Seguidores

domingo, 26 de junio de 2011

PUEBLOS DESDE LAS ALTURAS


Vista de Montanejos (Alto Mijares) desde el sendero de la Copa.


Como indica el nombre de mi blog, tengo especial predilección desde niño, de ver las cosas desde lo alto. Siempre he sentido curiosidad por mapas, planos, croquis…en los que se podía contemplar la realidad desde otro punto de vista diferente al usual. Lo cual te da otra perspectiva distinta que hace que veas las cosas con cierta distancia, lo que te hace percibir una realidad más global, te ayuda a percibir el todo, la unidad. La cima de una montaña te permite contemplar lo que tu punto de vista habitual no te deja. Estamos limitados a ver lo que tenemos delante, lo que a veces no nos deja percibir el todo a lo que pertenece esa parte que estamos viendo. Desde las alturas todo se ve distinto. El espíritu del hombre se engrandece, el alma se serena y una extraña sensación de felicidad te inunda. Es una experiencia especial e inenarrable, que nadie puede entender si no la ha vivido. Y eso que yo no he subido a grandes cumbres. Yo entiendo al montañero que sube al Everest. No es un loco, es un visionario,  un soñador, un buscador de la totalidad. Os invito a todos a experimentar las sensaciones que producen las alturas.



Ahora paso a mostraros las fotos de algunos de esos pequeños pueblos (algunos no tan pequeños) que a lo largo de mis rutas he podido fotografiar desde lo alto. Me imagino que los conoceréis casi todos, lo único que cambia es la forma de verlos, desde las alturas. ¿A que no se ven igual que a ras de suelo? Os invito a este paseo. Espero que os guste y os distraiga.


Las Alquerías de Montanejos (Alto Mijares) desde la senda de La Copa.


A lo lejos Ludiente (Alto Mijares) desde la ventana de Ludiente en el castillo del Buey Negro.



Vista de Argelita (Alto Mijares) subiendo al castillo del Buey negro.
Al fondo Peña Saganta.


Vista de Espadilla (Alto Mijares) desde la cima de Peña Saganta.


Vallat (Alto Mijares) desde la cima de Peña Saganta.


Vista de Torrechiva (Alto Mijares) desde el camino a Toga.


Toga (Alto Mijares).


Torralba del Pinar (Alto Mijares).


Villahermosa del Río (Alto Mijares) desde el GR 7.


Vall d’Almonacid (Alto Palancia) desde el Castillo.

Ribesalbes (La Plana Baja).


Artana (Plana Baja).


Aín (Sierra de Espadán) desde el camino a Benitandús.


Veo (Sierra de Espadán), desde el camino a Benitandús.


Serra (Camp de Túria) desde la subida al castillo.


Gestalgar (Los Serranos) desde el camino a Chulilla.


Cortes de Pallás (Valle de  Cofrentes) desde la Muela de Cortes.


Enguera (Canal de Navarrés) desde el castillo de La Encomienda


Cullera(La Ribera Baixa) desde Cavall Bernat.


Xeraco (La Safor).


Dénia (Marina Alta) desde el Montgó.


Rubielos de Mora (Teruel), desde el mirador de la Cruz.
Bueno, espero que este pequeño paseo por las alturas os haya gustado. Faltan muchas más poblaciones, pero con esta pequeña muestra sobra para ilustrar lo dicho en el encabezamiento de esta entrada.

8 comentarios:

  1. Excelente reportaje, amigo Emilio. Todas las fotos muestran ese privilegio del senderista. Ver el paisaje de distinta manera. En lo alto todo cambia, hasta la fisonomía de esos hermosos pueblos que nos has mostrado en tu sugestiva serie.

    Un abrazo,

    Luis

    ResponderEliminar
  2. @Luis G.
    Gracias Luis por tu acertado comentario. Tú conoces perfectamente el encanto de la cumbres. Allí todo es diferente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Emilio, claro que me a gustado este paseo a vista de pájaro sobre estas poblaciones. Podrías crear una sección a parte sobre este tema.
    Respecto a tu afición a las alturas comparto totalmente tu visión. Yo también me siento especialmente atraído por subir a las alturas y ascender a las cumbres de nuestras montañas para ver lo que se cuece haya arriba.Como yo digo una buena ruta debe estar coronada por alguna cumbre jejeje. Saludos

    ResponderEliminar
  4. @trotasendas
    Hola Trotasendas, acabo de leer tu interesante crónica nocturna del castillo de Castro. Seguiré fotografiando pueblos desde las cumbres para seguir mostrándolos. Es cierto que las alturas tienen un encanto especial que compartimos los que amamos la montaña. Seguiremos subiendo mientras podamos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Emilio
    También me gusta como a tí las vistas desde las alturas, en esta entrada tuya nos muestras un buen repertorio de vistas de nuestros pueblos costeros y de interior, por suerte muchos de ellos ya visitados en algunas de nuestras rutas...
    Un saludo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
  6. @JoseLa verdad es que desde lo alto se respira mejor. La visión es más amplia y comprendemos enseguida lo pequeños que somos.
    Un saludo desde las alturas Jose.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Emilio!
    Desde allá arriba, se ve todo diferente, somos capaces de percibir la configuración del terreno, el porqué de la ubicación de los municipios y su orientación en los cuatro Puntos Cardinales... Por otra parte, también conectamos con una parte interna de nosotros mismos a través de la contemplación del paisaje y de todo cuanto nos rodea, tal vez entremos en ese momento en algo que va más allá del mundo material, conectando con la conciencia pura.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. @Fernando J. Feliu¡Hola Fernando!. Veo que a todos los que amamos la montaña sentimos lo mismo desde las alturas. Es algo especial y diferente que nos llama y nos atrae. Es la llamada de la Tierra y de la Naturaleza en toda su pureza.Nos vemos en las alturas. Saludos.

    ResponderEliminar