Seguidores

domingo, 15 de enero de 2017

NÁQUERA, CINCO PUNTALES: DE LOS MOROS, PENYA ROJA, MELIQUET, MONTCÚDIO Y DE MATEO (7/1/2017)


Primera ruta del año cerca de casa, pero no por ello falta de interés y vistosidad. Se trata de una bonita ruta en La Calderona, en concreto en la localidad de Náquera, que recorre la cima de cinco de los Puntales más significativos de esta bonita localidad serrana. Se trata de los Puntales de los Moros, la Penya Roja, del Meliquet, Montcúdio y de Mateo. Bonita ruta que seguro que satisface nuestras expectativas.



Comenzamos nuestro recorrido en el paraje de La Fuente del Oro, a dos kilómetros de Náquera.


Me acompañan en esta ocasión (de derecha a izquierda) Emilio Romero, Amparo y Eduardo.


Hace algo de fresco, por eso nuestro caminar al principio es alegre y rápido. Es una buena forma de calentar. Salimos dirección al pino del Salt por ancho camino, paralelos al barranco de la Fonteta.


Llegamos a este cruce y nos vamos por el camino de la derecha.


En unos metros llegamos hasta el desvío que nos pone en el inicio de la ruta de la Penya Roja.


Iniciamos la pista que nos acerca a la Penya Roja, que encontraremos marcada con la señal roja que vemos en el panel junto al nombre de la ruta. Eso sí, las señales están muy gastadas.


La pista sube con cierta pendiente, que nos hace esforzarnos un tanto.


Y llegamos hasta el collado que separa el Puntal de los Moros (a la derecha) y la Penya Roja (a nuestra izquierda). Desde aquí podemos disfrutar de buenas vistas, tanto frente a nosotros, como a nuestras espaldas.


Entre otras vistas, desde este collado vemos perfectamente el "Pi del Salt", a los pies del Montcúdio.


Algo más a la derecha, vemos también perfectamente las antenas del Alt del Pi.


Tras disfrutar de las vistas, nos dirigimos a la derecha del collado en dirección al Puntal de Los Moros. Para ello, crestearemos por su loma por un senderillo más o menos evidente (no está marcado con ninguna señal).


Nos paramos por momentos para disfrutar del paisaje en 360º. Prácticamente desde todos los puntales que vamos a visitar tendremos excelentes vistas en todas direcciones. En nuestro caso, la neblina nos impidió disfrutar de las vistas al cien por cien. En la foto, vemos perfectamente el perfil de la Mola de Segart.


Antes de llegar al extremo del puntal de Los Moros, pasamos por un montón de piedras.


Y llegamos hasta el extremo del Puntal de los Moros. 


Foto de grupo en el primero de los puntales de la ruta de hoy.


Volvemos sobre nuestros pasos hasta el collado de la Penya Roja y ahora nos dirigimos hacia allí.


Estaremos atentos en este punto en el que el camino sigue a la izquierda por aquí. No seguir de frente por lo que parece un sendero claro.


Poco después pasamos por este pilón de término. 
Éste separa los términos municipales de Náquera y Segart.



Tras una subida no demasiado exigente, llegamos hasta su cima, marcada con un panel.


Este es el panel informativo, absolutamente ilegible y que merecería un recambio.


Y hacemos la foto de grupo en el segundo de los puntales del día de hoy.


Nos detenemos también unos minutos para disfrutar de las vistas.
En la foto, el Puntal de Mateo, al que subiremos al final de la ruta.


Llaneamos por la meseta de la Penya Roja siguiendo un sendero marcado con hitos y que nos deja donde vemos en la foto: el collado del Meliquet. El Puntal del Meliquet es la colina que veis enfrente. Subiremos hasta allí por un senderillo que tiene algunas derivaciones por lo que subiremos teniendo presente nuestro objetivo para no desviarnos de nuestro objetivo.


Y llegamos hasta la cima del Puntal. Este grupo de piedras lo marca. 
Nos detenemos a disfrutar de las vistas también, como en los dos anteriores, en 360º.



Mirad, por ejemplo, la Mola de Segart al centro y el pico del Águila que vemos en la derecha de la foto.


O el paraje del Pi del Salt de nuevo, con el Montcúdio de telón de fondo.


El Puntal de Mateo.


Y la foto de grupo de la tercera cima de hoy.



Volvemos al collado del Meliquet por la senda por la que subimos y hacemos un giro a la izquierda para buscar el senderillo que bordea a media altura el Puntal del Meliquet. En este tramo de senda encontramos un par de puntos donde la senda apenas tiene apoyo para el pie y debemos de tener cuidado de no resbalarnos. El sendero rodea el puntal y nos deja junto a un campo de mandarinas que bordeamos para salir a una pista.


Aquí desemboca el sendero que nos trae desde el Meliquet. Seguimos de frente y en unos pocos metros llegaremos al mirador del Salt.


En el mirador del Salt encontramos este panel informativo que nos ilustra sobre la formación geológica (sinclinal en este caso) que podemos disfrutar desde aquí.


Mirador del Salt con vistas al barranco del mismo nombre.
Junto a la vaya de madera nace un "sendero" que baja hasta la fuente del Salt. Pongo sendero entre comillas porque no es nada cómodo de bajar por su tortuosidad y algún desprendimiento que lo dificulta, aunque no es muy largo.


Descendemos y tenemos suerte de ver la fuente con agua, cosa que no siempre es así.


Tras la foto de rigor, volvemos a subir el tortuoso sendero.


Eduardo y Amparo haciendo el último esfuerzo.


Volvemos a la pista y la seguimos por la derecha dirección al Montcúdio. A lo lejos el último objetivo del día: el Puntal de Mateo.

Llegamos a este cruce y seguimos a la derecha junto a este corral al lado del camino.


El camino se estrecha y pasa durante unos metros por el interior del barranco.


Hemos de sortear este tramo con agua.



Dejamos el barranco y vamos ascendiendo poco a poco.


Excelentes vistas del rodeno del Prat.


Aquí dejamos la senda que llevamos y nos desviamos a la izquierda por una senda en ascenso.


Pasamos junto a este corral en ruinas.


Pasamos debajo del Alt del Pi con sus típicas antenas.


Salimos a esta pista y seguimos por la izquierda.


Llegamos enseguida a otro cruce de pistas y de nuevo por la izquierda.


Y la pista nos deja en el collado del Montcúdio que veis aquí.


Aquí vemos el inicio de la senda que nos conducirá hasta la meseta superior del Montcúdio.


La senda de ascenso pasa junto a esta oquedad poco antes de llegar hasta arriba.



Recorremos el casi medio kilómetro de la loma dorsal que recorre el Montcúdio y llegamos hasta este hito donde un tronco de pino marca el punto álgido de la cima.


Posando en el Montcúdio, con Serra al fondo.
Aquí se nos olvidó hacer la foto de grupo. Se trataba del cuarto puntal del día.


Desde el Montcúdio disfrutamos también de excepcionales vistas.
En la foto, el castillo de Serra.


Rebalsadors tampoco nos pasó desapercibido.



Y de nuevo, la Mola de Segart, un referente durante gran parte de la ruta.


El Sierro u Oronet de telón de fondo del castillo de Serra.


Aquí con más detalle ampliando su cima con el zoom.


Y aquí una vista más panorámica.


Volvemos hasta el collado y descendemos por la pista a la izquierda. Nuestro objetivo ahora es el puntal de Mateo.


Podemos seguir la pista, pero para evitar un buen rodeo y alguna curva, cogemos un atajo por una senda que sale a nuestra izquierda.


La senda es muy perpendicular y desemboca en esta pista que seguimos a la izquierda.


Seguimos fotografiando el castillo de Serra, cuya estampa siempre nos impresionó.



La pista rodea el Montcúdio y pasamos por su base. Levantamos la cabeza y observamos este perfil más afilado, desafiante e inexpugnable que la parte por la que hemos subido.


Mientras caminamos tranquilamente, disfrutamos del paisaje de la Calderona.



La senda se estrecha, pero sigue siendo muy cómoda.


Desembocamos en el camino del Fenassar. Seguimos por la izquierda.


Y llegamos al collado del puntal de Mateo, junto al depósito de agua.


Enfilamos por esta evidente senda, la ascensión al último puntal del día. La senda tiene una buena pendiente, aunque se sube relativamente bien. Únicamente tendremos cuidado un un corto tramo de unos diez metros muy vertical, liso y con poco apoyo que nos puede dar algún problema; más en la bajada que en la subida. 


Y llegamos a un collado que separa dos extremos de este bonito puntal. 
Las vistas desde este collado nos entretienen durante un rato.




Cima oeste del puntal de Mateo.
Un poco más abajo vemos la valla que rodea la sima del puntal de Mateo, cerrada durante unos meses al año para preservar la reproducción de los murciélagos que la habitan.



Cima este del Puntal con excelentes vistas hacia la Calderona.


