Seguidores

martes, 3 de septiembre de 2019

MONTANEJOS: LA COPA (9/8/2019).

Otra de las rutas clásicas de Montanejos es la subida a La Copa. Es ésta una montaña modesta de apenas 843 msnm, y una ruta corta de algo menos de siete kilómetros, pero que nos dejará un buen sabor de boca y nos satisfará por completo, pudiendo llenar una mañana o una tarde en las que no dispongamos de mucho tiempo.




 Los que siguen mi blog, reconocen sobradamente esta foto porque se trata de la Plaza de España de Montanejos, desde donde comienzo todas mis rutas.


 Salimos buscando la bajada al río.


 Enseguida es visible La Copa. Se trata de una emblemàtica cima que, junto al Morrón, domina la población.


 Llegamos al río y lo cruzamos por el "pontet", vacío a estas horas, pero que no tardará en llenarse de jóvenes bañistas en poco tiempo.


 Nos entretenemos unos instantes para disfrutar del río a estas horas en que aún descansa antes de que se vea invadido por la vorágine de bañistas ansiosos de refrescarse en sus aguas para paliar el calor del verano.


 Tranquila y serena la imagen del río.


 Tras cruzar el río subimos por un camino entre campos de cultivo, unos trabajados y otros no; los más, dejados de la mano de Dios ( o de la naturaleza, para el caso es lo mismo).


 La ruta no está homologada, pero está señalada con dos marcas blancas, que en este punto nos desvían hacia la izquierda, en una subida que nos dejará en la carretera de Zucaína.


 Este camino nos permite tener una bonita perspectiva de Montanejos en la falda de Rosada.


 Salimos a la carretera y la cruzamos para seguir unos centenares de metros por una pista asfaltada en su primer tramo.


 Esta paleta nos confirma que vamos por el buen camino.


 Seguimos por la pista.


 A lo lejos distinguimos el alto de las Palomas.


 No tardamos en ver esta paleta a nuestra derecha. Hemos de seguir por aquí, donde se inicia un bonito sendero que, en contínuo ascenso sin apenas terreno llano, nos llevará hasta la cima.


 Seguiremos un bonito sendero por el interior de una pinada.


 Preciosas pinceladas de color las de la centaura que soportan el calor infame del verano que todo lo agosta. La belleza no siempre es débil o efímera. A veces aguanta todo lo que le viene encima y muestra su valor, su energía y su fuerza.


 A los que nos gusta la montaña, estos senderos nos maravillan, nos encantan y los recorremos con gran deleite y agrado.


 Hay algún punto donde nos podemos detener a disfrutar de las panorámicas espectaculares que vamos alcanzando a medida que ascendemos.


 Las Alquerías de Montanejos.


 Llegamos a la fuente de los Tres Hermanos. Siempre la he conocido manando agua.


 Metros más adelante de la fuente, pasamos junto a este corral o casa en ruinas.


 Seguimos subiendo y llegamos a este tramo algo empinado que nos obliga, tal vez, a apoyar un poco las manos; pero sin ningún tipo de problema lo superaremos.


 Nuevos miradores naturales nos ofrecen distintas panorámicas de Montanejos.


 También somos capaces de ver Arañuel en el fondo del valle.


 Y esta preciosa panorámica del Morrón de Campos y la Rosada.


 La Fuente de Baños es otro enclave perfectamente visible desde la senda de subida a La Copa.


 Y esta típica visión de Montanejos también.


 Preciosa vista de la Rosada.






 Llegamos a la parte superior de la Copa. Encontramos esta paleta que nos desvía a la izquierda para acercarnos al mirador.


 En el mirador encontramos este panel que sustituye al anterior muy estropeado que ya no era legible.


 En este estratégico mirador es inevitable no entretenerse ante semejante espectáculo y dejar volar nuestros pensamientos, nuestra imaginación, nuestros deseos... para que a través del viento lleguen a donde tengan que llegar.


 Desde esta privilegiada atalaya, también vemos el embalse de Arenoso.




 Y, por supuesto, la Fuente de Baños.



También es posible descubrir algunas casas de Cirat.




Tras entretenernos un buen rato en el mirador, volvemos hasta el poste direccional y seguimos de frente para iniciar el descenso.

Pasamos junto a este gran hito que conozco así de toda la vida..


A veces nos gustaría saber si estas florecillas tienen sentimientos. Nos gustaría saber qué sienten cuando alguien las pisa, o cuando alguien intenta arrancarlas de su sitio. ¿Sufren? ¿Sienten?¿Quieren?...



Ahora recorremos el cordal por el interior de una bonita pinada. Por aquí se camina en silencio, sosegado, interiorizando los aromas de las plantas aromáticas, escuchando a alguna que otra cigarra ante el calor que empieza a ser sofocante...


Seguimos por el sendero y a nuestra derecha vemos un claro en el terreno. Se trata del campo de tiro de Montanejos.


Levantando la cabeza, asomando entre las copas de los pinos, Peñacalva. Su silueta es singular, inconfundible.



El sendero pasa junto a las ruinas de un corral.


El sendero acaba en un amplio llano, donde se abre el terreno y encontramos esta paleta. Seguiremos hacia la izquierda, enlazando aquí con el GR-7 que viene de San Vicente de Piedrahita.



El sendero desciende entre pinos, aunque su desnivel no es excesivo y podemos bajar con cierto desahogo.


Desde el sendero disfrutaremos también de excelentes vistas que nos hará entretenernos algún momento. El Morrón de Campos y al fondo Santa Bárbara de Pina.


El GR-7 desemboca en una amplia pista, donde enlazamos con el sendero de los Estrechos.


Seguimos en descenso por la pista. Aquí apenas tenemos la protección de los pinos y el sol nos molesta un poco. Aunque preferimos pasar un poco de calor a quedarnos en casa. Al fondo,distinguimos el cerro del Castillo.



Aquí el cerro del Castillo con zoom.


Tras descender por la pista un tramo, la dejaremos a la altura de este poste, que nos marca la continuidad del GR por la derecha a través de una senda.


La senda desemboca en un camino próximo al polideportivo de Montanejos.


Mientras llegamos a la carretera, nos entretenemos en disparar nuestra cámara sobre los Castillejos (izq.) y el Morrón de Campos.


Salimos a la carretera y seguimos por la derecha.


Cruzamos el puente sobre el Mijares.


Y hacemos una foto al río en este tramo, donde transcurre tranquilo en diferentes balsas que conforman diferentes zonas de baños.


Entramos a Montanejos y nos detenemos en la que bauticé como fuente del león para mojarnos la cara y refrescarnos un poco.


Por la avenida de la Fuente de Baños, nos dirigimos a la plaza de España.


Y en la plaza de España, damos por concluida esta entretenida ruta.


La ruta en el mapa.





La ruta en Wikiloc.



Powered by Wikiloc


Película.



5 comentarios:

  1. Hola Emilio...
    Bueno aquí ando disfrutando de tu particular "tour rutero" por Montanejos.
    El Monte La Copa,también me trae gratisimos recuerdos,ya que fue la primera ruta que hice en Montanejos,en una extensa y espectacular ruta,que incluyó,el paso por el aliviadero del Embalse,el propio Embalse de Arenoso,Barranco de La Maimona y la senda de La Bojera,un rutón en toda regla,la verdad.
    Esta que nos has mostrado,es otra gran alternativa para como bien apuntas,si se tiene poco tiempo y se quiere acabar relativamente pronto,pero con todos los alicientes de esa sierra de Montanejos,con preciosas sendas,bien aderezadas con vistas impresionantes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Juane! Este verano, pro circunstancias que no vienen al caso, nos hemos podido hacer ninguna escapada a Pirineos o similar y nos hemos conformado (y no me arrepiento) con hacer rutas en Montanejos. Aquí disfruto de lo lindo y no me aburro. La subida a La Copa, a pesar de su sencillez, tiene muchos alicientes para realizarla sin combinar con otras. Siempre que he subido, he disfrutado muchísimo. La recomiendo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Emilio,

    Una clásica donde las haya de Montanejos, la circular al Monte Copa.
    Mira que habré subido veces por esas pendientes y nunca me canso de las vistas que hay desde allí de Montanejos, para mi, las mejores que se pueden conseguir del pueblo y sus alrededores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, David! Qué te voy a decir a ti de la Copa. La has disfrutado en infinidad de ocasiones y lo seguirás haciendo, sin duda, muchas más veces. ¿A que sí?
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Emilio.

    Excepcional mirador la Copa, y la ruta para subir hasta allí tampoco tiene desperdicio. Me la apunto para algún día en el que solo disponga de la mañana para hacer una ruta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar