Seguidores

martes, 13 de marzo de 2018

SUERAS (10-3-2018)

Esta semana os presento una preciosa ruta  por el término de Sueras (Castellón), cuyo itinerario transcurre íntegramente por el Parque Natural de la Sierra de Espadán, dentro del término municipal de esta bonita población. El recorrido se corresponde con el del trail de montaña de la denominada "I Volta Sprint" corrida en Sueras en octubre de 2017. 

Nuestra ruta comienza en la Avenida Jaime I de Sueras, donde podemos dejar cómodamente el coche y hacernos un café antes de empezar.

 Aquí disponemos de un buen sitio para dejar el coche.


 También aprovechamos para informarnos de la zona.


 Salimos por el Camino de Onda pero pocos metros, porque enseguida nos desviaremos a la derecha por la Calle Las Águilas que veis en la foto.


 Pero antes de enfilar la calle, decidimos hacernos la foto de inicio, con Sueras de fondo.
Ricardo, servidor, Rafa Medina, Rafa Lafuente y Emilio Romero.


 La calle de Las Águilas se bifurca en este punto. La derecha nos lleva hasta una urbanización.
La izquierda es la que cogemos y nos conduce hasta el camposanto de Sueras.


 Aquí, junto al cementerio, vemos en el pino una de tantas flechas con fondo blanco y punta verde con la palabra "VOLTA" que nos encontraremos en todos los cruces de la ruta y nos irá guiando por el camino.


 Se trata de un bonito camino en ligera subida, entre pinos.


 Hacia el este, destaca el Montí, con Tales en su base.


 Tales ampliado con zoom.


Un desvío a la derecha no introduce en una senda más tupida.


Este primer tramo será en constante subida, pero bastante llevadera.


De nuevo el Montí, pero ahora algo más lejos.


Llegamos hasta el pozo del Águila. Este panel nos informa sobre su historia y su utilidad.


Pozo del Águila. 
En su interior no había agua. Todavía no ha llovido lo suficiente.



En este pequeño llano encontramos un cruce en el que vemos las paletas direccionales del recién estrenado GR 333 que une todos los pueblos de la Mancomunidad Espadán-Mijares. Pero nosotros, seguimos nuestro camino "VOLTA".


Seguimos la senda de las Águilas, recuperado por el CM Serra Espadá como reza la tabla.


Bonito sendero que nos va a llevar al Remolcador.


Las inconfundibles antenas del Puntal del Aljub, al sur.


Y la Rápita, al oeste.



Y aparece por primera vez en la ruta un protagonista que nos acompañará durante un buen tramo: el castillo de Mauz o Maús.



Nuevas paletas del GR 333. Pero nosotros les volvemos a dar de lado.
Seguimos nuestra "VOLTA".


Un antiguo camino de herradura nos lleva a tiempo atrás cuando la velocidad y la prisa no eran lo más importante.


Nosotros tampoco llevamos prisa y nos da tiempo hasta de jugar.



Aunque, a veces, suframos pequeños accidentes.




Salimos a este cruce que sale al azagador del camino de Veo.



El camino se va encogiéndose poco a poco. A partir de aquí empezaremos a disfrutar en mayor grado la Sierra de Espadán.



No podía faltar tampoco la familiar silueta del Gegant.


Otra impactante imagen del inexpugnable castillo de Maúz. 
Tal vez, el más imponente de la sierra.


La frondosidad se hace cada vez mayor.



Empezamos a disfrutar de estupendos ejemplares de alcornoques.



Observad este otro.



O este (foto de Emilio Romero).



Y entre alcornoque y alcornoque, la silueta que poco a poco va girando según vamos avanzando por la senda.


Tras el almuerzo, nos toca descender lo que habíamos subido y llegamos a este punto, el más "complicado" del recorrido. Un cartel nos informa de que iniciamos una bajada peligrosa. Los que hemos caminado por Espadán sabemos que las bajadas se las trae en esta sierra. En este caso, con el debido cuidado y precaución, nos presenta ningún problema. Hay bajadas más verticales y peligrosas que ésta.


En la bajada, una procesionaria se estaba cambiando de casa.



Tras la bajada, un vistazo atrás nos da una idea de la pendiente del tramo que acabamos de bajar.


En las rocas que vemos, hemos parado a almorzar un rato atrás.



Seguimos descendiendo pero de una manera más suave.



Y llegamos a un punto en el que  nos despistamos unos metros. Es el único punto en el que echamos en falta la flecha de la "VOLTA". Si no nos damos cuenta y vamos distraídos, es fácil que sigamos de frente por una tupida, húmeda y resbaladiza senda que desciende por un barranco. Tuvimos que regresar atrás y seguir por la izquierda, que se nos pasó.



Seguimos ahora por el camino correcto, por un bonito sendero de herradura con eses muy bien trazadas.


Una y otra vez, la cámara se centra en el perfil desafiante del castillo, ahora con un perfil más afilado.


Las sendas de Espadán parecen sacadas de cuentos de hadas, gnomos y duendes.


Pasamos junto al corral del Cassalet.


Encontramos tramos que nos recuerdan mucho a la selva.



Pasamos por la fuente del Puerco.
Tampoco vimos agua en su interior.


Nuevo cruce, nueva flecha direccional.


Exhuberante vegetación.



Junto a la senda, este abrigo.



Seguimos bajando hacia el barranco de Castro.
Rafa...


Rafa Lafuente....


Emilio Romero y Ricardo...


...y de nuevo el castillo.
Su presencia empieza a disminuir a partir de ahora.



Preciosas sendas en las que apenas penetra la luz.



El sendero desemboca en el camino de Matet, que cruzaremos.


Y descenderemos hasta el cauce seco del barranco de Castro.


El sendero nos lleva a otro cruce debidamente señalizado. No tiene pérdida.



Junto al camino encontramos esta original escultura digna de figurar en la feria internacional de ARCO. He visto cosas peores allí.


Seguimos por un amplio camino que se desvía en este punto a la derecha para llevarnos a la fuente de la Bocamina. Si no queremos bajar, podemos seguir ya que poco más adelante ambos caminos vuelven a coincidir.


Paraje de la fuente de la Bocamina.

"Fuente de la bocamina. La galería fue realizada en la segunda mitad del S. XIX para encauzar las aguas de varios manantiales que surgían desde ese lugar. Fuente que suministra agua al pueblo". (texto extraído de la página oficial de Sueras).



Bebimos agua en la fuente, muy fresca.

Y aprovechamos el lugar y el momento para inmortalizarnos con una foto de grupo.


Seguiremos ahora un corto tramo junto al arroyo que se ha formado a partir de la fuente y que recorre el barranco de Castro. Lo cruzamos en este punto.


"Siga la flecha".



Lo volvemos a cruzar en este otro punto.



Y volvemos a enlazar con el camino que dejamos hace un momento para bajar a la fuente.


Aquí nos avisan que a trescientos metros tenemos una bifurcación importante (sobre todo, para los que corrieron los dos trails de octubre, el sprint y la volta, más larga)


Pasamos junto a esta cuadra.


Y aquí, por primera vez en todo el recorrido, nos seguimos la indicación de "VOLTA", sino la de "SPRING", que nos llevará a Sueras en muy poco tiempo.


El camino desemboca en la carretera de Matet.


A nuestras espaldas, el castillo de Mauz vuelve a tomar relevancia.


Nos entretenemos en leer este panel informativo sobre él, junto a la carretera.



Seguimos alegremente en busca de la comida que nos espera. 
De ahí la alegría de los senderistas.



Un burrito nos saluda a la entrada a Sueras.
Alguno de los que venía se entendió a la perfección con él. ¿Por qué será?



A la entrada podemos optar por ir por la derecha o la izquierda. Nosotros elegimos la segunda opción por evitar la subida.


Callejeamos (también nos gusta recorrer estos pueblos serranos) con curiosidad por las sencilla, silenciosas y limpias callejuelas de Sueras.


Pasamos por la Mayor



Y por la Plaza de la iglesia de la Asunción, con ese mural cerámico tan espectacular de la fachada.




Y, por la calle Nueva, llegaremos a nuestro destino final.



La avenida de Jaime I de nuevo.
 Fin de la ruta.



Tras la ruta, nos esperaba la comida en el  Hotel Restaurante Verdiá, que os recomendamos.



Este fue el menú elegido por mi.
¿Tiene buena pinta, eh?

Estupendo final para esta excelente mañana de senderismo en la Sierra de Espadán (foto de Emilio Romero).


La ruta en el mapa.



La ruta en Wikiloc.





Powered by Wikiloc



Película.


16 comentarios:

  1. Hola Emilio!
    La Sierra de Espadán, tiene un encanto especial que la hace diferente a las demás sierras cercanas a Valencia y tienes toda la razón.... algunas bajadas de Espadán tienen que tomarse con precaución.
    Parece que este año la procesionaria está más activa que en años anteriores.
    Por cierto, yo también pienso que en ARCO, se ven cosas más extrañas que esa escultura junto al camino... Muchas veces he tenido la curiosidad de investigar quien es el autor/a.
    Una buena crónica, como siempre, en buena compañía y con un formidable menú para celebrarlo (ese cremaet....).
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, José Vicente! Una maravillosa sierra en la que tienes el disfrute asegurado. Tiene un encanto esoecial que la hace única. Parece un bosque encantado.Un gran día como no es para menos: sendas, rodeno, compañía fabulosa, almuerzo, comida...que más se puede pedir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Emilio,

    Muy interesante esta ruta por la Serra d'Espadà, y muy bonito el itinerario que han realizado para este trail.
    El Castell de Maús me ha gustado mucho, las vistas que se contemplaban desde ahí seguro que eran impresionantes, que raro que no os desviarais para hacerle una visita.
    Veo que han vuelto las comilonas post-ruta... jejeje

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, David! Toda la sierra es un encanto. Tiene una magia especial que se respira caminando por sus sendas de cuento de hadas. Al castillo no subimos por dos motivos. Uno porque ya lo habíamos visitado en otra ruta y el motivo principal, la lesión de Emilio Romero,que iba bastante perjudicado debido a un golpe en la rodilla. Pero volveremos. Bueno, tampoco es que comamos tanto, ahora, eso sí, comemos bien.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Emilio...
    Como siempre,la Sierra de Espadán preciosa la mires por donde la mires.Magnificas sendas y esos caminos de herradura,que como bien apuntas,denotan que antes se vivía a ''otro ritmo'' y mejor,creo yo.
    Justamente estuve viendo la entrada de Dani de la semana pasada,con esa ruta larga desde la Fuente de Castro y ya le comente que tomaba buena nota,para hacerla a no muy tardar y tu crónica me ha venido de perlas para salir desde Sueras y enlazar con la que el hizo.Se me va sobre los 25 kms,pero aparte que disfrutaremos de esa maravillosa Sierra de Espadán,nos vendrá de perlas para ir cogiendo fondo de cara a la travesía de Gudar de cuatro días...jejeje.
    Bonito recorrido sin duda el que habéis hecho y como en vuestro caso también es costumbre,con un buen colofón,con esa excelente menú con cremaet incluido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Juane!
      Pues es un bonito recorrido que sin duda mejorará mucho enlazándola con la de Dani. Espadán tiene rincones maravillosos e irrepetibles. A disfrutar de ella y de la travesía de Gúdar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Emilio.

    No tengo el placer de conocer esta sierra, pero con las muchas entradas que el amigo Dani ha hecho en su blog, más esta pequeña volta por sendas y caminos ancestrales que atraviesa un maravilloso bosque de alcornoques, especie muy escasa en la provincia de Zaragoza, hace que ponga en mi lista de prioridades una visita la Serra d' Espadá, eso si, después de subir al Gegant, que tan bien se observa desde la ruta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Eduardo!
      Si vienes por aquí, no dejes de visitar la sierra de Espadán. Es una sierra especial. Sus centenarios alcornoques hacen de esta sierra un escenario de cuento que no podemos dejar pasar.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola Emilio

    Buena rutita para una mañana con prisas. Tomamos nota

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Jesús!
      Es una agradecida y bonita ruta que no nos llevará mucho tiempo. Vale la pena.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Hola Emilio.

    Una ruta con bastantes puntos comunes con la que publiqué yo hace unas semanas, y centrada en esa fantástica zona de umbría cercana al Barranc de Castro, que hace que los alcornoques crezcan lozanos y la vegetación frondosa, lo dicho, una pasada de zona, siempre bajo la vigilancia del altivo Castell de Maús.
    A mi se me escapó la visita a esa Font de la Bocamina, la próxima vez que vaya por ahí no se me pasará por alto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Dani! Sí, efectivamente, leí tu crónica y me pareció una muy interesante ruta. Ésta no tiene tantas pretensiones. Es más sencilla, pero igualmente muy digna de esta bonita sierra. Evidentemente, si se hace una combinación de ambas, como hará Juane, saldrá un rutón de los mejores.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Emilio
    Otro pueblo de Espadán del que se puede salir de ruta con éxito asegurado, en ese castillo hemos esta dos o tres veces y seguramente volveremos, sus vistas son tan bonitas viéndolo de lejos como las que nos ofrece desde arriba y lo demás que envuelve la ruta, pues eso, Espadán es así.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Jose! Desde luego, cualquier pueblo de Espadán dispone de rutas estupendas para recorrer y conocer esta bonita sierra y Sueras es una de ellas. También está claro que a Espadán siempre se vuelve una y otra vez.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Nuestra querida Espadán siempre tiene recursos para deleitarnos. Magnífico día, a pesar de mi lamentable caida y a la tormenta después de comer (menos mal que no fué por la mañana). Mis piernas volverán a retomar su idilio con la sierra. Magnífico reportaje Un abrazo.

    ResponderEliminar