Seguidores

martes, 7 de marzo de 2017

MONTANEJOS: VUELTA AL CASTILLO POR SL-CV 104 (4/3/2017)


Os muestro una sencilla ruta, apta para todos los públicos, que os hará disfrutar de unas fenomenales vistas de Montanejos y su entorno más cercano subiendo a la atalaya del Castillo. Lo haremos por el SL-CV 104. Dado que este SL es lineal, para hacer un recorrido circular, en la bajada, abandonaremos el sendero en un punto para salir a una pista forestal que, rodeando el castillo, nos devolverá a Montanejos, punto de inicio de esta bonita ruta.




Comenzaremos la ruta en el centro del pueblo, en la Plaza de España.


Callejearemos por el pueblo para buscar el puente de San José.


Enseguida llegamos hasta el puente de San José.


El puente de San José es de tipo "acueducto". 
Por debajo del paso de las personas, conduce agua de la acequia que lleva agua de riego hasta La Alquería.


El puente de San José se construyó sobre el río Montán, afluente del Mijares.
 Nos entretenemos unos momentos para disfrutar del río al que pocas veces tenemos ocasión de ver con el caudal que llevaba hoy.


En el otro extremo del puente encontramos varios paneles informativos y dos postes direccionales que nos informan sobre diferentes rutas y caminos. Nuestro SL-CV 104 comenzaría aquí.


Pasamos enseguida por un viejo corral del que nos llaman la atención unas arcadas bastante bien conservadas.


Ascendemos por una pista cementada. 
Al girar la cabeza podemos contemplar esta vista general de Montanejos.


Llegamos tras un centenar de metros, llegamos a este cruce.
En este punto podemos decidir si hacer la ruta en sentido dextrógiro (en el sentido de las agujas del reloj) o en el sentido levógiro. En nuestro caso, pensamos que es más conveniente hacerlo en el sentido de las agujas del reloj. Por ese motivo, nos desviamos a la izquierda.


Seguimos ascendiendo por una pista cementada, que en las paradas que vamos realizando, nos permite disfrutar de estupendas vistas sobre el valle del Mijares.


El Morrón de Campos controlando la población desde su peculiar perfil.


Desde la pista, también nos asomamos a un balcón natural sobre La Alquería.


Llegamos hasta este poste direccional  que nos indica la dirección a seguir.
Dejaremos la pista aquí y nos desviamos a la derecha subiendo por una senda.


Seguimos de frente tras dejar una pista que continua a la izquierda sin continuidad.


Subimos por la bonita senda que conserva, en algún tramo, el empedrado original.
En algún hueco que dejan los pinos, divisamos claramente el Morrón de Campos.


También vemos, cada vez más cerca, el cerro del castillo hacia el que nos dirigimos.


Al ir adquiriendo altura, podemos ver y explicarnos el porqué del viento frío que sentimos en el rostro. La cercana sierra de Gúdar aparece engalanada con ese color blanco que tan bien le sienta y que hará que en la primavera luzca más bella.


Tras las últimas zetas de subida al cerro, pero antes de llegar arriba, podemos ver este resto de muralla que es de los pocos restos que encontraremos del castillo.


Ya en la meseta del cerro, el poste nos indica a qué altura nos encontramos: 704 m.


Nos acercamos para ver el pequeño tramo de muralla en el punto más alto.


Frente a los restos del muro, encontramos el elemento del castillo mejor conservado. Se trata del aljibe, que aún conserva la bóveda que lo cubre.



Interior del aljibe.


El viento sopla con fuerza y es bastante frío.
 La nevada sierra de Gúdar tiene, en parte, culpa de ello.


Las vistas desde aquí nos encandilan y nos mantienen absortos un buen rato a pesar del molesto viento.


Gracias a la altura del cerro y al estar aislado sin montañas que lo rodeen, tenemos vistas en 360º.
Hacia el suroeste, también claramente, distinguimos el pico de Santa Bárbara de Pina.




Aquí con zoom. Sus antenas lo delatan.


Montanejos, descansando en el fondo del valle, remojando sus pies en el Mijares.


Más cerca, dejándose acariciar por el sol que atempera el frío viento.


Dando un vuelta por la meseta, vemos los restos de la base de lo que debió ser una torre.


También hacia el oeste, el helipuerto en las proximidades de la localidad.



Un buen manto de nieve cubre la sierra de Gúdar, como se aprecia en esta foto.


Nuestra Penyagolosa también presentaba un aspecto inmejorable.


El Magraile y el Plano hacia el norte.


La Alquería y su huerta.


Tras disfrutar un buen rato de las vistas, retomamos la bajada y disfrutamos ahora de las vistas de otra manera.


La primavera asoma y muestra este bello espectáculo.


Descendemos por la senda y llegamos a un pequeño llano a pies del cerro. En el punto que veis en la foto, dejamos el SL y nos desviamos a la derecha por este senderillo.


El sendero se abre y nos lleva a cruzar unos abandonados campos de almendros y olivos.
A nuestra espalda, el cerro del castillo que acabamos de dejar atrás.


El sendero nos lleva hasta el extremo del campo  y sube un metro hasta sacarnos a una pista.


Una vez en la pista, tenemos la opción de ir por la izquierda o hacerlo por la derecha.
En esta ocasión lo haremos por la derecha, opción más corta para volver a Montanejos.
Si siguiéramos por la izquierda podríamos alargar la ruta unos cuantos kilómetros más. Pincha aquí para ver la ruta por este otro lado: Montanejos-castillo-La Alquería-Montanejos.


Ya desde la pista, que bordea totalmente el cerro del castillo, tenemos perspectivas diferentes.
En ésta vemos claramente los restos de muralla y la base de una de las torres.



Aunque caminamos por pista, disfrutamos de excelentes vistas que nos compensan de la monotonía que estos caminos tienen.


Pasamos junto a la valla de un chalet.


Y seguimos con un dulce caminar, propiciado por un agradable y cálido sol, un camino amplio, llano, de bajada y con excepcionales vistas.


El Morrón, la Redonda, el Cantón, la Copa...



En la lejanía, el Cabezo de las Cruces también muestra su manto blanco.



A medida que la pista va rodeando el castillo, nuestra perspectiva de Montanejos va variando.



La primavera se asoma ya en las ramas de los almendros con delicadas y bellas flores que anuncian a los cuatro vientos su ya inminente llegada.


Aquí podemos observar como la pista va bordeando el cerro del Castillo en todo su perímetro.



Nos vamos acercando poco a poco a Montanejos.


La pista por la que caminamos, llega al cruce con ésta otra. Aquí enlazamos con el GR 36 y con el recientemente homologado GR 160 "Camino del Cid". Seguiremos a la derecha dirección a Montanejos y durante este tramo coincidiremos con estos dos senderos de Gran Recorrido.



Un cuarto más de vuelta y otra visión del cerro del castillo.


Ampliamos con zoom para ver mejor lo que parecen los resto de otra torre, en uno de los extremos del cerro.



Seguimos con calma y disfrutando de la excelente mañana tras la tormenta de la noche pasada.


Ahora caminaremos casi paralelos al valle del río Montán, que como dije al comienzo de esta entrada, lleva un buen nivel de agua para lo que es habitual.


Pasamos junto al nuevo camping de Montanejos.


El panel informativo con los servicios que ofrece.


Y ya ante nosotros, la carretera de Onda.


De nuevo en el cruce de pistas de la mañana. 
Ahora tomamos la izquierda que nos devolverá hasta el puente de San José.


Montanejos a la vista, tras las ruinas de estos corrales.


Vista sobre el puente de la carretera a Onda sobre el cauce del río Montán.


Las ruinas del molino.


Imagen de Montanejos, con la copa de telón de fondo.


Cruzamos el puente de San José y nos entretenemos en una de las dos hornacinas que adornan el puente más o menos hacia su mitad. Ésta justamente con el panel cerámico de San José, que es el que da el nombre al puente. La otra contiene otro panel de la Virgen de los Desamparados, pero es posterior a éste.


Ahora sólo nos queda volver a callejear para buscar la Plaza de España. Esta vez lo hacemos pasando por la plaza de la iglesia.


De nuevo la plaza nos recibe y nos dice: "Hasta la próxima".


Resumiendo, sencilla y vistosa ruta adecuada para todos que nos permite disfrutar de bonitas vistas de Montanejos desde el cerro de su castillo.


La ruta en el mapa.




La ruta en wikiloc.
















Powered by Wikiloc

8 comentarios:

  1. Hola Emilio!
    Me ha encantado. Tendré que ir más a Montanejos (ya tenéis camping nuevo y todo).
    Es una ruta que no conocía y prometo hacer.
    Esas fotos con zoom, me encantan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, José Vicente! Pues sí. Creo que debes venir más a Montanejos. Te aseguro que es todo un lujo. En este caso es una ruta sencilla y muy accesible para todos y con vistas espectaculares. Seguro que te gusta. El zoom nos permite acceder a detalles que la distancia nos impide ver, me gusta hacer algunos zomms.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡¡ Hola Emilio !!
    Otra interesantisima ruta por el termino de Montanejos,que tan bien conoces.Aun siendo corta en distancia,ofrece suficientes atractivos visuales para disfrutar plenamente de ese rincón del Alto Mijares.
    Por lo que comentas,a pesar del día soleado el viento soplaba helado,por esas cumbres nevadas de Gudar...
    La verdad es que viendo la cantidad de magnificas rutas que nos has mostrado desde Montanejos y aledaños,quizá estaría bien que las agruparas en una pagina,para poder consultarlas mejor.Yo he hecho algo similar con las rutas por Gudar,que ya sabes que esa Sierra me encanta,creo que lo mismo que a ti Montanejos....jejeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juane! Es una ruta muy sencilla, para pasear un poco y matar el gusanillo senderista, pero con alicientes suficientes por sí sola. En cuanto a tu sugerencia de agrupar las rutas de Montanejos en una página aparte, me parece muy interesante y creo que te voy a hacer caso. Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Hola Emilio!

    Sencilla y corta ruta, a la par que preciosa e imprescindible para cualquier vidigonero que se precie, que si encima la haces circular aun es más interesante.
    El toque de las sierras vecinas nevadas le da un toque especial a la ruta.
    A ver si nos podemos ver para semana santa y hacemos alguna ruta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Emilio
    Fácil pero bonita como todas las que nos muestras de Montanejos. Seguro que se notaba ese fresco que vendría desde esa sierra cubierta por el manto blanco que en ocasiones incluso apetece sentirlo en la cara.

    Ya tenemos otra opción mas por Montanejos.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola David! Tu la conoces bien y sabes de sus excelencias. Sencilla pero agradable. La sierras nevadas no son muy frecuentes por aquí y verlas así de blanco siempre se agradece. A ver si coincidimos en Semana Santa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Jose! Como decía antes, sencilla pero muy interesante ruta al alcance de cualquiera y que permite disfrutar del entorno tan bello del Alto Mijares. El vientecillo era fresco, pero se agradecía. Una opción más de las múltiples posibilidades que ofrece Montanejos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar