Seguidores

jueves, 20 de abril de 2017

MONTANEJOS: LA BOJERA, SL-CV 105 (14/4/2017)


Aprovechando las vacaciones de Semana Santa, tenemos ocasión de disfrutar de la montaña como nos gusta. En este caso, realizamos en Montanejos una ruta clásica de la localidad  que me atrevería a calificar como las más espectacular del término. Se trata de la senda de la Bojera, catalogada como SL-CV 105. Os invito a recorrer este bello y espectacular sendero que bordea las altas paredes del barranco de la Maimona.



Nosotros empezaremos nuestro recorrido no desde el punto de inicio oficial del SL sino desde la Plaza de España, centro de la población.



 En esta ocasión estoy muy bien acompañado por mis hijos y respectivas parejas, lo cual es algo muy poco o nada habitual en mis salidas a la montaña. Por ello, este recorrido que tantas veces he realizado con anterioridad, adquiere un valor especial que no ha tenido en ocasiones anteriores.
De izquierda a derecha: Emilio, Myriam, Mª Carmen, Rubén, servidor y Borja.




 Desde la plaza, enfilamos la calle San José buscando la parte alta  del pueblo.
En este punto cruzamos la CV-195 y vamos subiendo.



Giramos a la izquierda por la calle Campos de Arenoso.



 Al final de la calle, giramos de nuevo a la derecha para salir hasta una pista.



 Seguimos junto al poste de electricidad y enseguida a la derecha enlazando con un camino de tierra que nos lleva hasta una antena de telefonía y por donde transcurre oficialmente el SL.



 Aquí vemos la antena de telefonía.




 Tras pasar la antena, llegamos a este cruce con poste de señalización que nos indica la dirección a seguir.



 El giro a la izquierda nos lleva hasta el viejo depósito de agua reconvertido en Centro Emisor de TDT.



 Continuamos ascendiendo por la bonita senda que conserva aún algún tramo empedrado.


 La rápida subida hace que enseguida podamos disfrutar de esta vista aérea de Montanejos.



 El sendero en ascenso contínuo hasta ahora, nos da una tregua al alcanzar una cómoda meseta entre una tupida pinada.



Al final de este tramo llano, vemos de frente el antiguo azagador que sube a Rosada, limpiado hace muy poco y que os recomiendo. Pero nosotros lo dejamos y seguimos a la derecha siguiendo el SL.


Durante casi la mitad del recorrido, el camino coincide con varios senderos. A saber: el GR 7, el GR 130 (Camino del Cid), el PR-VT 126 y el que realizamos nosotros SL-CV 105. Ello explica esta señal que podemos ver repetida en parte del trayecto.



 En un pequeño claro, adivinamos entre la neblina matinal, la inconfundible silueta del gigante.



 Tras el pequeño descanso, la senda vuelve a subir hasta alcanzar una colgada cornisa sobre el barranco. En este trecho encontramos tramos con piedra suelta en los que tendremos cuidado para no resbalar.



 Vamos cogiendo altura y disfrutamos de excelentes vistas, como ésta de la Copa y, al fondo, en el centro de la foto, la desembocadura del Maimona.



 La Alquería, también visible con zoom.


 Por fin, alcanzamos la cornisa y la primera visión que obtenemos es la veis. Espectacular.
Frente a nosotros, las verticales paredes de Los Castillejos sobre el barranco de la Maimona.




 También, desde aquí, nos gusta hacer zoom sobre la cima del Morrón de Campos. La caseta de vigilancia forestal claramente visible.



 El tramo que acometemos es el más espectacular del recorrido, ya que transcurre por una estrecha cornisa elevada sobre el barranco desde la que tenemos una espectacular panorámica del barranco de la Maimona y sus altas paredes sobre el mismo. La estrechez de la senda así como la altura de la misma nos hará extremar las precauciones en este tramo ya que un resbalón podría tener fatales consecuencias. También es posible que en este trayecto, las personas con vértigo puedan pasarlo mal debido a la altura por la que transitamos.



 Pero, desde luego, las vistas son impresionantes como se puede ver en la foto.



 El sendero transcurre a gran altura, pero por encima de nosotros, la altura de las paredes también nos sobrecoge.



Mirando hacia abajo, vemos el fondo del barranco y vemos, a diferencia de en otras ocasiones, agua en el cauce. Esto demuestra que este año las lluvias han sido lo suficientemente abundantes para propiciar que el cauce lleve agua.


Aquí vemos el cauce acercado con el zoom.


Vistas de la cornisa por la que transcurre el sendero.


El arbusto que vemos en la foto es el boj. Este arbusto abundante en el recorrido, es lo que da nombre al SL que estamos recorriendo: "la Bojera".


Aquí vemos perfectamente el trazado del sendero que estamos recorriendo en uno de los tramos más espectaculares del recorrido.


Altas paredes por encima de nosotros también nos impresionan.


Desde algún punto de la senda vemos, en el fondo del barranco, uno de los diques de contención de avenidas. Al otro lado, vemos el cauce con bastante agua.

Poco antes de finalizar el sendero, encontramos este buzón de firmas, habitual en senderos de GR.


El sendero de la Bojera termina en esta pista que se bifurca.
En este punto, a la izquierda se va el GR 7 dirección a Montán. Nosotros seguiremos por nuestra derecha siguiendo el SL.


Fijaos que poste de señalización más aprovechado. Ya no caben más paletas.


Foto de grupo tras el almuerzo.


Ahora seguimos por esta amplia pista, flanqueada de una tupida pinada.


Durante todo el recorrido fuimos testigos asombrados del daño que el temporal de este invierno ha causado en esta comarca. Un ejemplo de lo que digo lo podéis ver en la foto.


Más tarde, aproximadamente a un kilómetro y medio desde el desvío a Montán, encontramos esta nueva bifurcación. Por el camino de la izquierda sigue el GR 160 y el PR-VT 126, dirección a Los Calpes. Definitivamente, nos hemos quedado únicamente en el SL-CV 105


El camino sigue bajando hacia el cauce del barranco y se va estrechando poco a poco.


 Ahora ya vemos únicamente las marcas blancas y verdes del SL.


El camino es agradable y permite una bajada animada y agrupada.


A medida que nos acercamos al cauce, la proximidad del agua se nota en la exuberancia de la vegetación.


Ya podemos ver el fondo del barranco. Vemos que lleva bastante agua para lo que suele ser habitual.


Efectivamente, el río baja con buena cantidad de agua. Aunque tal vez ayudados por unos troncos de pino que se ven a la izquierda y saltando por esas grandes piedras podemos llegar a la otra orilla, nosotros preferimos descalzarnos y cruzar con mayor seguridad.


 Tras cruzar el cauce del río, la senda sigue en subida que enseguida coge altura sobre el barranco.


Las altas paredes del Morrón flanquean nuestro lado izquierdo en la subida.


Seguimos encontrando ejemplos de los graves efectos del temporal. Gracias a la actuación de la brigada municipal, poco a poco se están arreglando las sendas para que puedan ser transitadas.


También disfrutamos con pequeños insectos que vamos encontrando en el recorrido.


Y llegamos, tras la continuada subida, al Colladillo. En este punto del recorrido, encontramos el enlace con la senda del Morrón de Campos que nace a la izquierda y cuyo inicio vemos en la foto marcada por ese poste en tan malas condiciones. Frente a ésta, a nuestra derecha, vemos un sendero que cada vez está más definido y que nos llevaría al cinglo de los Castillejos (en este caso desestimamos la opción, aunque considero que es mejor que hacerlo por el tramo oficial).


Escasos metros más adelante vemos este cruce. A la izquierda enlazaríamos con la senda de Los Estrechos. Por nuestra derecha seguimos en dirección a Montanejos, nuestros objetivo final de la ruta.


En esta última parte del recorrido también nos encontramos con numerosos pinos caídos como consecuencia del temporal. En este caso vemos cómo han sido talados para permitir el paso de los senderistas. Ahora haría falta retirar los troncos caídos para que no supusieran riesgo de incendio en época de verano.


Por lo demás, esta parte del recorrido también transcurre por el interior de una bonita pinada, lo que atenúa el calor y el efecto del sol.


Nos encontramos con un nuevo cruce. En este caso se trata del enlace con una ruta marcada recientemente y que han bautizado con el nombre de "Ruta familiar".
Para más información de esta nueva ruta picar aquí: "Ruta familiar".


Con la señalización de esta "Ruta familiar" se han instalado paneles informativos como el de la foto en puntos estratégicos del recorrido mostrando bien la flora, bien la fauna o bien información sobre algunos puntos de interés de la ruta (cueva Negra, abrigo de Rufino...).



En un punto de la senda, podemos disfrutar desde lo alto de esta vista de la Fuente de los Baños.


Junto a la senda encontramos el desvío a la Cueva Negra. En este caso no subimos a verla; pero si se quiere, en cinco minutos estamos arriba.


Un vistazo atrás y vemos la imponente imagen del Morrón de Campos.



En esta última parte del recorrido también encontramos tramos empedrados que nos indican que hace años esto era un camino de herradura.


Poco antes de bajar a la carretera, nos encontramos con el enlace de la subida al Cinglo de los Castillejos. Nosotros lo dejamos también para otro día y giramos a la izquierda en busca del asfalto.


Ya tenemos la carretera frente a nosotros. Bajamos y nos desviamos a la derecha en dirección a Montanejos.


En el cruce con la carretera de Zucaina y antes de cruzar el puente sobre el cauce de la Maimona, encontramos el Albergue.



Mientras cruzamos el puente sobre la Maimona, nos asomamos al pretil para ver la desembocadura del río en el Mijares.


Antes de entrar en la población, podemos refrescarnos en la fuente del León.



De nuevo en la Plaza de España de Montanejos, donde damos fin a esta espectacular ruta.


La ruta en  el mapa.



La ruta en wikiloc.



Powered by Wikiloc

11 comentarios:

  1. Hola Emilio
    Que bien!!!! Una de tus sendas preferidas y acompañado por la mejor compañia, tu familia, tus hijos....Seguro que esta ruta la has disfrutado de una forma muy diferente. Enhorabuena!!!

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose! Desde luego, para mí, en esta ocasión, la ruta adquiere un valor muy entrañable y especial que se suma a la excepcionalidad del recorrido, bello como pocos de la Comunidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Quin goig poder eixir a la muntanya amb els fills, espere que els agrade l'experiència i quan tornem a trobar-nos per la muntanya estiguen al teu costat.
    M'apunte la ruta familiar per a fer-la este estiu, a vore si la podem combinar amb la Maimona amb aigua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Xavier! Veritablement, compartir aficions amb els fills és una gran satisfacció. Jo també espere repetir noves rutes amb ells i, com dius, que ens pugam vore en la muntanya acompanyats per ells.
      Una abraçada.

      Eliminar
  3. ¡Hola Xavier! La veritat és que és un goig que els teus fills gaudixquen de la muntanya amb tu i si aixó no és el més habitual, encara ho aprècies molt més. La Maimona enguany porta bon cabal que crec que es mantindrà encara alguns mesos.
    Salutacions.

    ResponderEliminar
  4. Hola Emilio! El sendero de la Bojera es espectacular y si encima cuentas con una fantástica compañía, pues que te voy a decir.... Felicidades.
    Cuando el sendero se estrecha, sientes el vacío. Una excelente elección y como siempre muy buena crónica.
    Menuda destroza hizo el temporal, me lo habían comentado pero no pensaba que fuera tanto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola José Vicente! La bojera es una de las rutas más bonitas y espectaculares que se puede hacer en la Comunidad. En este caso el plus lo daba la compañía especial que llevaba. En cuanto a los pinos, es un verdadero destrozo. Hay mucho trabajo si se quiere arreglar bien. También es cierto, que los pinos caídos harán que los que han sobrevivido crezcan en mejores condiciones. No hay mal que por bien no venga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Emilio...
    Una gran ruta y haciendo de ''Cicerone'',con la familia.Un cóctel mas que perfecto.
    Esa senda de la Bojera,es todo un lujo.Solo la he pisado una vez,pero espero hacerlo mas veces,porque es una maravilla.Una ruta corta pero con todo el aliciente de esa sierra de Montanejos que tan bien conoces.
    Por cierto,la anécdota en el paso del barranco de la Maimona,cuando estuvimos,también tuvimos que descalzarnos y un amigo,que se llama como tu...jejeje,subió a su mujer a caballito para cruzarla y casi acaban los dos dentro del agua.Fue una situación realmente graciosa.
    Una pena el destrozo que hizo el temporal y gran labor de las brigadas forestales.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juane! Yo ni te cuento la de veces que he hecho la Bojera. Aún así la repito una y otra vez. Además, la puedes combinar con otros recorrido por la zona quedando rutas muy espectaculares. Como te he dicho otras veces, me ofrezco a acompañarte si vienes por aquí. Estaría encantado de hacer de Cicerone como hice con la familia. El destrozo de los pinos , una pena, pero así se aclarará algo el bosque. Aunque debería haber una buena limpieza de los pinos caídos para que no constituyan un peligro de incendio en verano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡Hola Emilio!

    Toda una clásica de Montanejos donde las haya.
    Increible que lograras que Emilio te acompañara en una ruta, cuando me lo digo el día anterior no me lo creía, pensaba que me estaba tomando el pelo... jajaja
    A seguir disfrutando de los senderos de Montanejos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola David! Qué te voy a contar de la Bojera que tú no sepas. Y en esta ocasión con mis hijos, ahí es nada. Todo un lujo.
      Un abrazo.

      Eliminar