Seguidores

domingo, 12 de abril de 2015

MONTANEJOS.


Montanejos es un enclave perfecto para practicar el senderismo. Su privilegiado entorno hace posible recorrer maravillosas sendas que nos acercan a bellos rincones y paisajes de esta bella comarca. Pero también podemos disfrutar de una manera más sosegada y tranquila, en compañía de toda la familia, de este entorno singular . Os muestro en esta entrada un paseo por Montanejos, apto para toda la familia y que os permitirá haceros una idea general del entorno más próximo a la población y os hará pasar un rato agradable.



Se trata de una ruta circular que parte y llega a la Plaza de España de Montanejos, centro neurálgico del pueblo. Es un corto recorrido de unos 4 km que podréis realizar en poco más de una hora y que nos lleva hasta el rincón más emblemático de esta población del Alto Mijares: la Fuente de los Baños. Después pasearemos por la ribera del Mijares viendo correr sus tranquilas y cálidas aguas y acabaremos volviendo al pueblo transitando un bonito camino que nos ofrecerá bonitas panorámicas del mismo desde la otra orilla del Mijares. Vamos allá.




Plaza de España de Montanejos con la fuente al centro.
Éste será nuestro punto de partida.


Pasaremos por delante del Ayuntamiento y seguiremos por la Avenida Fuente de Baños.






 Antes de salir del pueblo encontramos esta fuente, la "fuente del León", frente al Hotel Rosaleda del MIjares.



 Ya fuera del pueblo, a nuestra derecha, solemos ver la cima de la Copa. Hoy, como está nublado, no la podemos ver, pero la intuimos.



 Y enseguida pasaremos por el puente sobre la Maimona.

 Nos detenemos en él para asomarnos a las dos partes.A nuestra derecha, vemos el punto exacto en el que las aguas del barranco de la Maimona ceden su caudal al Mijares.



 A nuestra izquierda, podemos ver el último tramo del barranco, con abundante vegetación.



 Pasamos junto al albergue "El Refugio".


 Y seguimos por el paseo junto a la carretera que nos lleva hasta la Fuente de Baños. En todo momento nos asomamos a contemplar el cauce del Mijares.



 Junto a la carretera encontramos el enlace con el SL-CV 105 (Senda de la Bojera) y los senderos de Los Castillejos y los Estrechos, así como el del Morrón de Campos.



 El paseo es agradable porque en todo momento nos permite ver el recorrido que hace el Mijares.



 Y llegamos hasta el aparcamiento de la Fuente de Baños, de pago desde abril a octubre.
La nubes tapan el Morrón al fondo.



 En este punto está la bajada al río. 
El panel cerámico nos informa de las cualidades medicinales de las aguas de este manantial que vierte sus aguas al Mijares.


 Este es el camino que nos lleva hasta  el río.





Junto al muro de piedra encontramos este cartel que nos informa de la presencia de unos restos de Baños Árabes que eran utilizados por el gobernador almohade Abu Zeit y sus favoritas para mantenerse siempre jóvenes.



 La gente se asoma con curiosidad, pero lo que ve es este resto de muro comido por la vegetación y las cañas. Pienso que un enclave así debería estar más cuidado.



 Y bajamos al paraje de la fuente de Baños.
El edificio que vemos a primera vista son aseos. Tras él hay un quiosco que funciona en verano y épocas de vacaciones.



 Y esta es la Fuente de Baños. No toda el agua que aporta el manantial al río sale de estos caños. En todo el entorno el agua brota espontáneamente aportando su cálido caudal al río (el agua sale a 25º).
La tibieza de sus aguas se aprecian mejor en invierno, cuando un leve vapor sale de la superficie del agua mostrando que está a mayor temperatura que el ambiente. Tocando el agua, apreciamos su calidez. Por el contrario, en verano, el calor ambiental hace que el agua no parezca caliente.



 El caudal de la Fuente de Baños también se ha recuperado con estas últimas lluvias.


 Tras beber de las medicinales aguas de la fuente, nos acercamos a contemplar el bonito estrecho que el río forma en este paraje.



 Y vemos lo tranquila que está la playa en estas fechas. No sucede así en verano donde apenas podemos poner la toalla en las horas centrales del día.



 Hemos llegado hasta aquí por arriba, siguiendo la carretera. Ahora lo haremos por abajo, siguiendo el curso del río por un bonito camino.



 Pasamos por el enlace del sendero de la Presa del Estrecho o presa de Cirat.



 Ahora pasamos por delante de los restos de los baños árabes. Como veis, el lugar no está muy cuidado.




 También encontramos aquí una zona de picnic.



 Cruzamos por otro puente de los varios que cruzan el río en este tramo de un km más o menos. Este tiene una limpia poza para tomar el baño.



 También nos detenemos para contemplar las impresionantes paredes calizas en este punto. Por ellas deambulan en muchas ocasiones rebaños de cabras montesas.



 Otro rincón apto para el baño.



 También descubrimos un gato descendiendo de un gran pino. ¿Qué estaría buscando ahí arriba?.



