Seguidores

martes, 22 de diciembre de 2015

EL RATLLA.


Preciosa ruta circular, en sentido dextrógiro, en la vertiente más oriental de la sierra de Corbera, en forma de raqueta, que, partiendo de Tavernes de la Valldigna, sube por la senda "dels Amoladors o de les Revoltes", pasa por la fuente de la Sangonera y nos lleva hasta el tossal de Massalari (599 m), el tossal de Germanells (589 m), el pilón de los cuatro términos y al final de este cordal, al vértice del Ratlla (625 m). Después de recorrer este bonito cordal, regresamos por el mismo camino (el mango de la raqueta) hasta la fuente de la Sangonera y nos vamos hasta el vértice geodésico de Cruces (540 m) y al fabuloso mirador del Alto de las Cruces sobre Tavernes de la Valldigna. A continuación nos toca volver hasta esta localidad por otra vertiginosa y bonita senda (no tanto como la "dels Amoladors") con mucha pendiente, que pasa por la fuente de Cantús (con escaso caudal) y nos devuelve al punto de partida.

Se trata de una ruta altamente recomendable porque disfrutas de espectaculares vistas durante todo el recorrido. Para realizar esta ruta, bastante bien señalizada, utilizamos los PRV-40 y PRV 38 y alguna variante de ellos. La comenzamos en el cruce de las calles Gómez Ferrer y Cid Campeador. Recorreremos un camino junto al canal de defensa que protege a Tavernes de las aguas de lluvia que puedan bajar por las laderas de la montaña y los peñascos que puedan arrastrar y enlazamos con la senda "dels Amoladors" desde allí iniciaremos un fuerte ascenso por el barranco de la Peña Roja , pero que se lleva bien por el trazado zigzagueante de está bonita senda. Llegaremos, tras esta ascensión, al plano de la Sangonera y ahora por un terreno algo más llano, nos acercaremos a la fuente de la Sangonera donde podremos descansar y beber. A continuación, nos dirigiremos hacia el oeste para recorrer un cordal rompepiernas que alterna puntales y collados hasta culminar en el véritce del Ratlla. Hasta éste, pasaríamos por el Massalari, el Germanells y el pilón que separa los cuatro términos municipales que aquí convergen (Tavernes, Benifairó de la Valldigna, Alzira y Favara). Recorriendo este cordal, algo incómodo de caminar por el tipo de terreno por el que discurre. disfrutaremos de espectaculares vistas en 360º (Cullera, el Mediterráneo, Mondúver, más al sur el Benicadell y el Montcabrer, la sierra de les Agulles, los valles de la Valldigna, la casella, la Murta...). Retornamos a la fuente de la Sangonera y ahora nos tocará subir de nuevo un desnivel de 100 m hasta llegar hasta el Alto de las Cruces, donde visitaremos su vértice geodésico y disfrutaremos de las vista de Tavernes y el valle desde la gran cruz metálica que domina la población. A partir de aquí, una fuerte bajada (la haremos con cuidado sobre todo en algún tramo) nos llevará hasta el punto de partida. Aquí terminará una espectacular ruta que nos habrá hecho disfrutar de lo lindo.


Llegamos a Tavernes con una espesa niebla que cubría todo el valle. Poco a poco se fue disipando a medida que el sol empezó a apretar, pero aún así, no llegó a levantar del todo. De esta menera, la primera parte de la ruta tuvo el añadido de la niebla que dio un toque particular a las fotos, como ahora veréis.


 Empezamos la ruta junto a este panel y aprovechamos para hacernos la foto de grupo: de izquierda a derecha servidor, Ricardo, Emilio Romero y Rafa.


 El Alto de las Cruces atrae nuestra mirada. Al regreso pasaremos por su cima.
Como se aprecia, la niebla no deja verlo con nitidez.


 Empezamos a caminar por un paseo junto al canal de defensa que protege la población del agua y los posibles desprendimientos que puedan caer de la montaña. El paseo transcurre paralelo a la localidad, por su parte más alta, por lo que desde él podemos disfrutar de una panorámica de la población si la niebla no lo impide como en esta ocasión.


 Esta primera parte del recorrido transcurre por terreno totalmente llano y con la excelente vista de las Cruces.

 El gato posó para nosotros.


 En todo el recorrido encontraremos paletas como las de la foto que nos ayudan a seguirlo sin demasiados problemas. También encontraremos las marcas blancas y amarillas, aunque en algunos sitios haría falta repintarlas.


 Seguimos por el cómodo paseo.


Tavernes bajo la niebla.


Pasamos junto a la ermita del calvario.


 Y el mirador esperándonos.


 Termina el camino enlosado y empezamos a caminar por tierra.


Alto de las Cruces.


 Hacia el sur, las antenas delatan la cima del Mondúver .


 Y las acercamos con el zoom.


 Aquí lo vemos en la distancia con el Peñalva a la derecha.
Y fijaos la niebla como cubre totalmente el valle.


 Dejamos el paseo y empezamos a caminar por senda.


 Sale a un camino que nos acercará a terrenos de naranjos.


 Poco a poco nos acercamos a la base del barranco.


 Pasamos junto a esta caseta. Al parecer corresponde a un antiguo campo de tiro.


 Y aquí comienza la senda histórica de "les revoltes o dels amoladors" como reza el panel de madera. Se trata de una zigzagueante senda muy bien conservada que nos llevará hasta el plano de la Sangonera. Es una verdadera maravilla y una gozada subirla.


 Dejamos este desvío a la derecha hacia la zona de escalada.


Y seguimos subiendo de manera continuada.


Nos volvemos de vez en cuando para ver el valle envuelto entre la bruma.
En la imagen Benifairó de la Valldigna.


Seguimos ascendiendo por esta bonita e histórica senda que conserva el empedrado en algunos de sus tramos.


Es una maravilla ascender entre estas paredes de manera tan cómoda.

Panorámica del valle de la Valldigna desde la senda dels Amoladors.


 Aquí dejamos a la derecha el enlace con la senda de los Borregos. Hubiéramos podido cogerla abajo para llegar hasta aquí, pero nos gustaba más la variante de la senda dels Amoladors.


De vez en cuando nos detenemos a disfrutar del paisaje y a tomar aire. 
En la foto podemos observar lo sinuoso de la senda. 


Pasamos junto a esta curiosa formación rocosa que nos recuerda a la cabeza de un caballo.


En esta foto apreciamos ya la altura que hemos alcanzado.


Ya nos queda poco para llegar hasta el plano de la Sangonera. La senda ha pasado a la otra vertiente del barranco. Pero antes nos detenemos a mirar por dónde hemos subido. 


Fijaos el trazado de la senda. Nos recuerda a los escalones de la catedral del senderismo.


Subimos hasta la meseta entre estas carrascas.


Una vez en la loma, podemos aliviarnos un poco de la fuerte subida.


Desde aquí podemos disfrutar ahora del valle cuando la niebla se ha desvanecido, aunque aún quedan restos. 
Benifairó en primer término y Simat al fondo.


Ahora podemos captar mejor el monasterio de la Valldigna, oculto antes por la niebla.


Llegamos enseguida a esta bifurcación donde hemos de decidir por qué lado vamos a la Sangonera. Por ambos podemos llegar. El ramal de la izquierda es más largo. El de la derecha es más corto. Elegimos éste porque sabemos que la ruta de por sí es larga. Si podemos reducir algo el tiempo mejor.


La senda sale a este camino por el que seguimos unos doscientos metros.


Lo abandonamos en este punto dirección a la fuente de la Sangonera.


Desde esta zona ya podemos disfrutar de vistas hacia el norte. Reconocemos enseguida Cullera con su montañeta, también envuelta entre la bruma.


Acercamos con zoom para ver mejor la zona de antenas.


Seguimos a la derecha dirección a la fuente.


Enseguida llegamos al paraje de la fuente de la Sangonera. Hay mesas y puede ser un buen lugar para almorzar. Pero nosotros decidimos seguir, aunque paramos a beber y descansar un poco.


Aquí tenéis la fuente, con poco caudal pero suficiente para poder beber.


Foto de recuerdo.


Uno de los bancos de esta zona donde podemos descansar un rato.


Vistas de Cullera desde el paraje de la fuente de la Sangonera.


El castillo de Cullera.


Dejamos la fuente y volvemos al camino dirección al Massalari. A la vuelta volveremos a pasar por ella.

Aún seguimos caminando por terreno más o menos llano. Pero dentro de poco esto dejará de ser así. Mientras disfrutamos de las vistas, aunque matizadas por la neblina.


Caminamos por senda entre arbustos y monte bajo, aunque algunos pinos y carrascas encontramos en algún tramo.


Desde la lejanía atisbamos ya las paletas de nuestro próximo objetivo: el puntal del Massalari.


Ahora volvemos a subir de nuevo moderadamente pero vamos a recorrer un cordal rompepiernas con contínuos subeybajas entre collados y puntales hasta llegar al Ratlla. Debido a la altura que vamos adquiriendo disfrutamos de buenas, aunque no lo nítidas que quisiéramos, vista de la costa.


Al sur la sierra de la Agujas también es perfectamente reconocible.


Avanzamos hacia el Massalari, con fuerte pendiente.


Puntal del Massalari (602 m).


Paletas cimeras en el puntal del Massalari.  Excepcionales vistas en 360º


Y frente a nosotros, nuestro objetivo prinicpal: el Ratlla. Aún nos queda un poco para llegar. Tiene muy buena pinta.


A nuestros pies Favara.


Foto de recuerdo en el Massalari que nos hicieron unos amables senderistas.


Y seguimos nuestra marcha con diferentes toboganes y por el cordal con vistas a ambas vertientes.


Y llegamos al puntal dels Germanells (589 m).


Seguimos disfrutando de las mismas y excelentes vistas.


Pero seguimos camino, que aún nos queda. Parece que nunca llegamos.


Llegamos al pilón de los cuatro términos. En él coinciden los términos municipales de Tavernes, Benifairó, Favara y Alzira.

Foto en el pilón de los cuatro términos (foto de Ricardo Vivó).


Seguimos caminando por el cordal. Es un caminar incómodo porque la piedra caliza está muy afilada y presenta cantos que impiden caminar plano y te hacen ir mirando bien donde pisas.Vista atrás del tramo recorrido.


Panorámica desde el cordal hacia el mar.


Hacia el norte, acertamos a ver muy lejos y entre la niebla, la silueta del Benicadell y algo más al fondo la del Montcabrer. Como la atmósfera no era la mejor para hacer fotos, hicimos ésta del Benicadell pero no lo intentamos con la del Montcabrer.


Aún no llegamos, Se hace eterna la llegada al Ratlla.


Pero recorrer el cordal tiene estas panorámicas que nos consuelan del esfuerzo.


Subiendo al Ratlla (foto, Ricardo Vivó).


Por fin, y con alguna pequeña trepada, llegamos al hito del Ratlla (625 m).
Al parecer el poste del vértice ha desaparecido.


Foto de recuerdo.


Desde la cima tenemos vistas en 360º que nos fascinan.
En la foto, el Ouet.


Buzón de firmas en el Ratlla.



Buzón de firmas. Detalle.



Éste sí que era un buen lugar para el almuerzo. Todo un lujo poder almorzar en un lugar como éste.


Llaurí desde las alturas.


Corbera.


El blanco letrero de la montaña de Cullera.


Sueca entre arrozales.


Fortaleny y Sueca detrás.


De nuevo la silueta del Mondúver.


Antes de dejar esta excelente atalaya, otros amables senderistas nos hicieron la obligada foto de grupo.


Tras disfrutar de las vistas y del almuerzo, toca volver sobre nuestros pasos y retomamos el cordal.


Un vistazo atrás para ver lo recorrido.


Pasamos de nuevo por la fuente de la Sangonera y nos detenemos a beber un poco de agua. Ya llevamos buen tramo y nos queda aún mucho por recorrer.


