Seguidores

domingo, 23 de octubre de 2011

MONTANEJOS (Y ALREDEDORES) INÉDITO




Montanejos desde la senda de la Copa.

Más de 20 años veraneando en Montanejos dan para mucho. A lo largo de todo este tiempo he tenido ocasión de recorrer a fondo y en repetidas ocasiones toda la zona. En esta entrada mostraré algunos lugares poco conocidos o visitados; otros, vistos desde un punto de vista diferente  al que suele ser habitual; algunos que han cambiado a lo largo de los años… Espero que distraiga tanto a los que conocen la zona como aquellos que no la conocen. Espero que a estos últimos les mueva la curiosidad para visitar esta preciosa zona del Alto Mijares tan espectacular por su naturaleza.



Como podréis comprobar, muchas de las fotos no tienen la calidad de las de hoy en día. El motivo es claro: están hechas con las antiguas cámaras de carrete y no de las mejores, sino de cámaras normales. La más recientes ya mejoran la calidad. Espero que el lector sepa perdonar este defecto técnico y que sepa apreciar el valor de estos documentos singulares.

Foto de Montanejos desde la senda de la bojera hecha en el año 1995.

Misma foto hecha en el 2011. Ha aumentado el número de edificios.

Aunque el ángulo de la foto no es el mismo en ambas, sí es suficiente para observar que el pueblo ha crecido en estos últimos 16 años de manera visible.

En la siguiente foto vemos el puente de San José en plena restauración


Ahora ofrece esta bonita estampa al anochecer gracias a la iluminación que se le ha  instalado.


El “pontet”, tan concurrido y bullicioso en verano, presenta esta imagen solitaria y tranquila en invierno.

Vista del Mijares desde el “pontet” al altardecer

El Mijares curso abajo desde el pontet (invierno).

El Mijares curso arriba desde el pontet (invierno).

El molino es una zona del río poco concurrida, preferida normalmente por los jóvenes que buscan algo más de tranquilidad.

Recodo del Mijares en el Molino.

El camino que nos lleva a la Fuente de Baños nos permite contemplar bellas perspectivas como la de la imagen. En la pared escarpada de la derecha podemos encontrar en algunas ocasiones cabras montesas como las que apreciamos en las siguientes instantáneas.

Camino que nos lleva, tras un agradable paseo junto al río, a la Fuente de Baños.

En el centro de la imagen podemos ver una familia de cabras montesas.

Aquí, la misma familia de cabras se aprecia con más nitidez.

En las dos fotografias  siguientes podemos ver el cambio sufrido en la Fuente de Baños. En la primera foto tomada en 1995 se aprecia el edificio que albergaba los servicios y el panel de aluminio metálico (feísimo por cierto) que contenía los 8 caños de la fuente.

En la segunda, se ve el nuevo edifico de los servicios, un chiringuito, y  la pared de piedra que alberga los 7 caños actuales (uno está inhabilitado). Este conjunto es estéticamente más bonito y está más integrado en el paisaje en el que se encuentra.


En la siguiente foto podemos apreciar el recodo que el río hace en la Fuente de Baños. esta vista es la que estamos acostumbrados a ver.


 En esta siguiente foto vemos el mismo recodo pero visto desde la carretera.

Esta foto la tomé en el año 95. En la actualidad la piedras grandes que se aprecian han sido quitadas.

En los otoños o en las primaveras lluviosos, las aguas del barranco de la Maimona bajan con fuerza e inundan las orillas del río. Las aguas adquieren entonces un color marrón debido al arrastre de arena.


En esta foto el agua pasa por encima del pontet en una primavera lluviosa.

En este punto el agua del barranco de la Maimona afluye en el Mijares.

En esta foto vemos el mismo punto anegado por el agua en una lluviosa primavera.

La finca de la Maimona, situada al comienzo del barranco del mismo nombre, presenta este aspecto en invierno, cuando las hojas de los árboles se han caído. En verano, la frondosidad de la arboleda impide que se vea en su totalidad.

La Maimona en invierno, plenamente visible.

El mismo edificio presenta esta inédita vista de su parte trasera desde la senda del cinglo de los Castillejos, por encima del albergue de escaladores.

Vista trasera de la finca de la Maimona.

Ahora me gustaría mostrar tres de las numerosas fuentes que podemos encontrar en la zona. Empezaremos por la Cerrada. Fuente de estupenda agua que podemos ver en la foto en invierno. Durante el verano los plátanos cubren con su sombra el lugar, convirtiéndolo en punto de descanso y tertulia para visitantes y veraneantes.
La Cerrada.