 Otro punto utilizado para el baño.



 Un nuevo puente cruza el río.



 Y llegamos hasta el polideportivo municipal.



 Nos volvemos para mirar el Morrón de Campos invadido por las nubes.



 Subimos por aquí.



 Y salimos a la carretera.


Aquí enlazamos con el GR 7. A la derecha volvemos a Montanejos por donde fuimos antes. Pero nosotros nos vamos a la izquierda para hacerlo por un camino que nos dará una visión distinta.


 Pero antes cruzamos la carretera para asomarnos al Mirador del río.



 Seguimos pues por la carretera y ya disponemos de bonitas vistas de Montanejos y su entorno.



 Desde aquí vemos el barranco de la Maimona y la Rosada.



 Y llegamos hasta el paraje de La Cerrada, donde se respira paz y tranquilidad, 
Aquí nos gusta pasar buenos ratos de descanso y sosiego.



 Las lluvias de estos días han recuperado el caudal de la fuente, muy mermado el pasado verano, hasta el punto de temer por la posibilidad de secarse del todo.



 Seguimos un tramo por la carretera y hacemos una panorámica del pueblo enmarcado por las Rosadas y el barranco de la Maimona.



 En este punto, dejaremos la carretera a Zucaina y nos desviaremos por este "caminito" (así lo denomino yo).




 Vamos bajando por él, con vistas a nuestra derecha de Montanejos.



 En este cruce, por la derecha bajaríamos al río (al Machón o pontet) y accederíamos al pueblo. Pero nosotros continuamos nuestro caminito a la izquierda. Tenemos ganas de caminar un poco más.



 El puntal de los Castillejos y el Morrón de Campos.



 El caminito ofrece una panorámica muy completa de la población.



Otra bonita panorámica tomada desde el caminito. Como veis, vale la pena pasear por él.


 Y ya vemos el puente de Hierro. El actual sustituyó a otro más antiguo de ese metal.


 Entre los árboles vemos las zonas de baño cercanas al pueblo.



 Ya estamos en el puente.



Si siguiéramos de frente, iríamos al Pla d'Andar, bonito paseo que os mostraré en otra ocasión. Pero ahora nosotros nos vamos por la derecha para cruzar el puente de Hierro.




El puente de Hierro.





 Por supuesto, aquí nos detenemos también a ambas partes.
Así podemos ver, a nuestra izquierda, la zona del molino.



 A nuestra derecha vemos el cauce del río a su paso por la chopera.




 Llegamos a la carretera de Onda, Nos vamos por la derecha.



 Cruzamos y subimos por esta rocha.



 La rocha nos lleva hasta la plaza de la Iglesia. Penúltimo punto de nuestra ruta, donde destaca la iglesia de Santiago Apóstol, patrón de Montanejos.



 Únicamente nos falta cruzar el callejón para llegar a la Plaza de España.




 Y aquí, en la Plaza de España, terminamos este paseo tan interesante y fácil.


Entradas relacionadas:


Montanejos.

La ruta en el mapa.






La ruta en wikiloc.


 


8 comentarios:

  1. Hola Emilio.
    La semana pasada tuvimos ocasión de disfrutar del entorno de Montanejos...He de decir que era la primera vez que iba de ruta por la zona...jejeje...y te aseguro que volveremos en mas de una ocasión...Magnificas sendas y como digo un entorno del que disfrutamos mucho....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juane! Ya vi tu entrada en el blog. Lástima que no me avisaras. Yo estaba allí. Os hubiera podido acompañar. Espero hacerlo en otra ocasión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Emilio.

    Como se nota en estas entradas, la pasión que sientes por esta población, y lo buen conocedor que eres de sus montes, sendas y parajes, y encantados estamos nosotros de que te guste tanto y lo plasmes en tu blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dani! Pues la verdad es que me encanta este lugar. Aquí disfruto de la naturaleza como en pocos lugares. Si consigo transmitir este sentimiento, ya me doy por satisfecho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Emilio!!! Muestras como nadie tus queridas montañas, por las que te mueves como pez en el agua...y como apunta Dani, nosotros encantados de que lo compartas. Inmejorable embajador de Montanejos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Álex! Gracias por tus palabras. El deseo de que otros disfruten como lo hago yo de este entorno natural es lo que me mueve a compartir mis caminatas por Montanejos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Emilio
    Seguro que este es uno de esos paseos que se dan a ultima hora de la tarde en verano cuando afloja el sol, en los que aprovechas para dar una vuelta con los amiguetes, estirar las piernas y acabar tomando algo fresquito en el bar.

    La verdad que en un entorno como este, un paseo de estos no tiene desperdicio.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose! Has acertado de pleno en tu apreciación. Efectivamente, este recorrido lo he realizado multitud de ocasiones al acabar las tardes de verano, cuando el sol afloja. En otoño o en invierno, también es un paseo agradable por la tarde antes de que se oculte el sol.
      Un abrazo.

      Eliminar