Seguidores

lunes, 28 de julio de 2014

CAMINO DE SANTIAGO: CAMINO VASCO DEL INTERIOR. 2ª ETAPA: HERNANI-TOLOSA (16/7/2014)



Esta corta segunda etapa viene bien después de la larga etapa anterior. Se trata de una etapa poco vistosa que transcurre en casi su totalidad por bidegorris (carril bici y peatones), carretera y polígonos industriales. Si sirve de consuelo, siempre tenemos la ocasión de mirar a ambos lados del camino y nos encontraremos con los preciosos tonos verdes que nos ofrecen las onduladas colinas de esta bonita tierra. A favor también el hecho de que nos encontramos con fuentes suficientes a lo largo del camino como para no tener necesidad de llevar agua encima. Comentar también que el albergue Zuloaga Txiki, donde nos alojamos, se encuentra a Km y medio antes de llegar a Tolosa (en esta localidad no hay albergue).


2ª ETAPA: HERNANI-TOLOSA (19 KM, 6 HORAS)

Localidades por las que transcurre la etapa: Urnieta, Andoain, Villabona, Anoeta y Tolosa.

Sobre las 7 de la mañana desayunamos en el hotel (antes no se podía) y nos tocó dirigirnos a Hernani para, desde allí, retomar el camino.



Cruzamos el puente sobre el Urumea para dirigirnos al centro histórico de Hernani.



Para no dar tanta vuelta y siguiendo las indicaciones del dueño del hotel, nos dirigimos a este ascensor junta a un aparcamiento público para subir al centro urbano (posteriormente vimos otros ascensores de este tipo en otras localidades).



Enseguida accedemos al centro urbano y buscamos la Plaza del Ayuntamiento, por la calle Mayor.



Vemos escudos y blasones en las fachadas de algunas casas, lo que atestigua la historia de esta villa guipuzcoana.


Y llegamos plaza Gudarien en la que se encuentran la Casa Consistorial y la iglesia de San Juan Bautista, dos de los monumentos emblemáticos de Hernani.



En este punto iniciamos la etapa de hoy. Aprovechamos para hacernos la foto de grupo: Alberto, Juan y servidor.


Iniciamos la etapa pasando bajo el arco que se abre bajo el Ayuntamiento y giramos a la izquierda, bajando por unas escaleras.



Pasamos junto a este humilladero o crucero de la Santa Cruz.



También nos acercamos a ver el lavadero que se encontraba al lado.



Enseguida, por la calle Onddi pasamos bajo las vías del tren y nos desviamos a la derecha hacia el barrio Portu..



En este punto giramos 90º a la derecha para enfilar un bidegorri que nos llevará hasta Urnieta.



Un vistazo atrás y nos damos cuenta que no hemos alejado de Hernani. Es pronto aún y el cielo amaneció plomizo.



Caminamos por el bidegorri que evita la carretera GI-131. Es frondoso y exuberante.



Y llegamos a la estación de Urnieta, donde vemos una de las numerosas fuentes que encontraremos en toda la etapa. No entramos en Urnieta, aunque encontramos indicación para ello. Seguimos rectos por el polígono industrial hasta el final, donde encontramos un aparcamiento que bordeamos para subir por unas escaleras y acceder a otro bidegorri.


Siguiendo siempre las flechas amarillas y los postes de madera del Gobierno Vasco llegamos hasta la entrada de este túnel que nos marca el inicio en este tramo de la Via Verde del antiguo trazado del ferrocarril del Plazaola que enlazaba Pamplona y San Sebastián y que fue desmantelado en 1958 reconvirtiéndose en Vía Verde. Este túnel de Arantzazunea tiene 117,5 m de longitud.



Como decía en la presentación de esta entrada, aún tenemos la suerte de contemplar verde paisajes allá por donde pasamos.

Y llegamos a Andoain. 
A la entrada de esta localidad tenemos un albergue de peregrinos (7 km desde Hernani).


Caminamos hasta llegar a la Goiko Plaza, donde se encuentra el Ayuntamiento...



...la iglesia de San Martín (donde posamos), y...



...como en tantos pueblos vascos, también el frontón.

Seguimos por la calle Mayor y cruzamos el río Oria.


Pero el camino no lo cruza por este puente de la foto, sino por otro que está más abajo. Nosotros lo hicimos por éste y luego a la izquierda, seguimos por la otra orilla hasta reencontrarnos con el camino marcado.
En la foto vemos como el río Leitzaran confluye con el Oria. Por allí es por donde transcurre el camino oficial. Junto a la ermita de la Santa Cruz.


Ermita de la Santa Cruz.



Y callejeamos por Andoain hasta salir de la población y coger la carretera GI-3610 dirección de Aduna.


Al salir de la población volvemos a cruzar el Oria.

Seguimos un trecho por la carretera, sin arcén, aunque con poco tráfico.



Seguimos camino y llegamos a las inmediaciones de Villabona. Un amable vecino nos recibe en su paseo matutino y comenta cómo lo hizo él en bicicleta años atrás. Aprovechamos para preguntarle por un lugar donde almorzar y bien que nos lo indicó. Almorzamos muy a gusto.


En el cauce del Oria vimos algunas gaviotas.



Entrando a la populosa Villabona.

Tras un merecido y esperado almuerzo, nos dispusimos a seguir el camino.



Salimos de la población cruzando el río por el puente Zubimuxu.


Caminamos por la orilla durante un trecho.



Y seguimos después por un camino peatonal que nos llevará a Anoeta. 
Los maizales también presentan un bonito aspecto.



Pasamos junto a algunos caseríos.


Seguimos siempre las flechas, que nos conducen durante todo el camino. En este caso pasamos debajo de la vías.



El río Oria siempre lo tenemos de referente a lo largo de toda esta etapa.



Y llegamos a Anoeta. 
Pasamos junto a la iglesia de San Juan.

A partir de aquí caminaremos por carretera hasta las proximidades de Tolosa.


Caminando por la carretera GI-3650 llegamos la cruce con la GI-3412 que lleva a Hernialde. Si queremos descansar en el albergue Zuloaga Txiki debemos desviarnos por aquí, pero sólo unos metros en que giraremos a la izquierda siguiendo una carreterilla que en unos centenares de metros nos deja a las puertas del albergue. Estamos sol a 1,5 km de Tolosa. El track llega hasta este punto. Desde aquí destaca imponente la cima del Uzturre.



Y llegamos al albergue Zuloaga Txiqui. El balcón con las flores es el de nuestra habitación. Ningún otro peregrino pernoctó en él.


Interior del albergue.

Comentar que en el albergue nos ofrecieron la posibilidad de comer (que desechamos porque habíamos almorzado muy bien hacía poco tiempo), pero no así de cenar. Ello suponía que deberíamos acercarnos a Tolosa para hacerlo.

Tras el merecido descanso, nos dispusimos a visitar Tolosa y de paso cenaríamos.


El Utzurre de nuevo, impresionando. Debe tener una excepcional vista.



Patos nadando en el Oria.


Al llegar a Tolosa, enseguida te das cuenta que es una ciudad con poso e historia. Sus palacios, sus casas solariegas con blasones, sus calles, sus piedras delatan un pasado muy dilatado e importante. Callejear por Tolosa es una delicia.

Paseando por una céntrica calle de Tolosa.


El Portal de Castilla. 
Es una de las cinco puertas que tenía la muralla que rodeaba Tolosa. 
Por ella pasaremos mañana cuando sigamos el camino.



Otra céntrica calle.


Posando en una orilla del Oria, en el tinglado del mercado y los muelles del río, con uno de los numerosos puentes que en Tolosa cruzan el Oria.



Fachada del Casino de Tolosa.



Ayuntamiento de Tolosa (S. XVII).

Vistosos colores adornan muchas fachadas de las casas tolosana.



Juan, Alberto y un servidor posando ante la fachada de la iglesia de Santa María (S. XVI).



En el interior de la iglesia de Santa María se conserva esta preciosa puerta románica de la ermita de San Esteban, que resultó destruida en una inundación.



Palacio de Atodo. Perteneció al conde Fermín de Atodo, capitán de los tercios tolosanos y embajador de Felipe II en Roma. Alojó entre sus paredes a reyes y miembros ilustres de la nobleza.



Y tras la visita y la cena, de nuevo vuelta al albergue (otros 1,5 km). En el regreso, ampliada con zoom la cruz que corona la cima del Utzurre, el cual nos quedamos con ganas de subir.


La ruta en el mapa.




La ruta en wikiloc.


 

6 comentarios:

  1. Hola Emilio.
    Como comentas,quizá esta etapa no sea tan vistosa en cuanto a ''parajes montañeros'',pero también tiene su encanto.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juane! Para mi todos los paisajes tienen su encanto y disfruto de todos y cada uno de ellos.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hola Emilio.

    Coincido con Juane, no pisaríais muchas sendas ni montañas en esta etapa, pero tuvisteis el aliciente de visitar algunos pueblos típicos de Euskadi, además almorzar en el bar no tiene precio, y allí se come muy bien, además Tolosa me ha parecido una ciudad muy bonita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dani! Efectiamente, disfrutamos mucho de la etapa igualmente. De todas las etapas sacas estupendos momentos y paisajes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Emilio
    De nuevo en el camino!!!! Que bueno!!! Puede ser que esta etapa no sea de las mejores en cuanto a parajes se refiere, pero pasar por estas localidades y conocerlas tampoco está nada mal.

    Yo no descarto volver un año de estos al camino.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose! Efectivamente, otro de los motivos por los que me gusta hacer el camino es el de conocer esos pueblos que tanta historia tienen y que tantas veces has oido nombrar.La geografía humana también me interesa mucho.
      Un abrazo.

      Eliminar