Seguimos el sendero y en este punto nos vamos a la izquierda dirección Alt de les Creus- Fontetes de Cantús.


Pasamos por este corral en ruinas.


Al poco de pasar el corral, pasamos junto a esta calera.

Seguimos caminando por un terreno más o menos llano, aunque empezamos a subir porque tenemos que llegar hasta el alto de las cruces y hemos de salvar un desnivel de unos cien metros.


En este punto, un depósito de plástico nos marca el desvío de la senda hacia el vértice de Cruces.



Vértice de Cruces (540 m).


Foto de grupo en el vértice.

Foto individual.


Y buzón de firmas.


Desde el vértice, las vistas con espectaculares,



Un poco más abajo, nos acercamos al mirador de la Vallldigna, junto a la cruz metálica y obtenemos unas excelentes vistas del valle.


Posando en el Alto de las Cruces (foto, Ricardo Vivó).


Tavernes en primer plano.


Ahora enfilamos la senda de descenso y nos dirigimos a la fuente de Cantús.


La costa de referente en este primer tramo de bajada.


La senda da un rodeo hacia la izquierda y empieza a bajar.


Seguimos de frente.


La senda nos conduce hasta el barranco de la fuente de Cantús y los restos ibéricos de los Castellets.


La senda tiene bastante pendiente en su comienzo. En su punto medio llanea un poco y el tramo final se vuelve a empinar. En todo el tramo deberemos bajar con cuidado.


Enseguida llegamos a la fuente de Cantús, con un pobre caudal.


Y seguimos disfrutando de la bajada (foto Ricardo Vivó).


Esta senda, también es espectacular, aunque no tanto como la dels Amoladors (foto, Ricardo Vivó).


Bajamos con cuidado.


Algunos tramos de senda son bastante aéreos.


Ya tenemos a un tiro de piedra Tavernes. 
Tenemos ganas de llegar. La ruta ha sido durilla.


Dejamos el desvío a Castellets, restos de un poblado ibérico pero al parecer no se aprecian bien y el camino no está nada claro.


Abordamos los últimos metros de senda.


La senda termina junto a un depósito de agua.


A partir de aquí, ya sólo nos queda recorrer unos metros para llegar hasta los coches.


Enfilamos este camino y enseguida volvemos al paseo junto al canal de defensa y en pocos metros al coche.


Paseo junto al canal de defensa. Ya hemos terminado prácticamente.

Y acabamos por fin tras poco más de seis horas y media.


Un buen arroz a banda en el restaurante Víctor puso punto y final a esta recomendable ruta.



La ruta en el mapa.



La ruta en wikiloc.




Película.


18 comentarios:

  1. Fascinante Emilio!!! Me encanta esta sierra, cada vez que voy la disfruto muchísimo y no es para menos, las vistas son impactantes y además hay numerosas posibilidades con diferentes itinerarios. Algo parecido hicimos hace años pero sin llegar al Ratllá. Este pico lo subimos en otras ocasiones y las vistas como bien has reflejado son de diez.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Álex" Como dices, es una sierra con muchas posibilidades y todas ellas sobresalientes. Para repetir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Hola Emilio!

    Muy bonita ruta.
    Ya hace algún tiempo que hice parte del PR-V 40 para realizar la ferrata de "Les Marujes", que en primer termino cruza el barranco de la Peña Roja por un puente tibetano al poco de empezar a zigzaguear para tras ascender un poco subir por las paredes de la Peña Roja.
    Tal y como dices en según que zonas se hace difícil caminar a causa de las afiladas aristas de la roca caliza, ero eso lo hace aún más interesante.
    A ver si algún día te animas y te vienes a hacer alguna ferrata sencilla.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola David! Pues ahora tienes que volver para realizar la vuelta y recorrer el cordal. Se disfruta muchísimo. En cuanto a lo de acompañarte a alguna ferrata lo veo difícil. Mis doloridas rodillas no podrían con ello.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Excelente recorrido el que nos propones Emilio, con ese zigzageante sendero, ese cordal rompepiernas y unas cuantas cimas, modestas pero de bonita presencia, y menudas vistas durante toda la ruta, pese a la neblina, con los que has cazado en esta ruta casi te da para hacer una nueva entrega de Pueblos desde las Alturas jeje.
    Después de una ruta exigente como esta el arroz a banda sienta mucho mejor.

