el bien de todos. En cuanto a la página de rutas sólo por Montanejos, me pareció excelente tu sugerencia y me puse manos a la obra. Creo que es un acierto. Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Emilio!!! Sobre el destrozo de los pinos, ya tenía constancia pero al igual que a todos, me ha sorprendido una vez más esa desafortunada acción de poner puertas a todo. Gracias a que eres un magnífico montañero y gran conocedor de estas montañas, porque de otra manera se podría haber generado una situación complicada. No sabemos que razones habrán llevado a esta decisión, pero esperemos que se solucione de manera coherente para todos, porque como bien apuntas, es un paso clave para muchas y magnificas excursiones por la zona.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola,Álex! Lo de los pinos es espectacular. Todo el Alto Mijares se ha visto afectado. Es como si hubiera pasado un ciclón que hubiera arrasado con todo. Una pena, pero a ver si al menos se limpian los senderos. En cuanto a la puerta, pues nada más que lo ya comentado más arriba. Menos mal que encontramos la solución, sino habría que haber retrocedido por donde vinimos, rompiendo la ruta por completo.
      Un abrazo

      Eliminar