Seguidores

miércoles, 13 de junio de 2018

PICOS REFICIÓN Y CULLERA (9/6/2018)

Volvemos a Espadán, a recorrer nuevamente senderos y caminos entre alcornoques, carrascas, romeros, tomillos, jaras, cantueso, pinos...y recorrer sus barrancos y cordales y ascender, en este caso, a dos cimas menores en altura pero de estupendas vistas que nada tienen que envidiar a las estrellas de Espadán. Se trata de los picos Refición y Cullera, ambos rozando los mil metros.


Dejamos el coche a la entrada de Almedíjar, junto al albergue.
Y nos dirigimos hacia las afueras del pueblo, a buscar la subida al castillo de la Rodana.



Pero antes nos detenemos en un parque a hacernos la foto de "dúo".
Rafa (derecha) y servidor.



Apenas salimos del pueblo, nos desviamos a la izquierda por la calzada romana.



La calzada muestra un buen aspecto.


Es un corto tramo de apenas una treintena de metros y salimos a un camino que seguimos a la derecha.


Una abubilla detiene su vuelo y se posa en una piedra para posar para nosotros.


Seguimos el camino a la Rodana, aunque lo dejaremos algo más arriba.
Al fondo vemos la Rodana.



Hemos alcanzado cierta altura que nos permite ver los tejados de esta tranquila población serrana.


Vamos a disfrutar a lo largo de la ruta de bonitos y estupendos ejemplares de alcornoques, muchos de ellos mostrando su tronco descarnado y rojizo.



Dejaremos el camino a la Rodana e iniciamos una bonita senda que remonta el barranco Folquia por las faldas del Alto de Peñarroy.


Apenas iniciada la senda, cruzaremos el barranco y seguiremos subiendo por su izquierda.


Encontramos también tramos perfectamente empedrados.


Bonitos rincones donde los alcornoques son los reyes de estas laderas.


El sendero desemboca en una pista, pero poco antes de llegar a ella pasaremos muy cerca de estas colmenas, por lo que en épocas de calor lo haremos con cuidado.


Aquí tenemos la pista. La seguiremos a la derecha. Ahora cambiamos de vertiente y tenemos vistas hacia el norte. Aunque, como pasa muchas veces, el día no era el más claro para disfrutar de ellas.


Aunque caminamos por pista, la disfrutamos como si de un sendero se tratara. Alcornoques como éste tapizados de hiedra, vistas al norte, excelente temperatura, algún cerezo abandonado...


Pasamos junto a este corral en ruinas. Pasaremos un par más.


Como es habitual, cuando veo un "pueblo desde las alturas" lo captamos como podemos.
En la foto, Jérica.



Y Viver.


La pista nos lleva hasta esta otra casa en ruinas.


Nos asomamos a su interior. Desolador. Antaño lleno de vida. Hoy sin rastro de ella.


Hacia el norte, apenas perfilado, el Penyagolosa.


Y la Rápita, referente en toda la ruta.


Este  poste indica la participación en esta zona del programa Natura 2000 para la restauración de hábitats degradados.


Seguimos la bonita pista.


Junto a ella otro corral.


En la orilla del camino, esta seta nos llama la atención y como no puede ser de  otra foto, la capturamos con nuestra cámara.



Pero aún se pueden cosas más originales que una simple fotografía de una seta.
Aquí tenéis el ejemplo de esta curiosa foto que me hizo Rafa con la seta desde este otro ángulo. Es evidente que según desde donde veamos las cosas se ven de una u otra manera y ninguna es mejor ni peor que otra, solamente diferentes.



Aquí dejaremos la pista para tomar este sendero que baja un poco a una vaguada para , una vez cruzada, emprender una buena subida hasta un bonito cordal.


Este corral, situado a la subida de la vaguada, marca el inicio de la subida al cordal.
Ahora el camino se empina en busca de la cota "casi mil".


Llegamos al primero de varios picos que iremos coronando en este sube y baja que es este bonito cordal. Al fondo, el Carrascal.


Jérica, Viver a la derecha. Al fondo, únicamente se adivina Bejís.


Soneja, en el valle del Palancia.


Y nosotros llegamos a la primera cima del cordal. Nos faltan unos metros nada más.


Aquí estamos posando exultantes.


Por debajo de la cima vemos lo que parece que fue un corral.


Disfrutamos de vistas en 360º. Estas hacia la Calderona.


Y frente a nosotros, el Cullera.


El Carrascal y su peculiar forma.


De nuevo la Rápita.


Y el Espadán, que da nombre a esta bonita sierra.


Aunque todos sabemos que el vértice geodésico no se encuentra en la punta más alta del pico, sino siguiendo el cordal.


Panorámica desde el primer pico del cordal con vistas a Espadán.


Mirando al norte acertamos a distinguir la punta de Peña Saganta (centro izq. de la foto) y enfrente, el Turio (centro derecha).


Seguimos por el cordal que nos permite vistas a ambas vertientes.


Llegamos a la base de otro pico. Vemos dos grapas que nos pueden ayudar a subir a él, o también podemos rodearlo por la izquierda para subir a la punta.


Y seguimos adelante con estas bonitas vistas del cordal.


Y nuestro objetivo siempre como referente ante nosotros.


Otra cima.


Un bonito cordal el que estamos recorriendo.


Segorbe, la localidad más grande que vemos en la foto. 
El pueblo más pequeño es Castellnovo.


Hay tramos de cordal verdaderamente interesantes.


Rafa en pleno esfuerzo.


Todo el cordal del Espadán, desde la Peña Pastor al Pico Espadán.


El Alto del Pinar, al fondo.


Otra vez el Carrascal.


El puntal del Aljub.


Nos acercamos al pico Refición.


Almedíjar.

Fabulosa panorámica.


Mirad el Espadán desde donde estábamos en ese momento.


Mirad ahora el pico con zoom. Había gente en su cima. Hasta apreciamos su nueva cruz de acero.


Muro en el Refición (997 msnm).



Rafa posando en uno de los salientes rocosos del Pico Refición.


Un último esfuerzo y llegaremos a nuestro objetivo.


Ahora ampliamos horizontes: Castellnovo, el más pequeño; Segorbe, el más grande,  y más a la derecha, Altura. Al fondo, aunque no se aprecia bien en la foto, Bejís semioculto por la bruma.


El collado de la Ibola y el Benalí al fondo.


Detrás del Peñablanca asoma la rodenal cima del Bellota.


Ahora vemos el Carrascal más cerca.



Dejamos atrás el pico Refición (997 msnm).


Y nos dirigimos al Cullera.


Vistas hacia Almedíjar.


Con zoom.


Y llegamos hasta el Cullera. Aquí vemos la punta de la cima con estupendas vistas a Peñablanca (derecha) y Cerro Gordo (izquierda).
Al fondo, las antenas del Puntal del Aljub y el Benalí



Tras disfrutar de las vistas desde el Cullera, volvemos sobre nuestros pasos hasta el collado para buscar un sendero a la izquierda que nos bajará hasta Almedíjar. Podríamos haber seguido una senda desde la cima del Cullera y haber bajado por el otro lado, lo que hubiera alargado la ruta un par de kilómetros más o menos.


El sendero que hemos cogido nos baja muy rápido. Apenas unos cuantos metros de bajada  ya vemos la punta del Cullera de esta manera.


Llegamas a un mirador natural : las piedras del Cullera, donde vemos restos de construcciones de la guerra civil.


Vistas hacia el valle desde las piedras del Cullera.


De nuevo Almedíjar.
Se nos ocurre mirar hacia la Calderona y con suerte capturamos este zoom del pico del Águila en Gátova.
Tras disfrutar de las vistas, seguimos ahora a por una serpenteante y bonita senda que nos llevará hasta una pista que nos devolverá a Almedíjar.



El sendero está flanqueado por excelentes ejemplares de alcornoques.


A medida que bajamos, el sendero nos va ofreciendo excelentes vistas de estas espléndidas formaciones de rodeno.


Bonitos tramos de senda. Los alcornoques adorna mucho.



Salimos definitivamente a esta pista que seguiremos a la derecha.
Se trata del camino de los Majadales.



Aunque camino cementado, no se nos hace monótono. Seguimos viendo algunos alcornoques.


Llegamos a esta tranquila zona recreativa de "Los Pinos".


Y ya estamos a un paso del pueblo.


Callejeamos por sus silenciosas y tranquilas calles que nos reciben con sorpresa. Buscamos la quesería donde compramos algo de queso. También aprovechamos para comprar cerezas y aceite de Espadán. Es una buena manera de aprovechar la ruta de hoy.


La plaza de la iglesia con la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, es el penúltimo paso antes de llegar al punto en el que comenzamos la ruta de hoy.

Terminamos pues una bonita y montañera ruta en el corazón de Espadán, disfrutando de un entorno único y unas estupendas vistas desde muchos puntos de la ruta.


La ruta en el mapa.





La ruta en Wikiloc.


Powered by Wikiloc

8 comentarios:

  1. Preciosa ruta Emilio, la hice idéntica hace unos años y me encantó, ese tramo de cresta, con esos tramos de roto rodeno, es en mi opinión uno de los mas infravalorados de la Serra. Y el Cullera un auténtico pico pico, de los que acaban en punta. El aderezo de la calzada, los corrales o masías, los alcornoques y el bonito pueblo de Almedíjar hacen de esta una ruta imprescindible. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Dani! Desde luego, me sorprendió la ruta. Es preciosa. Además de ese bonito cresteo, las vistas del pico Espadán desde casi todo el recorrido son espectaculares. Una ruta muy recomendable.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Emilio...
    Parece,que nos hemos puesto deacuerdo en nuestra entrada en el blog,tanto tu,como Jose(Trotasendes Benicalap)y yo,con la magnifica Sierra de Espadán,como telón de fondo y cerquita las tres rutas,aunque en mi caso fue el mes pasado.
    Muy buena combinación la que habéis hecho,con dos buenas cimas,con vistas espectaculares,desde Almedijar.
    Me encanto en su momento,la subida al pico Cullera,sobre todo por el nombre de mi pueblo natal...jejeje.
    Gran foto en la que te ''fusionas'' con la seta...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Juan! Es todo un lujo tener esta sierra atan cercana y poder disfrutar de ella. Cualquiera de sus rincones son merecedores de una ruta y seguro de éxito en la misma. Un disfrute para los sentidos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Hola Emilio!

    Una preciosa ruta que nos muestra Espadán en estado puro, alcornoques pueblos abandonados, bonitas sendas, simplemente lo tiene todo.

    Como dice Dani, el Cullera, un pico muy interesante, acabado en pico y con una bonita e interesante cresta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, David! Como decimos por estas páginas, Espadán nunca defrauda. Este es el caso de esta bonita ruta. El Cullera es una bonita cima con excelentes vistas de la sierra de Espadán. La recomiendo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Emilio, estupenda ruta por el "Circo del Cullera" y su cordal que me hace rememorar esa misma, aunque en sentido contrario, que hice en compañía de mi querida "Sole" hace más de tres años. Disfrutona como pocas y que tan bien retratas. Esos tiros de zoom sobre los pueblos me encantan. Dentro de poco (se me amontona la faena) volveré sobre esos pasos combinando el Cullera con el Espadán.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Paco! Desde luego que la ruta es para no olvidar. Esa cresta es muy bonita. Tu nueva incursión uniendo el Cullera con Espadán es todo un éxito asegurado. Rutón a la vista.
      Un abrazo.

      Eliminar