    Un abrazo, y felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dani! Es una ruta fabulosa. A mí me ha encantado. Tiene de todo y esas vistas de la costa tan cercana le dan un plus de belleza y vistosidad. Vale la pena. En cuanto a los pueblos desde las alturas, la verdad es que había muchos. Como dices, dan para un nuevo capítulo de mi serie.
      Un abrazo y felices fiestas.

      Eliminar
  4. Hola Emilio
    Me gusta esta sierra y aparte de la montaña, lo mejor son las vistas que tenenos durante todo el recorrido, por aquí hay muchas opciones de rutas y cualquiera de todas ellas está muy bien.

    Después de una ruta de estas un arroz a banda con los colegas, es una maravilla jajaja

    Un abrazo Y Feliz Navidad
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose! Bonita sierra. Sus espectaculares vistas la hacen muy aconsejable cualquiera que sea el recorrido elegido. El arroz nos supo a gloria.
      Un abrazo y Feliz Navidad.

      Eliminar
  5. Hola Emilio!

    Nosotros hicimos un itinerario similar pero desde Favara. Ese mismo día planeamos realizar una ruta similar a la tuya y todavía la tenemos pendiente. Con tu permiso cogeremos tu track un día de estos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jesús! Disfrutaréis de buenas vistas y de la senda dels Amoladors, que es una maravilla.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Hola Emilio...
    Vuelvo de nuevo a las visitas Blogueras...jejeje...
    Una muy buena ruta,haciendo esa raqueta...Como bien dices,esa subida por la senda dels Amoladors,recuerda a la Catedral de Fleix,muy buena esa subida.La senda por la cresta hasta el Ratlla ofrece vistas magnificas,mires hacia donde mires.Me ha gustado mucho el pedazo de zoom del castillo de mi pueblo....jejeje..
    La bajada por la parte de Les Creus es empinada...jejeje,pero buena senda también y el remate final con ese arroz...buff...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juane! Preciosa y dura ruta para disfrutar de las excelentes vistas de la costa, con Cullera como referente durante casi todo el recorrido (no podía faltar el zoom). La senda dels amoladors es una maravilla y la de bajada también, aunque menos trabajada. Y el arroz, el colofón del día. Lo peor, mi lesión de rodilla que me tendrá apartado unos meses (espero) de la montaña.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Emilio!
    Como siempre fantástica.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola José Vicente! La disfruté mucho a pesar de lo masl que iba con mi rodilla. Recomendable.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Esta ruta tiene una pinta "maravillosa",con la buena descripción que nos das y esas estupendas fotografías apetece realizarla.Estupenda entrada Emilio. Un saludo desde Asturias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Desde luego, la ruta merece la pena. Las vistas son impresionantes, a pesar de la poca altitud de las montañas. Pero al estar tan cercanas a la costa, las vistas son siempre espectaculares.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. Hola Emilio!!
    Estava pensant en fer esta ruta, té molt bona pinta!!
    Creus que fer-la al revés és menys dura? per desgràcia els genolls no aguanten molt bé tant de moviment.
    Per cert, una entrada genial!!
    Un abraç.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ignacio! És una ruta espectacular i prou dura. Jo pense, com recomane en el track, fer-la en el sentit contrari al que jo la vaig fer. Crec que és menys dura que de l'altra manera. De totes formes, els teus genolls es resentiran igualment, per què el cresteig és un trencacames. No és per desanimar-te, ni molt menys, peró en aquesta ruta se me va trencar el menisc i vaig perdre part de cartílag. Però pense que tú eres més jove i no tindràs cap problema. Gaudix de la ruta.
      Una abraçada.

      Eliminar