Seguidores

martes, 19 de diciembre de 2017

EL HONTANAR, PR-CV 177-1 (UTIEL, 16/12/2017)


La sierra del Negrete es una sierra relativamente cercana a Valencia. Se encuentra en la comarca de Requena-Utiel a unos diez kilómetros de esta última localidad. Tiene encantos suficientes para merecer varias visitas y conocerla más a fondo. Es la segunda vez que la visitamos y no será la última. Vale la pena.



El inicio de la ruta la encontramos en el santuario de Nuestra Señora del Remedio, enclavado en las faldas del pico del Remedio en la sierra del Negrete. Nuestro recorrido sigue básicamente el PR-CV 177-1 "El Hontanar" (en mapas antiguos aparece la denominación de Lontanar) aunque le haremos algunas variantes que nos llevarán a la cima del Pico del Remedio, al vértice geodésico del Negrete y un tramo que acorta algo el recorrido original del PR pero que nos evita pasar por la Urbanización de Casas de Medina.


 Antes de empezar (por cierto, hace bastante frío), echamos un vistazo al enclave del santuario.
Leemos, por ejemplo, este panel que nos da detalles constructivos y de otra índole sobre la ermita del Remedio.

Disfrutamos también, desde la explanada de la ermita, de una bonita panorámica hacia la Plana de Utiel, algo tapada por esas pequeñas colinas gemelas denominadas Las Cabezuelas.


 Este crucero ocupa la zona central de la explanada en la que se ubica la ermita.


 Otro panel informativo, en este caso nos habla de los cipreses del Remedio.


Este curioso pilón nos informa de las distancias desde aquí a Cuenca (116 km), Madrid (270 km) y Valencia (82 km).


 Otro panel nos muestra la información sobre el recorrido que haremos, aunque con algunas variaciones.


Y la foto de grupo antes del inicio (de izq. a der. servidor, Rafa y Emilio Romero).


 Iniciamos nuestro camino ascendiendo por estas escaleras donde vemos ya uno de los numerosos postes que veremos a lo largo de toda la ruta.


Es un bonito inicio de ruta. La escalera está flanqueada de pinos.


 En apenas unos metros llegamos a esta caseta que guarda el manantial del Remedio.


Seguimos ascendiendo por la escalinata.


 Iniciamos aquí un tramo un poco más empinado y estrecho.


Casi al final de la escalinata nos encontramos de frente con este altar que marca el lugar en el que supuestamente se apareció la Virgen, dando origen a la fundación del santuario. En su hornacina, hay un panel cerámico que representa dicha aparición.


Este otro panel pide respeto hacia este lugar.


 Justo arriba del altar, encontramos un mirador sobre el santuario y con vista a la Plana de Utiel.
Nos entretenemos unos momentos disfrutando del paisaje.


Ahora ya no hay escaleras y un corto tramo de senda nos deja en una pista forestal.


Aquí vemos mejor Las Cabezuelas.


 Antes de salir a la pista, junta a ella, vemos esta balsa contra incendios forestales.


Salimos a la pista y la seguimos hacia la derecha.


 Frente a nosotros, el Remedio con sus antenas.


Y en otra vuelta de la pista, el Negrete.


Dejamos la pista en este punto. Aquí comienza una bonita senda que transcurre en ascenso por el barranco del Remedio, entre las dos montañas.


Es una senda muy agradable y poco exigente.


 Nos encontraremos con dos postes de esta nueva y reciente señalización que obviaremos ya que nosotros no debemos abandonar la subida hasta el collado que se encuentra al final de la misma.


 La senda sale al collado por donde pasa esta pista. El PR sigue hacia la izquierda, pero nosotros haremos aquí la primera variante y nos iremos a la derecha en busca de la cima del Remedio.


Enfilamos la pista que nos llevará hasta allí. 


En esta bifurcación seguimos hacia la derecha.


Justo en la curva encontramos este bebedero de animales y Rafa se acerca hasta allí para comprobar el estado del agua.


Aquí tenéis el cristal de hielo que cogió. Sobre seis milímetros de grosor tendría aproximadamente el pedazo. Hacía realmente mucho frío.


Y ya tenemos delante la cima con las antenas. Hay más hacia la izquierda. Realmente afean mucho nuestras cimas, pero es el precio que debemos pagar por tener determinadas comodidades a las que nos hemos acostumbrado.


En el extremo de la cima, casi pegada al borde, una caseta forestal vigila que todo vaya bien en la sierra. El pico del Remedio es el más alto de la comarca con 1307 msnm.


Y aquí vemos la panorámica desde la cima del Remedio. Sus antenas no nos gustan nada, pero vale la pena acercarse hasta aquí para extasiarse en la contemplación de ese anhelado horizonte al que siempre aspiramos a llegar, aunque lo veamos lejano e incierto.
Un fortísimo viento soplaba en la cima. Casi nos vencía y hacía que la sensación de frío fuera mayor. Por ello, no estuvimos más que el tiempo suficiente para captar alguna fotografía.



Retomamos la pista en busca de nuevo del punto del collado en el que nos desviamos y nos reencontramos de nuevo con el PR.


A escasos doscientos metros del punto en el que salimos a la pista antes de desviarnos al Remedio, haremos la segunda variante del PR. Lo abandonaremos momentáneamente en este punto para volver después hasta aquí una vez visitado el vértice geodésico del Negrete, pico que da nombre a esta sierra.


Un marcado camino nos conducirá en poco tiempo hasta el vértice.



Y aquí lo tenéis: vértice geodésico del Negrete, 1292 msnm.


Y esta es la vista hacia la Plana de Utiel. Casi en el centro de la foto observamos el cónico cerro de la Mazorra en el que estuvo enclavado un poblado ibérico. 


Y no podía faltar la foto en el Negrete. El fuerte viento impidió hacer una foto de grupo porque hubiera tirado la cámara al suelo.



Volvemos sobre nuestros pasos para regresar a la pista. Aún encontramos escarcha en el suelo a pesar de que el sol ya lucía desde hacía tiempo.


Una vez de nuevo en la pista, a poco más de cien metros nos desviamos a la derecha.


Y a otros tantos metros salimos a esta explanada donde parecen perderse las señales de PR, lo que nos puede desorientar un poco. Pero, seguimos por la derecha.


Y casi frente a nosotros, encontramos este pino con una marca de PR en el tronco y una estaca con la señalización reciente. Solucionado el problema, estamos en el buen camino.


Tomamos pues este desvío a la derecha que nos llevará al camino del barranco del Choto.



Encontramos bonitos tramos de senda entre pinos.


En este cruce nos desviamos a la izquierda. Se trata del camino del Choto.


Es un ancho camino muy fácil de caminar y donde notamos menos el viento por la protección de los árboles, pinos y carrascas sobre todo.


El camino cruza la carretera de Utiel a Villar de Tejas en este punto.


Avanzamos gratamente arropados por el calor del sol, que recibimos agradecidos.


En este punto dejamos la pista y giramos a la izquierda.


Nada más girar nos encontramos con este corral de ganado (corral Negrete) en el que decidimos para a almorzar, resguardados del fuerte viento y cara al sol que nos calienta y reconforta.


 Y aquí mismo, desde este corral, empieza un bonito descenso, sin excesiva pendiente, por el barranco del Hontanar, que da nombre al PR.


También disfrutamos de buenos y bonitos tramos de senda.



En este poste se encuentra el enlace con el PR-CV 177-3, que anotamos para otra ocasión.
Ahora lo obviamos y seguimos de frente.


El barranco se va ensanchando poco a poco.


A nuestra izquierda, el Negrete, al que vamos rodeando por su vertiente oeste.



En este tramo de sendero encontramos restos de pinos caídos, como en otras zonas de la comunidad, que evidencian la fuerza del temporal que sufrimos a principios de año.


El sendero desemboca en este ancho camino, junto a un campo de almendros. Lo seguimos hacia la derecha.


Y llegamos a la fuente del Hontanar. Un matrimonio de lugareños llena sus garrafas de agua en la fuente y nos hablan de que ha vivido tiempos mejores con sus tres caños a pleno rendimiento.


A pocos metros de la fuente, llegamos al Área recreativa del Hontanar.


El área dispones de numerosas mesas de picnic y creo que al menos tiene dos paelleros.


Aspecto del Área recreativa del Hontanar.


Y antes de dejar el área recreativa del Hontanar, viene la tercera variante que hacemos al PR. Éste sigue de frente por la pista que veis y se dirige hacia la urbanización de Casas de Medina. Aquí abandonaremos el PR de nuevo, también momentáneamente, por este sendero que sale a la izquierda del camino y que acorta el recorrido a la vez que evita el paso por la urbanización.


Seguimos el sendero que ahora no tiene marcas de PR pero está balizado con estas estacas que no guían.


Caminamos también por pistas forestales pero nada monótonas que nos hacen disfrutar del camino.


Algunos campos bordean el camino.


En este punto cruzaremos la carretera CV 390 de Utiel  al pantano de Benagéber y Tuéjar. Y aquí retomamos de nuevo el PR.


Seguimos ya en el último tramo de la ruta de hoy.


Desde este último tramo de ruta son visible las dos máximas alturas de la misma: el Remedio con sus antenas y...


...la redondeada cima del Negrete. Desde ambos hemos disfrutado de muy buenas vistas, aunque el viento ha soplado con fuerza impidiendo disfrutarlas al máximo.


En un último tramo antes de llegar al Remedio, también abandonamos el PR para llegar al Área recreativa de la Pineda, por donde también pasa el PR. Pero nosotros llegaremos por otro camino. Allí retomaremos de nuevo el PR que ya no abandonaremos hasta el Remedio.


Llegando al Área de la Pineda.


Área recreativa de la Pineda. 


Paelleros del área recreativa.


Cruzamos el área recreativa y subimos las escaleras junto al paellero.


En la parte trasera tenemos un mapa con diversas rutas recién marcadas.
De las tres marcadas, la nuestra es muy similar a la que denominan de La Sabina.


Retomamos aquí de nuevo y ya hasta el final, el PR.


Pasamos antes junto a esta fuente para beber un poco.


Apuramos ya los últimos metros de esta bonita ruta, con el Santuario frente a nosotros y el Remedio de fondo.


Nos encontramos ya en la zona recreativa a los pies del Remedio. Aquí también hay paelleros, mesas y hasta un horno moruno.


Paelleros del área del Remedio.


Éste es el horno moruno del que os hablaba. Está detrás del edificio de los paelleros.


Esta extraña escultura también nos llamó la atención.
Se trata de una obra del escultor Emilio Gallego realizada en madera y piedra.


Finalmente, subimos por la escalera para acceder a la explanada central.


Y de nuevo, en el punto de partida. Aquí también se encuentra el punto y final de esta entretenida ruta.


La ruta en el mapa.





La ruta en wikiloc.


Powered by Wikiloc

16 comentarios:

  1. Hola Emilio!
    Como bien apuntas, la Sierra del Negrete ofrece muchas alternativas para poder dedicarle varias jornadas.
    Si el invierno es generoso, la ascensión al Negrete y al Remedio con nieve aumentará si cabe, las buenas sensaciones que ya de por si transmiten.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, José Vicente! Ciertamente es una sierra con variadas posibilidades y a la que volveremos sin duda. Comparto la idea de que con nieve, la visita será mucho más atractiva y montañera, pero no parece que las expectativas en ese sentido sean muy buenas.
      Un abrazo y Feliz Año.

      Eliminar
  2. La verdad es que fué una hermosa ruta y que valió la pena pasar un poco de fresco pues la belleza de los paisajes compensó con creces el incordio de la ligera baja temperatura... Brrrr, aún me castañean los dientes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Emilio! Viendo el post con vosotros en pantalón corto, nadie diría que hacía bastante frío. Lo cierto es que disfrutamos de lo lindo y del frío ya no nos acordamos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Emilio.

    Primero que nada, hay que ser muy valiente, con el frío que hacía, para atreverse a hacer la ruta en pantalón corto, por eso, me quito el sombrero ante tus compis de ruta jejeje.
    Bonita ruta por una sierra por la que todavía no nos hemos acercado, y por lo que veo en esta crónica tuya buenos ingredientes no le faltan para ser merecedora de una visita. La apuntamos en la agenda!!.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Dani! Mis amigos son unos monstruos. Se atreven con cualquier cosa. ¡En pantalón corto! Todo aquel que se cruzaba con nosotros se hacía cruces al verlos así. Había que contestarles que eran de Bilbao. En cuanto a la sierra, presenta varias rutas que podemos combinar a nuestro gusto y que seguro que te hacen pasar un muy buen día de senderismo. Vale la pena.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Emilio
    Que bueno cuando en una mañana fría como esta encuentras un sitio resguardado del viento y sentaditos al sol "acurrucado" te comes el bocata y estás deseando volver a caminar para volver a entrar en calor jajaja.

    Imagino como estaría de fresquita ese agua de la Fuente el Hontanar!!

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Jose!. Hacía frío (2º C) pero el fuerte viento propiciaba que la sensación de frío fuera aún mayor. Aún así, bonita ruta para recompensar con creces el normal frío invernal y más en la sierra de Utiel. Desde luego, el momento del almuerzo, como siempre, uno de los grandes momentos de la jornada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Hola Emilio!

    Veo que a vosotros ni el frío os para.
    Muy bonita esta variante para subir al Pico del Remedio.
    Aun recuerdo cuando fui con vosotros por allí y como me gustó la zona, seguro que en algún momento repetiré.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, David! Este pico del Remedio no es el de Chelva. Éste está en Utiel. Pero disfrutamos tanto como aquella vez. Y, aún con frío, lo pasamos de categoría.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Emilio...
    Una interesante Sierra,con muchas alternativas,doy fe de ello,pues ya he hecho unas cuantas y saliendo también desde ese Santuario del Remedio.
    Buena combinación la que habéis hecho.Hicimos una ruta similar en noviembre de 2013 y nos pego una nevada bastante buena,después del almuerzo en aquella ocasión.La combinación de los dos V.G. del Negrete y el Marisancho,también esta muy bien.Otro grato recuerdo que me ha traído vuestra ruta es el paso por el área recreativa de la Pineda,donde acabamos una ruta(sin GPS aun) con una buena torrá de embutido...jejeje.
    En definitiva una gran sierra,con alicientes como comentas,para volver mas de una vez.
    Aprovecho para desearte una Feliz Navidad y como no se si publicaras algo,antes de final de año,una Feliz entrada a ese 2018 y que se presente muy montañero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Juane! Efectivamente, son diferentes las variantes que esta bonita sierra nos permite hacer. Hemos de volver más veces ya que el Marisancho se nos quedó pendiente. El PR 177-3 se nos quedó pendiente. Como comentábamos más arriba, la nieve le da un plus a la ruta que en esta ocasión no se dio. Gracias por tus felicitaciones navideñas y recibe las mías también para ti y tu grupo. Que tengas un excelente año montañero y que nosotros lo podamos leer en tu blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Emilio!!! Me ha recordado a una ruta en la que también subimos al Negrete, una alternativa muy interesante que disfrutamos mucho y en buena compañía. Aquella también utilizaba parte de alguno de los PR que el amigo Esteban Cuellar homólogo en su día.
    Un brazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Álex! He leído la crónica de vuestra ruta, que es otra muy buena variante y que nos animará seguro a volver a esta magnífica sierra. No queda el PR 177-3 y algunas variantes como la vuestra que no tienen desperdicio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Emilio!!!Este Jueves y animados por tu crónica, decidimos seguir vuestros pasos y hacia el remedio que encaminamos los nuestros, llegamos al Santuario aun a oscuras y con una sensación de frío considerable a causa del fuerte viento, nada mas empezar a subir las escaleras se fue apoderando del lugar una espesa niebla que no nos permitía ver mas allá del camino y poco mas, llegamos al pico del Remedio desde el cual solo se vislumbraba niebla y mas niebla. Visto lo "no visto", obviamos la subida al Negrete, la niebla hacia que todo estuviera húmedo como si acabara de llover, por lo cual y aun que ya buscábamos sitio para el tan esperado almuerzo, llegando al Corral del Negrete, sacamos de las mochilas unos frutos secos y seguimos ruta. Llegados al área recreativa de la Fuente del Hontanar, hache si que bien acomodados procedimos a dar buena cuenta de los manjares. Para no alargarme, siguiendo siempre tu track, llegamos al Santuario donde dimos un vistazo tanto al interior de la iglesia como a sus alrededores. A pesar de no poder disfrutar de las vistas y del fuerte viento, fue una mañana muy agradable y que como bien dices, nos dejo con ganas de volver por el lugar y por que no, acabar con una torrá como Juane sugiere.

    Aprovecho para desearos un prospero 2018 lleno de rutas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Francesc! Me añegrp verte por aquí comentando la ruta después de un periodo bastante largo sin saber mucho de ti. Una pena la niebla que os impidió disfrutar del paisaje. Pero bueno, así tenéis excusa para volver de nuevo y hacer esa "torrá" que seguro que pone un buen broche de oro a una mañana senderista.
      Desde aquí, también os deseamos un venturoso 2018 que os llegue lleno de buenas rutas, buenos momentos y una salud de roble para poder disfrutar de ellos.
      Un abrazo.

      Eliminar