La siguiente es una fuente entrañable. No pertenece exactamente a Montanejos, sino a Arañuel. La localizamos en el barranco de Palos, a tres km. por la carretera de Zucaína. Es la fuente del Señor. Su caudal es pequeño como puede verse, pero siempre constante, aunque el año haya sido seco. Su agua es fresquísima.

Fresca agua de esta sencilla fuente del Señor.

La siguiente fuente es la de los Tres Hermanos. La podemos encontrar subiendo a la Copa, junto a un corral. En la foto apreciamos su nacimiento.

Fuente de los Tres Hermanos.

Ahora echaremos un vistazo a las cimas que rodean la localidad. Empezaremos por La Copa, cima que nos recibe majestuoso cuando entramos en Montanejos.

Monte La Copa (843 m) desde el Cinglo de los Castillejos.

Saliendo de Montanejos, cruzando el puente sobre el barranco de la Maimona, a nuestra izquierda podemos ver La Rosada (950 m.)

Perfil de la Rosada, que bordea el barranco de la Maimona.

El Morrón de Campos, máxima altura de zona (971 m.). Esta vista está tomada desde la senda de la Bojera.

En la cima del Morrón apreciamos la caseta forestal junto a la antena de comunicación.

El perfil afilado y peculiar del Cinglo de los Castillejos.

El Cerro del Castillo tiene a sus pies Montanejos a un lado y Las Alquerias de Montanejos a otro, como vemos en la foto.

Preciosa vista del valle.

En la cima del cerro del Castillo encontramos los restos del aljibe  que podemos ver en la fotografía.

Aljibe del castillo.

 Resto de lo que parece una torre del castillo (año 2013).

En dirección hacia el pantano de Arenoso encontramos uno de los rincones más espectaculares de la zona: el estrecho de Chillapájaros. Vamos a ver este precioso lugar desde diferentes puntos.

Esta es la perspectiva de los estrechos que podemos ver desde la carretera, la más usual.

Estas dos fotografías nos muestran los estrechos desde el nivel del río.


Los orificios que se aprecian en la pared rocosa son dos miradores que hay en el túnel de la carretera a la Puebla de Arenoso que atraviesa la montaña en este lugar.

Los mismos miradores vistos desde la senda de los estrechos.

Bella imagen de los estrechos a nivel del Mijares.

En esta foto vemos los estrechos ,esta vez desde la altura del Cinglo de los Castillejos.

A esta altura del río, se encuentra el pequeño embalse de Cirat (que apreciamos en la foto), que recoge las aguas del Mijares y a través de tuberías las conduce hacia Cirat, a una pequeña central eléctrica. En la siguiente instantánea podemos ver este pequeño embalse desde la senda de los estrechos.

Embalse de Cirat.

Siguiendo por la senda de los estrechos llegamos a otro rincón bastante desconocido del río. Acostumbrados a la mansedumbre de sus aguas a su paso por Montanejos, nos sorprende en esta zona por la bravura de sus aguas, que nos recuerda a ríos del norte de España. Esta cualidad hace que en este tramo se practique el piragüismo y el raftin.

El río Mijares baja bravo en este punto.

Practicando piragüismo de aguas bravas.

En este tramo, la senda llega a un punto donde para cruzar el río existe un puente, recientemente restaurado cuando se marcó el sendero de los estrechos. Ahora veréis dos fotos donde se aprecia este cambio.

Esta foto está hecha en 1994. Entonces no existía el sendero como tal y poca gente se aventuraba por esta senda. El puente presentaba un estado de abandono, con las tablas del suelo en malas condiciones que hacía peligroso cruzarlo.

En ésta, hecha en 2010 y prácticamente los mismos protagonistas, podemos observar cómo el puente se encuentra totalmente restaurado. Hoy se puede cruzar sin miedo.

Si seguimos por este sendero llegaremos al aliviadero del pantano de Arenoso. En él desagua el pantano con una espectacular cascada o cola de caballo que voy a mostrar desde diferentes puntos de vista.


Esta es la visión que encontramos si seguimos el sendero.

Una vez rebasado, podemos verlo desde este ángulo.

Visto de frente si subimos encima del tercer túnel. Ésta es una vista poco usual que poca gente conoce.

Cuando por necesidad la cantidad de agua desembalsada se reduce, la cola de caballo del aliviadero presenta este pobre aspecto (foto año 2012).

Finalmente, desde el Morrón de Campos, podemos contemplar esta espectacular panorámica del chorro del aliviadero del pantano.

Una vez llegados al pantano, podemos deleitarnos ante este lago artificial que según días y según la luz, podemos contemplar espectacualres vistas, donde el agua parece un espejo, reflejando en sus aguas los alrededores. En las siguientes fotos veremos el pantano desde la escollera y desde la zona opuesta. Luego veremos otra donde se aprecia el bajo nivel del agua en épocas de sequía.

El pantano desde el dique de escollera. En primer plano las grandes piedras que conforman el dique.

El pantano visto desde el castillo de la Viñaza, lado opuesto al anterior.

Esta vista está tomada en 1998 desde el Morrón y en ella se puede ver el bajísimo nivel del agua que incluso dejaba a la vista las ruinas de Campos de Arenoso, pueblo anegado por el pantano.

De camino a la Puebla de Arenoso, podemos desviarnos al castillo de la Viñaza, no nos defraudará. Hace poco realicé una entrada contando una reciente visita al mismo (Castillo de la Viñaza). De subida al castillo encontraremos la ermita de Los Ángeles (S. XIV) , restaurada recientemente y objeto de romería desde 2005, el día 2 de agosto.

Desde la distancia podemos ver la silueta de los restos del castillo, así como de la ermita de los Ángeles

Restos de una de las torres que se conservan.

Esta foto tomada en los 90, muestra la ermita de los Ángeles en total abandono. En su interior se apreciaba que era refugio de ganado. Su estado era deplorable.

En la actualidad está totalmente restaurada por dentro y por  fuera, lo cual nos alegra sobremanera. Se puede apreciar en esta foto el cambio para bien.

Y llegamos a la Puebla de Arenoso después de la visita al castillo y nos encontramos en la plaza de la iglesia con el edificio del Ayuntamiento, que presenta este peculiar aspecto.


Ayuntamiento de la Puebla.

La cola del pantano rodea a la Puebla por su base. Antes de existir el pantano, el río se cruzaba por un puente colgante que ya no existe en la actualidad. El arrastre de la tierra que la fuerza del agua de la cola del pantano estaba realizando en la colina donde está asentada la Puebla ,hizo recomendable realizar una obra de ingeniería que recondujera las aguas y redujera la erosión para que el pueblo no peligrara. Debido a estas obras, el puente colgante ya no existe. De todos modos, el puente no era visible si el nivel de agua del pantano era elevado. Pero los años en que este nivel descendía lo suficiente, era posible verlo y hasta cruzarlo, con precaución. Estas fotos refrendan lo que digo.


Foto tomada en el 97. El puente era poco visible. En épocas de mayor nivel de agua, era menos visible todavía.

Esta foto es de 1994. En ella se ve el puente perfectamente.

Foto realizada en 1999. En ella también es totalmente visible el puente colgante.

Esta foto muestra que era posible cruzarlo con precaución cuando quedaba al descubierto.

Los años de sequía el aspecto de la cola del pantano era éste.

Foto hecha en 1994. En el centro de la foto podemos ver el puente colgante. A la izquierda, sobre el montículo, la Puebla de Arenoso.

 En la actualidad están levantando esta pasarela sobre el encauzamiento del Mijares para permitir el paso al otro lado (foto de Nov. 2012).


La pasarela sobre el pantano ya está abierta a la circulación de personas con lo que ambas orillas ya vuelven a estar comunicadas (foto de Agosto de 2013).

En las proximidades de la Puebla se encuentra el pueblo abandorado de El Chorrico. En el camino desde la Puebla, si nos desviamos un poco de la senda, encontramos el Chorrador, bonito lugar que presenta una pequeña cascada.

Cáscada del Chorrador.

Otro rincón espectacular de Montanejos es el barranco de la Maimona. Aquí mostraré algunas imágenes, también como he hecho con otras, desde distintos puntos de visión.

Vista del barranco desde la senda de la Bojera. En ella se aprecia uno de los diques que se hicieron a lo largo del cauce, para contener la furia de sus aguas que bajaban con fuerza, hasta el punto de haber habido que lamentar la muerte de alguna persona en una de las riadas. 

Recodo del barranco desde el cinglo de los Castillejos.

Espectacular vista del barranco desde la cima del Morrón de Campos.

El barranco, que según temporadas, lleva bastante agua en su cauce como muestra la foto.En otras épocas se seca completamente.

En años de sequía, el barranco no lleva agua y pierde parte de su encanto (foto agosto 2012).

Por la carretera a Zucaina, en un desvío a la izquierda iríamos a la aldea de la Artejuela. En la actualidad esta habitada por un pequeño número de personas.

En esta foto del año 98, vemos el aspecto que presentaba la aldea desde la carretera.

Esta foto de este año, muestra la fuente del pueblo, con un agua muy fresca.

Si cogemos la carretera a Zucaína, a unos 2 km ,encontramos el desvío a Cortes de Arenoso. A unos 3 km del desvío, por un camino a la derecha que luego se transforma en senda, llegaríamos a la aldea abandonada de los Catalanes, en término de Arañuel. También se puede llegar ascendiendo por el barranco de Palos.En las últimas visitas era casi imposible caminar por algunas de sus calles debido a la maleza que cada vez es más tupida. En la siguiente foto hecha en la década de los 90, podemos ver la pequeña ermita del lugar, ya en fase de ruina.

Ermita de los Catalanes.

La siguiente foto muestra la que fue fuente de esta aldea ,que  por entonces ya estaba seca.

Fuente en las proximidades de los Catalanes.

Terminaremos esta entrada citando tres lugares con encanto. Primero, la ermita de Santa Ana, en la carretera a Zucaína a unos 13 km de Montanejos, junto a la rambla del mismo nombre y con una fuente de fresquísima agua.Lugar de romería los días 1 de mayo y 26 de Julio.

 

En segundo lugar, un rincón poco conocido muy cerca de la ermita de Santa Ana. Está a unos 3 km antes de llegar aquí. Frente a la Masía del Pozo, a la otra parte de la carretera, un camino nos lleva hasta una choza, junto a la que podemos ver un enorme pino centenario.


En estas dos fotos podéis apreciar el enorme tamaño del tronco

Y después, la masía Bagán, que aún presenta este aspecto más o menos bueno. Aunque su interior se encuentra en bastante mal estado, siendo peligroso entrar en ella. Se encuentra en el camino a Torralba del Pinar (GR 36), a unos 6 km. de Montanejos.

Masía Bagán, en término de Montán.

Finalmente, cerraré esta entrada con una fotografía del año 1994. Funesto año en el que tuvo lugar uno de los acontecimientos más tristes que he vivido durante estos años en Montanejos: el pavoroso incendio que tuvo lugar en julio de ese año. El incendio comenzó en Espadilla y durante varios días fue extendiéndose hasta llegar al término de Montán y el monte Pina. Arrasó unas 19.000 hectáreas. Aún hoy,17 años después, el monte está recuperándose. La tristeza que  producía tanta desolación es indescriptible y un sentimiento de rabia e impotencia se mezclaba con otro de pena y  desesperación.Nunca he visto nada tan deprimente como todo el monte quemado, gris y ennegrecido, arrasado y abrasado, sin rastro de ningún tipo de vida. Menos mal que la naturaleza es fuerte y consiguió sobrevivir.

El pavoroso incendio de 1994 en las proximidades de Montanejos, concretamente en el cerro del Castillo.

Espero que os haya gustado esta entrada y os haya hecho pasar un rato distraido.
Un saludo.
Ver todas las fotos.
Ver película.

22 comentarios:

  1. Bonita e interesante entrada Emilio. Me ha encantado ver esos rincones y parajes emblemáticos de Montanejos y sobre todo aquellas en las que mostrabas el paso del tiempo. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Saludos

    Qué buenos recuerdos al ver tus fotos

    Recuerdo haber estado en el puente colgante de Campos de Arenoso. Era la primera vez que veía un autentico puente colgante.

    Recuerdo el paso de piedras en la fuente de los baños. Incluso antes de esa fot, cuando todavía se podia recorrer el estrecho por el margen derecho

    Como no acordarme de los tablones del puente de la Senda de los Estrecho, no tan maltrechos como los tablones del Puente de Hierro, que se movían al pasar.

    Y, triste recuerdo el de aquella tarde en que se quemó el Monte Copa

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ahora que miro otra vez las fotos, ese es el incendio que se inició en Cirat.

    Ese día también estaba por allí

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado tu entrada, Emilio. Has hecho un reportaje muy amplio y completo, con esa serie de fotografías antiguas y de hoy. Montanejos siempre ha sido un centro veraniego de primer orden y hoy presume de tener una red de senderos inigualable.

    Mi enhorabuena por tu plausible trabajo.

    Un abrazo,

    Luis.

    ResponderEliminar
  5. Hola Emilio
    Gran reportaje, curioso y cultural con todo tipo de detalle del antes y depués de Montanejos...

    Un pueblo, el cual nos da mucho de sí tanto para invierno como para verano.

    Enhorabuena por esta entrada

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
  6. @trotasendas
    ¡Hola Trotasendas!La verdad es que el paso del tiempo es algo que te llama más la atención a medida que te vas haciendo mayor. Evidentemente, a mayor edad más capacidad de comparación de las cosas y de ver como han cambiado. Por eso este ejercicio de recuerdo que he hecho en esta última entrada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Tiocanya! Veo que compartes bastantes recuerdos conmigo de Montanejos.¿Vas mucho por allÍ?. A ver si nos vemos algún día y charlamos de estos y otros lugares y recuerdos comunes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. @Tiocanya
    Efectivamente Tiocanya. El incendio de la Copa fue menos virulento y sucedió un par de años antes, en el 92 creo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. @Luis G.
    Gracias Luis por tu comentario.Me gusta mostrar las cosas que me hacen disfrutar para que la gente pueda disfrutarlas también.De ahí el mostrar estos rincones de Montanejos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. @Jose
    ¡Hola Jose!
    Como le he dicho a Luis, me gusta mostrar las cosas con las que disfruto para que la gente las conozca y pueda disfrutarlas también. Esa es la idea de esta entrada en particular y del blog en general.Efectivamente, Montanejos da mucho de sí para cualquier época del año.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Emilio.Un muy interesante paseo por los parajes,la historia y el tiempo de las cosas y de las personas perfectamente representado en tu entrada y en las fotos,principales testigos mudos de un tiempo que todo lo cambia.
    Un abrazo.
    José Luís.

    ResponderEliminar
  12. Buen repaso a esta zona que a pesar de haber ido varias veces no conozco, mas que nada porque solo he ido a escalar, solo conocia el mas de bagan cuando hicimos la transcalderona y una cirucular por alli. Gracias por el articulo y haber si organizo alguna por alli

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Jose Luis!. Gracias por tu comentario. Efectivamente, aunque a veces parezca que no, el tiempo todo la va cambiando, lenta e inexorablemente y como muestra algunas de las fotos de la entrada. En nosotros también el tiempo va haciendo efecto, no solo en nuestro físico sino en nuestro interior.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola Bidari! Gracias por comentar. La verdad es que la zona bien se merece alguna ruta. No dudes en decirme si piensas hacer alguna. Estaría encantado de acompañarte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Emilio, una gran comparativa de distintos lugares en los que se nota el cambio sustancial que han tenido, en unos mas que en otros.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Que buenos recuerdos, me ha venido a la mente esos días de verano que nos desplazabamos toda la familia desde Cirat a la fuente de los Baños, como dice tio canya se poodía pasar al otro lado y caminar por el borde derecho hasta el final donde esta la cascada....
    Por contra esta el triste incendio del 94 que asoló toda la comarca..... buscaré fotos antiguas de la comarca y las escanearé....

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola Abi!. Como se aprecia en las fotos el tiempo va cambiando las cosas, unas más que otras. Pero su paso es inexorable. Nos toca reconocerlo e ir adaptańdonos a su marcha.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola Cirat! Yo el recodo de la cueva con el paso de arena a la derecha no lo he conocido.Lo he visto en fotos antiguas. En cuanto al indcendio fue devastador. Menos mal que la naturaleza resurge de sus cenizas y al final sobrevive a los desmanes de los humanos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Emilio.
    Ciertamente, veinte años dan para mucho.
    Y por lo que nos muestras, los has vivido y disfrutado, amado y fotografiado.

    Me han encantado las fotografias.
    Ver el paso del tiempo por los lugares, aunque en alguno, la mano del hombre, no ha sido muy acertada...
    La foto del incendio...
    El barranco...
    Las cabras...
    El pueblo transformándose con el paso de los años, con su puente restaurado...

    ¡¡La vida!! y ¡¡el tiempo!!

    Muchas gracias por compartir tus vivencias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Gracias a ti, Toñi, por acercarte a mi blog y comentar con tanta dedicación esta entrada. Precisamente es lo que pretendo: dar a conocer la naturaleza como fuente y camino de libertad y felicidad. Y qué decir del tiempo... Nos lleva con él y nos arrastra, no permitiéndonos retroceder. Hemos de seguir hacia adelante y disfrutar el presente, pero sin olvidar (que no añorar) el pasado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. hola,me parece una pasada de blog,me encanta montanejos es un autentico paraiso,el rio maimona tambien es un lugar para ver y disfrutar,he ido poco seguro que me queda mucho por ver,un saludo.

    ResponderEliminar
  22. hace unos dias fui al rio maimona empezando desde el hostal de montanejos y tras pasar un dique a poco mas de medio quilometro habia una gran poza con agua y no nos dejo pasar,la verdad que tendria mucho interes en verlo al completo,pero me han comentado que tiene muchos kilometros y que hay riesgo de perderse,alguien que lo conozca y le apetezca una pequeña escursion? graciasss

    ResponderEliminar