El Pi del Salt desde el puntal de Mateo.


Disfrutamos mucho también desde el puntal de Mateo.


Foto de casi todo el grupo en el quinto puntal del día.



Tenemos cuidado en este tramo muy liso y vertical donde resbalar es muy fácil.



Descendemos del puntal de Mateo y seguimos la pista a la derecha.


A lo lejos el monasterio de San José y Santa Teresa de las Carmelitas de Serra.


Bonita vista de la Mola de Segart, con la cantera de el Salt en la parte central de la foto.


La senda baja pronunciadamente, con mucha piedra suelta.


Pasamos junto a la caseta del Pozo de la Fonteta antes de llegar al cruce.


Estamos a punto de enfilar la recta final de la ruta. En el cruce que vemos, nos desviamos a la derecha buscando el paraje de la fuente del Oro.


La pista amplia y llana nos viene muy bien después de la subida a los cinco puntales que ha dejado huella en nuestras piernas y articulaciones.


Paraje de la fuente del Oro. Inicio y final de esta bonita ruta.


La ruta en el mapa.




La ruta Wikiloc.


Powered by Wikiloc

10 comentarios:

  1. ¡Hola Emilio!

    Muy bonita ruta para empezar el año montañero, y encima en tu tan querida Calderona.
    A ver si algún día me animo a visitarla, que es una de las grades desconocidas para mi.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola David! Una ruta estupenda para ir quemando los turrones sin demasiado esfuerzo y cerquita de casa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Emilio

    Has empezado bien el año. Suerte que tienen algunos de tener la Calderona tan a mano

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jesús! Es una sierra que, a pesar de lo castigada que está por los incendios, aún nos permite disfrutar de rutas entretenidas como ésta, con excelentes vistas desde los cinco puntales.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola Emilio!!!

    Haciendo honor al nombre del blog eh!! siempre mas alto,, con lo bien que se camina a la orilla de los riachuelos......jejejejeje, buen inico de año y señal que las cosa mejoran..

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Francesc! Pues sí, caminando hacia los "puntales" (ja,ja,ja). Lo cierto es que estas cimas son muy modestas, pero sus vistas compensan su escasa altitud y las disfrutamos como niños con regalos de Reyes.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Hola Emilio.

    Qué mejor manera de empezar el año que con un "repoker" de cimas en la Calderona. Perfecta descripción la que has hecho de esta bonita ruta, haciendo especial hincapié a la hora de identificar cada cima, pueblo o enclave, señal de lo buen conocedor de la Calderona que eres, todo lo contrario que yo, que la tengo muy abandonada. A ver si voy pronto por allí, además en octubre se me quedó a medias la ruta Peñas Blancas/Penya Roja/Alto del Sapo y me gustaría completarla.
    Se me hace raro no ver comida ni bebida en las últimas fotos ;-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dani! Tenemos La Calderona al lado e intentamos disfrutarla cuando podemos (la agenda está muy llena y siempre lo cercano queda para después). En este caso, estos cinco puntales nos ofrecen una panorámicas excelentes para pasar una bonita mañana de senderismo. Al estar tan cerca de casa, nos apetece comer con la familia, que la tenemos olvidada durante casi todos los sábados del año. Ya llegarán las comidas. Ahora de momento, intentaremos rebajar los turrones que nos han hecho coger peso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Emilio y feliz año senderista...!!!
    La grandeza de la Serra Calderona,una vez mas presente...
    Personalmente pienso que l@s que vivimos en los alrededores de Valencia,tenemos un potencial senderista alrededor de nuestra Comunidad impresionante,ya que ''abarcamos''casi todo en apenas dos horas...Todo un lujo al ''alcance de la mano''.
    Esta ruta que nos muestras,vuelve a dejar latente el inmenso potencial de esa Sierra tan cercana que tenemos,con buena combinación de sendas y partes de pista.Quizá a veces ''peque'' de poca vegetación,pero lo compensa con esas magnificas panorámicas,por ejemplo desde Montcudio,con ese compendio de cimas y ese Castillo de Serra(que recuerdo con una subida muy empinada).
    Completa y cercana que dejo anotada para ''las de volver a casa a comer''...jejeje(de hecho si el tiempo lo permite el domingo la idea es hacer ruta de volver a casa a comer...pisar nieve y hacer el V.G. + de 1000 de la Nevera en Siete Aguas..veremos).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Emilio! Bonita ruta por la Sierra Calderona (nuestra Calderona). Y como bien dices, siempre cerca para disfrutarla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar