Seguidores

lunes, 9 de octubre de 2017

MONTANEJOS: MAS DE BAGÁN, MAS VALDESÁNCHEZ, EL CAMPERO, FTE EL CUBILLO (16/8/2017)

Tras el periplo pirenaico de julio, presentaré en las siguientes semanas una serie de rutas por Montanejos realizadas durante el mes de agosto. Espero que os gusten y os den ideas para posibles salidas por este bello rincón de la Comunidad.



Como toda ruta veraniega que se precie, la salida debe ser muy temprana.
Las siete de la mañana es una buena hora para estar en casa cuando el calor más apriete.


Callejeamos por el pueblo buscando el puente de San José.
El alumbrado público aún no se ha apagado.


Llegamos al puente de San José, que cruza el río Montán, afluente del Mijares, que vierte aquí sus aguas.


Nada más cruzar el puente, encontramos una exhaustiva información de las diferentes opciones y direcciones que podemos tomar desde aquí. Nosotros seguiremos durante un buen trecho el GR-36 (Transespadán) y el GR-160 (Camino del Cid).


Enseguida pasamos por unos corrales en ruinas y tenemos una visión general de Montanejos a primeras horas de la mañana.


Llegados a este cruce, seguimos por la derecha.


Una ancha pista cementada va en ascenso siguiendo los dos GRs antes citados.


Pasamos por delante de la entrada del camping "La Granja".


Seguimos por la pista.



A nuestra derecha, la Rosada, cuyo perfil nos acompañará durante un buen tramo.


Al poco tiempo de transitar por la pista, hemos alcanzado distancia y altura suficiente para obtener estas vistas de Montanejos.

Más adelante, tras un recodo a la izquierda, el cerro del Castillo.

También si nos fijamos a nuestra derecha, mientras observamos el valle del río Montán, se destaca al fondo el perfil inconfundible del pico de Pina de Santa Bárbara.


En este cruce, dejamos el GR-160 que sigue por la derecha hacia Montán. Nosotros nos vamos a la izquierda siguiendo el GR-36.

Al poco de virar, encontramos un colmenar en un campo junto a la pista.¡Ojo!.


Poco más adelante otro giro a la izquierda lleva a la pista a transcurrir junto al barranco de Juan Roya.


El cauce del barranco está seco, como casi siempre.


A esta altura se encuentra la fuente de Juan Roya. Esta fuente no se ve a simple vista. Se encuentra ubicada a la otra parte del barranco. Yo únicamente la he visto una vez tras el terrible incendio del año 94, que quedó al descubierto.


La amplia pista que recorremos llega a un punto donde se convierte en senda, que nos llevará directamente hasta el mas de Noguera.


La senda, aunque corta, tiene bonitos tramos.


En los puntos en los que aclaran los pinos, ya vemos edificios de la masía.


También en algún tramo vemos las consecuencias del temporal de este pasado invierno.


Llegamos a este cruce. A nuestra derecha sigue el GR-36. También encontramos aquí los restos inermes del mas de Bagán, ya en término de Montán.


Andamos unos metros para tomar la foto de la fachada de la masía. Luego volvemos sobre nuestros pasos hasta el poste direccional para seguir por la pista que deja el GR-36 definitivamente.


En el horizonte, destaca el cónico perfil, casi perfecto, de Monte Redondo.


Encaramos la pista que transcurre paralelo al barranco de la Losa que tiene su cabecera a los pies del Alto del Cerro.

La pista va en ascenso, aunque de manera bastante progresiva exceptuando algún corto tramo.
Al fondo, entre brumas, la silueta del Penyagolosa se deja ver.


La pista, en general, no tiene vegetación, aunque algún tramo presente este aspecto más exuberante, tal vez debido a la proximidad de alguna fuente.


Pasamos junto  a los restos del mas de la Tejería.


Y, poco más adelante, el Campero nos presenta sus credenciales.


Pasaremos también muy cerca del mas de Valdesánchez, aunque no nos desviaremos hacia él.


A nuestra derecha se nos ofrece también esta curiosa "peña partida", que vistamos hace un tiempo en una magnífica ruta: "al Campero desde Cirat".


Seguimos por la pista que nos lleva hasta el corral de Sandalinas. Ya lo tenemos a la vista.


Rodeamos el corral y buscamos la senda de subida al Campero. Buscamos este pino que nos ayuda a encontrarla. Hacemos caso omiso al cartel y sobrepasamos unos metros el pino. Allí encontramos el inicio de la senda, cada vez más marcada, que nos llevará en muy poco tiempo hasta la cima del Campero.


La senda, sin estar marcada (hay algún hito), es cada vez más evidente y se sigue bastante bien, salvo algún tramo que parece perderse un poco con el matorral bajo.


A medida que subimos, empezamos  a disfrutar de excepcionales vistas sobre el valle del Mijares.


Último tramo de subida hasta la cima.


Y en la cima, el vértice geodésico que sirve como límite de los tres términos municipales: Montanejos, Arañuel y Cirat.


La neblina, que hoy lo envolvía todo, apenas nos dejaba ver parte de Cirat, tapada también por el Rosaire.


Apenas pisar la cima, empezaron a revolotear por encima de mi cabeza primero uno, luego otro y otro y otro ...así hasta media docena de buitres, no sé bien con qué finalidad.


Tras el almuerzo excepcional en la cima, la foto inmortalizando el momento.


De nuevo, las impresionantes vistas que disfrutamos ocupan nuestra atención. No es para menos.
Disfrutamos pues, durante unos minutos, de estas fabulosas vistas.


Y nos entretenemos en algunos puntos concretos.
 Por ejemplo, la cima del Morrón de Campos.


O la cima de La Copa.


Tras los excelentes momentos vividos en el Campero, comenzamos el descenso por la misma senda de ascenso. En pocos minutos ya estamos frente al corral de Sandalinas de nuevo.


En el descenso también podemos disfrutar de enormes vistas.



El embalse de Arenoso desde el Campero.


Salimos de nuevo a la pista que nos trajo hasta aquí.


La pista comienza a descender y nos ofrece panorámicas de las que también disfrutamos holgadamente. El Cantón, por ejemplo.


La peña Redonda...


En la bajada, llegamos a un cruce en el que hemos de decidir si volver a Montanejos por la derecha o por la izquierda. Nosotros lo haremos por la izquierda en esta ocasión, pero nos acercamos unos metros por la derecha para acercarnos al pozo del corral de Pavón.


Este es el pozo del Corral de Pavón, según reza el cartel. 


Retornamos al cruce y seguimos por el camino que habíamos decidido tomar.
Mirando la foto, por nuestra derecha.


Seguimos la pista duran poco más de quinientos metros.



 Desde esta pista, tenemos buenas perspectivas de la sierra de Gúdar.


En este cruce, seguimos por nuestra izquierda unos cuatrocientos metros.


Habremos de estar atentos puesto que hemos de dejar la pista para tomar este senderillo a la derecha.


De nuevo las vistas llaman nuestra atención y no es para menos.


Descendemos por el senderillo, muy definido.


Y nos lleva hasta la caseta de la fuente del Cubillo.


De la caseta bajamos unos metros hasta esta pista, que seguiremos a la izquierda.


Apenas girar en la pista, encontramos la fuente que recoge las aguas que deja escapar el nacimiento que hay en la caseta, ya que desde allí se canaliza para llevarla a Montanejos y la Alquería.


Tras refrescarnos en la fuente, seguimos por la pista que va bordeando el barranco.


Pasamos junto al corral del Manco.


Disfrutamos de excelentes vistas mientras una suave brisa nos refresca y alivia del calor que sin ser demasiado elevado, nos molesta un poco.


También nos entrenemos en recolectar moras, que presentan un inmejorable aspecto.


Pasamos junto al seco pozo del corral del Manco.


La vuelta que va dando la pista que llevamos hace que vaya cambiando el ángulo de visión permitiendo nuevas vistas que nos entretienen mientras caminamos. Ahora ya vemos Montanejos y el cerro del castillo en primer plano.


Aquí el cerro del castillo en primer plano.


Y Montanejos acercado con el zoom.


Aquí, adivinamos a la izquierda de la foto la base de lo que fue una torre del castillo.



Seguimos por la pista y estamos atentos porque la vamos a dejar en este punto sonde nos desviaremos a la derecha para empalmar con la senda de subida al castillo.


De camino a la senda del castillo, somos capaces de captar con mayor detalle los restos de la torre.


Y esto son restos de lo que tal vez sería un tramo de muralla.


Aquí enlazamos con la senda de subida al castillo. Si nos fuéramos a la izquierda, estaríamos en un momento en lo alto del cerro. Pero nosotros nos vamos a la derecha para bajar hasta Montanejos.


La senda del castillo es muy agradable.


Antes de desembocar en la pista, obtenemos esta imagen de las Alquerías de Montanejos.


Enfilamos ya la recta final con nuestro objetivo frente a nosotros.



El puente de San José nos recibe de nuevo antes de entrar a Montanejos.


Callejeamos de nuevo buscando la plaza de España.


Pasamos junto a la iglesia de Santiago Apóstol antes de girar por el callejón que desemboca en la plaza.


Y en la plaza de España damos por terminada esta entretenida ruta.


La ruta en el mapa.



Una variante más sencilla de esta ruta tendría el primer tramo hasta el corral de Sandalinas igual. Pero en esta variante, no subiríamos hasta el Campero reduciéndose así el desnivel positivo. Luego, la vuelta a Montanejos discurriría por otro recorrido que no pasaría por la fuente del Cubillo. En el mapa siguiente podéis ver la variante.



Ruta en el mapa de la variante que no sube al Campero.





La ruta en Wikiloc.


Powered by Wikiloc



Ruta en Wikiloc de la variante que no sube hasta el Campero.


Powered by Wikiloc

1 comentario:

  1. Hola Emilio...
    Sin lugar a dudas,otra interesante y atractiva ruta por esa parte del Alto Mijares,que tan bien conoces.Desde luego que tomo nota de ella.
    Lo de los buitres,se ve que llevabas buenas viandas para el almuerzo y esperaban a ver si dejabas algo...jajaja.
    Curioso ese vértice delimitando esos tres términos municipales y me ha encantado esa foto de la ''peña partida''...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar