Seguidores

jueves, 11 de septiembre de 2014

CAMINO DE SANTIAGO. CAMINO VASCO DEL INTERIOR. 8ª ETAPA:HARO-STO DOMINGO DE LA CALZADA (22/7/2014)


Y llegó la última etapa de este Camino Vasco del interior y nos la íbamos a tomar como se la toman los ciclista en el Tour de Francia el último día en París: disfrutando de los últimos kilómetros de recorrido con la faena ya hecha.

8ª ETAPA: HARO-SANTO DOMINGO DE LA CALZADA (20 Km, 4 h. 30 min.)

Localidades de paso: Haro, Zarratón, Madrid de los Trillos, Bañares y Santo Domingo de la Calzada.

Sin duda una de las etapas más cómodas de las ocho; corta y con ninguna elevación, permite realizarla en poco tiempo. A sabiendas de que es una etapa corta y no perder el día quedándonos a dormir allí (esta es la tercera vez que paso por Santo Domingo de la Calzada), era preciso madrugar y salir más pronto que otras veces para asegurarnos coger el autobús que salía a las 11,30 dirección Zaragoza y así comenzar el regreso a casa.

Por ello, esta vez nos levantamos a las 4,30 y una hora después ya estábamos en marcha. Aún noche cerrada, tuvimos que hacer uso de la linterna.

Volvemos sobre los pasos de ayer hasta la Plaza Bartolomé Cossio y llegamos a una rotonda que nos dirige hacia la carretera de Zarratón. A nuestra derecha dejamos el edificio de los Juzgados de Haro. Como veis aún era noche cerrada.


También pasamos por el coso taurino de la ciudad.


Enfilamos pues la carretera LR-203 a Zarratón, que a esas horas no tiene tráfico. Transitamos por ella unos 3 km para salirnos por la derecha por una pista agrícola.


Aún de noche, frente a nosotros, entrevemos el perfil del pico San Lorenzo, en la sierra de la Demanda que rebasa los 2200 m. de altitud.


Poco después llegamos a un punto en el que la carretera N-232 se nos cruza el camino. Las señales nos desvían a la derecha para atravesarla por un puente. Esta vuelta supone casi un km más, mientras que si cruzamos seguimos rectos sin desviarnos. A las horas que la cruzamos no pasaba ningún vehículo. Creo que cruzando con precaución te puedes ahorrar un buen trecho. Cada uno debe decidir lo que hacer.


Ahora el día ya clarea y la siluetas se van perfilando mejor.


El sol empieza a asomar por la inmensa llanura cerealista.



Hemos cambiado el formato de las flechas de dirección.


Zarratón, primera población por la que pasaremos, aparece en el horizonte.


Enfilados hacia Zarratón, sin apenas desniveles. Eso sí, el terreno es ondulado.


Bonita estampa de Zarratón.


El camino serpentea entre campos de cereal, remolacha, patatas... y parece que el pueblo no llega nunca.


Ahora sí. Tras una ligera cuesta, entramos en Zarratón.


El Camino nos hace pasar por delante de la fachada de la Iglesia parroquial de la Asunción.


Vale la pena para contemplar su portada del gótico flamígero (S, XV).


Tras pasar por la iglesia estos ladrillos nos indican el camino. Siempre hay que estar atentos a las señales. Donde menos lo esperas aparecen.


De nuevo, caminos agrícolas nos van conduciendo por esta gran llanura.


Y la alargada sombra del peregrino, que siempre nos acompaña, aparece reflejada.


En el llano paisaje de cereal, remolacha y forrajeras, algún pino piñonero aparece en el horizonte para romper la monotonía del paisaje.


Hemos dejado atrás el desvío a Cidamón, que se encuentra a la vista a nuestra izquierda. El camino sigue para pasar por Madrid de los Trillos.


Este pequeño grupo de casas es Madrid de los Trillos, aldea de San Torcuato. Está custodiado por algún perro atado, pero a esta hora aún están dormidos.


Este pueblo es San Torcuato, pero no pasamos por allí. Lo dejamos a nuestra izquierda para continuar hacia Bañares.



Seguimos caminando entre parcelas de cultivo, en una zona siempre llana, con vistas hacia un lejano horizonte en el que nuestra mirada se nos pierde.



Pero, ayudados por el zoom de la cámara, somos capaces de distinguir, en la lejanía, nuestra meta: Santo Domingo de la Calzada, cuya torre de la catedral lo delata.



Pero antes toca pasar por Bañares. Vamos rápidos. Son aún las 8,30 de la mañana, pero menos rápidos de lo que permite la señal. Seguro que no infringimos el código de circulación.



Por esta calle entramos en Bañares.





Nos fijamos en alguna de sus casas. En ellas se aprecia abolengo y un pasado importante. Estas bonitas y trabajadas puertas son muestra de ello.



Calle Real de Abajo, que nos conduce hasta la plaza de España.


En la Plaza de España se encuentra ubicado el Ayuntamiento.



Esta placa junto a la puerta del Ayuntamiento, refleja la hidalguía, nobleza e importancia de la villa. En este caso, vemos como Cervantes dedica su famosa obra al Duque de Béjar, que entre otros muchos títulos tiene el de Conde de Bañares.



Decidimos hacer una pequeña parada técnica para tomar algo de fruta. Vamos muy bien de tiempo, aunque aún nos quedan unos 6 km para llegar.


Reaunudamos la marcha y las marcas nos hacen dar un pequeño rodeo para visitar la iglesia parroquial de la Santa Cruz (S.XV-XVI), que presenta este bonito pórtico adornado con pináculos. La ermita de origen románico de Santa María de la Antigua, se encuentra a su lado, pero no nos acercamos a verla. Al parecer se trasladó de su lugar original al actual para ser restaurada entre 1975 y 1978.


A la salida de Bañares, lo que queda de su castillo.



Y ahora a enfilar la recta final, con nuestro objetivo siempre a la vista.



La larga recta pasa sobre la N-120 con este puente, tras algo más de 3,5 km desde Bañares.



Tras pasar el puente, ya tenemos muy cerca Santo Domingo de la Calzada.

Y entramos en la población. Son las 10 de la mañana. Hemos ido muy ligeros. Tenemos tiempo de sobra para coger el autobús. Aún daremos un pequeño paseo por esta bonita población.


Desde el primer momento, en Santo Domingo de la Calzada se respira "Camino". Sus calles, ya con peregrinos a esta pronta hora de la mañana, vive el Camino de manera intensa. Un ejemplo de ello es este bonito rincón, con esta moderna escultura representando a un peregrino (la última vez que estuve, no estaba).



Por supuesto, no dejé pasar la ocasión de posar junto a ella.


Otra novedad que noté fue la creación del "Centro de interpretación del Camino de Santiago", ubicado en la calle Mayor, nº 33, donde te dan toda clase de información sobre el Camino. Aquí cuñamos nuestras credenciales, al no haber ningún albergue abierto todavía. Y compramos algún recuerdo para familiares y conocidos.

En la puerta del albergue Casa de la Cofradía del Santo ya esperaban peregrinos.


Otro rincón donde se respira "Camino". 
En este caso se trata de una escultura de metal homenajeando al peregrino en bicicleta.



Y llegamos hasta la fachada de la catedral.


La torre exenta, ya que no está adosada al cuerpo de la catedral, es la cuarta que ha tenido desde su construcción. En la página oficial de la catedral encontrarás la explicación. Pincha aquí.


Y no podía faltar la foto ante la fachada de la catedral, a modo de despedida.


De camino hacia la Plaza del Ayuntamiento, contemplamos el ábside de la catedral. Es la parte más antigua que se conserva.



Y en la plaza del Ayuntamiento, hicimos una foto al edificio que lo alberga.


Y con ello, pusimos punto y final a nuestra aventura iniciada ocho días atrás. Han sido días muy intensos, en los que hemos disfrutado mucho del paisaje (natural y humanizado), la historia, la compañia de Juan y la más breve de Gorka...En fin, un Camino para recordar siempre, como todos los Caminos a Santiago. Ahora a esperar otra nueva cita con cualquier otro tramo o ramal , que eso poco importa. Lo que importa es caminar y hacerlo siempre hacia adelante, sean cuales sean las distancias y las dificultades. Haciendo esto, seguro que siempre nos surge algo nuevo, desconocido, fascinante que nos recompense del esfuerzo y nos anime a seguir en ello. 

Aquí nos despedimos definitivamente de Juan, que tras un periplo mundial, regresaba a su Uruguay natal. Quién sabe si volveremos a vernos algún día. Tal vez sí, en alguno de esos Caminos a Santiago que a mí tanto me gusta recorrer. ¡Buen camino!.


La credencial del peregrino es el documento que lo acredita como tal y le permite pernoctar en los albergues del Camino. Ésta se corresponde con el itinerario que os he relatado en las 8 entradas de mi blog.


Entradas relacionadas:


La ruta en el mapa.




La ruta en wikiloc.


 



Película.

14 comentarios:

  1. Hola Emilio
    Bueno pues ya tienes otro camino mas a tus espaldas, seguro que en este también has aprendido algo nuevo, en el camino siempre aprendemos cosas nuevas y nos damos cuenta de pequeñas cosas que en el día a día no las llegas a apreciar.

    Me quedo con eso que dices que ahora a esperar otra nueva cita con cualquier otro tramo o ramal , que eso poco importa, lo que importa es caminar y hacerlo siempre hacia adelante...tienes razón.

    Enhorabuena y un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose! Otra estupenda experiencia en otro ramal de los Caminos a Santiago. Por supuesto que ahora ya estamos pensando en otro. Lo importante es caminar siempre y hacia adelante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Como es de noche te deseo las buenas noches, Emilio!
    Y en el séptimo día descansó" pero vosotros no, le echasteis uno más.. mira que osados! ..aunque de indulgencias, iréis cargados a tope.
    Como a tope de satisfacción, contentos como unas castañuelas se mostrará vuestro body, no es para menos!
    Y es que el camino no ha hecho más que empezar. Ahora llega el interior, ese camino que paladeas una y mil veces cada vez con más intensidad, con dulce evocación, muchísimo tiempo.
    Enhorabuena, a repetir y a describírnoslo tan ricamente!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Vicente! Efectivamente, ahora sigue el camino, que una vez empiezas, ya no termina nunca, Ahora sigues siempre hacia adelante y disfrutando de todos los momentos, que sabes que son irrepetibles.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Hola Emilio!

    A este paso no te van a quedar "caminos" para recorrer.
    Si alguna vez te animas a hacer el camino catalán avisame, que yo me apuntaré.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola David! Tranquilo que los "Caminos a Santiago" nunca se terminan. Allá donde se encuentre un peregrino hay un camino a Santiago.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Emilio.

    Siguiendo el símil, de maillot amarillo!!!, enhorabuena por haber completado este camino, y enhorabuena por conforme nos lo has relatado, con pasión y muy detallada.
    Ahora a ver si me pongo a repasar las anteriores entradas a esta, que he estado bastante desconectado este agosto, y solo pude leer las dos primeras etapas.

    Un abrazo peregrino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dani! Gracias por tus palabras. Lo cierto es que es una experiencia que no te deja indiferente yquieres volver a repetir. De hecho llevaba dos años sin realizar ningún tramo y ya lo echaba de menos. Este año me he resarcido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Emilio, todas las finales de travesías son especiales, no se que corre por el cuerpo pero te sientes especialmente bien, sera por el afloramiento de lo vivido?, será por un desafío personal logrado??? no se, pero sea lo que sea es un día que siempre recordamos con cariño.
    Tus palabras no podían ser más acertadas, lo que importa es ir hacia adelante, que el camino sea el que sea nos asegurará nuevas aventuras que serán nuestro tesoro para siempre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Álex! Efectivamente, el final de una travesía produce sentimientos contradictorios. Por un lado, la alegría por haber conseguido la meta que te propusiste. Por otro, la tristeza por haber concluido y no continuar con aquello que tan buenos momentos te ha proporcionado. Pero esto es relativo, porque lo que te enseña el Camino es que éste no se termina. Mientras sigas caminando, el camino continúa contigo. Eso hay que hacer: buscar metas y caminar hacia ellas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Emilio.
    Desde luego,habéis hecho un etapa final,que cualquiera diría que llevabais cerca de 180 kms en las piernas...jejeje....Gran camino y como ya creo que comente,si algún día me animo,este sera parte de el...Enhorabuena por ese camino ''diferente''...la satisfacción la tendrás siempre.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juane! Esta última etapa fue un paseo. Sin desnivel y de poca distancia y con el cuerpo más que amoldado a los dolores y el cansancio fue un paseo triunfal, pero no por ello menos interesante y bonita.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Emilio , ¿que tal? ......ya veo que tambien eres "peregrino" , menuda experiencia , el camino es distinto para cada persona , es dificil transmitir las experiencias experimentadas ya me contaras si nos vemos , espero verte en la (III Marcha Caminant per Onda)............***recomendacion a la proxima hay que llevar mujeres ja , ja ,ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Amando! Un camino diferente y como dices, cada peregrino lo vive de manera diferente, aunque las satisfacciones son las mismas. Como habrás podido comprobar, no pude asitir a la III Marcha por Onda. Espero poder en la próxima edición.
      Saludos.

      Eliminar