Seguidores

domingo, 9 de marzo de 2014

RUTA FLUVIAL DEL RÍO TORRIJAS Y FUENTES DE MANZANERA.


Esta semana nos hemos trasladado a Manzanera, en la comarca Gúdar-Javalambre, en la provincia de Teruel, para realizar una ruta sencilla y sin desniveles junto a las riberas del río Torrijas. Es una ruta lineal, por lo que habremos de volver por el mismo lugar de la ida. Tal vez no sea ésta la mejor época del año para hacer la ruta. Otoño y verano son dos estaciones ideales para ello. 



En esta ocasión realizamos la ruta con nuestros amigos de Alboraya y Paco Bayarri, lo que hizo posible reunir un numeroso y animoso grupo de senderistas (unos 36 más exactamente) dispuestos a pasar una excelente mañana.


 El numeroso grupo posando antes de la salida.

Sobre las 9,30 comenzamos esta sencilla ruta que transcurre por dos tramos claramente definidos. Un primer tramo más llano y monótono pero bonito que denominan en Manzanera "Senda fluvial río Torrijas" que nos lleva hasta el Balneario "El Paraiso" y un segundo tramo desde aquí hasta la fuente del Gavilán. Este tramo es más entretenido y frondoso y se denomina "Ruta de las Fuentes" ya que se pasa por tres de ellas: de las Especias, el Cañuelo y el Gavilán.

Salimos de Manzanera por la carretera, dirección a Torrijas. Enseguida nos desviamos por la izquierda por un camino que transcurre junto al río Torrijas.

 Al inicio del camino tenemos este panel informativo sobre el primer tramo de nuestra ruta.

 El numeroso grupo enfila animadamente este invernal camino.

 En todo momento tenemos a la vista este modesto río de aguas claras.

 A nuestra izquierda tenemos el Cabezo (1401).

 Imaginamos este camino en verano, con los chopos con hojas, o en otoño cuando empiezan a caer y pensamos que estaría precioso.


 Pasamos junto a un parque de multiaventura, solitario, abandonado y ,parece ser, sin haber sido utilizado nunca.


 Cruzamos por este badén el río que aquí recibe aguas del río Olmos.


 Las aguas corren mansas cauce abajo, siguiendo un camino de siglos, obedientes a un mandato superior de una Naturaleza sabia y poderosa.

 El agua del río Torrijas salta y corretea salvando pedruscos y pequeños obstáculos a lo largo del recorrido.


 A lo largo del camino encontramos ejemplares de chopos monumentales.


 Pequeñas caídas de agua salpican el recorrido. Su rumor nos acompaña durante todo el trayecto.


 A unos 3 km de la salida, llegamos a la altura de Los Cerezos.


 En este punto cruzamos el río a la otra parte para dirigirnos al Balneario.

 El Balneario El Paraiso, cerrado en esta época del año, sirvió de improvisado comedor donde almorzamos y a base de bien.


 Almorzando plácidamente en este tranquilo lugar.En este punto el río Torrijas recibe aguas del río Paraísos.

Tras el almuerzo, nos dispusimos a continuar el camino. Para ello cruzamos la carretera y pasamos junto al edificio B del Balneario. En este punto empezamos nuestra segunda parte de la ruta, más senderista que la que acabábamos de realizar.

 Cruzamos la carretera y ascendemos por el camino de la izquierda.

 Estas paletas nos indican el inicio de nuestra segunda parte.


 Empezamos a caminar por las faldas del Bellido. Frente a nosotros tenemos el cerro de Entaza (1508 m).


Pasamos por la masía del Olba. Encontramos esta curiosa señal en el muro. Para que luego digamos que tráfico no se preocupa por la señalización de nuestras carreteras.


 Todo este tramo está poblado por sabinas, algunas de ellas verdaderamente espectaculares. Una verdadera gozada.

 El camino se convierte en senda y obliga a caminar de uno en uno.


 El Entaza se muestra interesante. Desde arriba debe haber buenas vistas.

 El tiempo acompañaba y este tramo de ruta tenía mayor interés.


 Fuente de las Especias. Esta es la primera de las fuentes que visitamos. Tuvimos que desviarnos unos metros para visitarla.

 Ahora, reagrupados de nuevo, seguimos por una pista, dirección a el Cañuelo.


 Además de las sabinas, encontramos también excelentes ejemplares de pino como éste de la foto.

 Este tramo es más frondoso, caminamos por tupidas pinadas.

En este cruce seguiremos dirección a la fuente del Cañuelo. A la vuelta, nos desviaremos de nuestra ruta para visitar la sabina del desmayo.

 Vamos a encontrar bonitos rincones en este tramo de ruta.



Llegamos por fin a la fuente de El Cañuelo y a su área recreativa.

 Edificio comedor a cubierto en esta zona recreativa del Cañuelo.



 Subimos por encima de la fuente del Cañuelo por un frondoso senderillo. Nos dirigimos a la tercera fuente del recorrido: el Gavilán. 

En las proximidades de la fuente del Gavilán encontramos los rincones más bonitos de toda la ruta. Una serie de cascadas y caídas de agua nos sorprenden a cada paso.


 Bonitas pozas invitan al baño en épocas más calurosas.


 Este entorno es el más espectacular del recorrido.


 Imaginamos que en verano este lugar estará lleno de gente aprovechando el frescor del lugar y las cristalinas aguas de las pozas.

 En un entorno tan especial es inevitable hacerse una foto.


 Cristalinas y transparentes aguas.

 Por fin llegamos al área recreativa de la fuente del Gavilán.


 Edificio de paelleros.

 Fuente del Gavilán. 
Evidentemente su caudal refleja la sequía que padecemos.


 Tras un breve descanso y llenado de botellas, regresamos a Manzanera por el mismo camino que nos trajo aquí.

 La transparencia de las aguas se evidencia en esta bonita foto en la que vemos las plantas acuáticas que nacen bajo estas cristalinas aguas.


 De vuelta seguimos fotografiando las pequeñas caídas de agua que nos salen al paso.


Ahora nos desviaremos unos centenares de metros, hacia la izquierda para visitar la Sabina del Desmayo. Vale la pena, ya veréis.


 Bajamos por este camino hasta la carretera. La cruzaremos y en un campo labrado, junto a la carretera, encontramos este precioso y original ejemplar de sabina.

De camino a la sabina del desmayo, nos enfrenta el Bellido (1219 m).

 Este panel nos informa de las características de las sabinas y de éste ejemplar en particular.


 Este ejemplar de sabina está catalogado como "Árbol monumental" de la provincia de Teruel. Tiene de especial el que sus hojas caen como si de un sauce llorón se tratara. No se puede evitar fotografiarse ante este centenario e insólito ejemplar.


 Regresamos sobre nuestro pasos y el Entaza nos llama la atención.


 Masía del Olba de nuevo.

 Ya cerca del Balneario, vemos de nuevo Los Cerezos con el Cerro de Manzanera detrás (1237 m).

 Balneario El Paraíso.


Ahora, no pasamos por el balneario, junto a la carretera, descendemos por este camino para retomar la ruta fluvial del Torrijas.

 Y de nuevo el camino de la mañana. 
Ahora el sol aprieta y el calor nos cansa más.


 De nuevo, los centenarios ejemplares de chopos nos impresionan.


 Y de nuevo en Manzanera. Unas cuatro horas y media después del inicio.


 Y como es habitual en estas multitudinarias rutas, el día acabó con una estupenda comida. En este caso, comimos en el restaurante Duque de Calabria de la localidad.


 Un codillo al horno con muy aspecto, ¿verdad?. Pues así todo.

Tras la comida un breve paseo por las cercanías del restaurante.

 La primavera se ha instalado definitivamente en nuestros campos. Estas yemas de rosal así lo atestiguan.


 Esta majestuosa mansión llama poderosamente la atención por su tamaño y su estilo para nada habitual de estos pueblos.

Y a la salida de la población, fotografiamos la ermita de Loreto con una arquitectura típica de toda esta zona turolense.


Trakc de la ruta.




  


 Película de la ruta.


                        

16 comentarios:

  1. Hola

    Hola Emilio!!

    Me guardo la ruta en la carpeta de pendientes, posiblemente para el próximo otoño, aunque si cae una buena nevada no descarto hacerla

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jesús! En otoño también hemos pensado nosotros volver. Debe ser espectacular. Y en verano, refrescante en las cascadas de la fuente del Gavilán.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hola Emilio
    Pues como me dices en tu comentario en mi blog, es verdad no hemos coincidido de pura casualidad...que pena!!!
    Nosotros hicimos esta ruta pero algo mas larga, saliendo desde Los Cerezos y pasando por las Agujas de las Alhambras, desde aquí te invito a que las recorras en otra ocasión seguro que te gustan.
    Todo ese recorrido caminando junto al río es precioso y muy llevadero, además sobre todo esas pozas y esos saltos de agua junto a la Fuente del Gavilán, son espectaculares.....Una zona preciosa y para repetir.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose! Nosotros dejaremos las agujas para otra ocasión. Tal vez para cuando volvamos en otoño.Ya hemos visto que vale la pena.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Emilio, esta semana hemos elegido rutas muy cercanas, aunque realizadas con 24 horas de diferencia, pues estuvimos recorriendo una ruta que tiene su inicio y final en la ermita de Santa Margarita, en Abejuela. Voy a guardar la información de esta ruta para realizarla en época de verano, pues apetece recorrer rutas con la compañía del agua.
    Un saludo y hasta siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Pepe!. Vaya, sí que hemos estado cerca. Nos ha dado a todos por Aragón. Esta ruta, en verano será ideal sobre todo en las pozas de la fuente del Gavilán.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola, Emilio!
    Bonita y atractiva sugerencia nos trasmites esta semana!
    Pues nada, este otoño.. a Manzanera..!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Vicente! Ésta es una ruta bonita y fácil que en otoño será espectacular por el colorido de las hojas. En verano recomendable sobre todo por las refrescantes pozas del río.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que tal Emilio!!

    Una corta pero refrescante ruta, que recoge tres las mas conocidas fuentes de la sierra. La sabina del desmayo, peculiar como ella sola y El Entanza,; pues habrá que echarle un tiento.
    Hasta pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Javi! Ruta sencilla pero con encanto: fuentes, sabinas, pinadas, río...Y alguna que otra cima interesante. Para volver por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Emilio.

    Como le he dicho a Jose, parece que este fin de semana nos fuimos todos al vecino Aragón.

    Que encanto tienen los recorridos fluviales, es que donde hay agua hay vida, esperemos que termine pronto esta sequía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dani! Pues eso, todos para Aragón, que también existe y lo tenemos relativamente cerca. El agua como signo de vida, siempre es un aliciente para una ruta.Por eso havce falta que nos llueva y esos ríos y fuentes se recuperen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Emilio.
    Teruel,un paraíso natural siempre cercano en cuanto a distancia y familiaridad.
    Esa ruta,como tu dices,en Verano debe ser una gozada por el agua de las cascadas y pozas.
    De los paisajes no necesitan comentarios,pues ya están tus fotos.
    Por cierto,la casa señorial me recuerda a alguna de cerca del balneario de Montanejos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola José Luis! Teruel es una provincia maravillosa. Esta ruta lo demuestra una vez más. De seguro que en verano el agua hace de ella un aliciente más. Y la casa señorial, es cierto, recuerda a la Villa de los diez hermanos de Montanejos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. ya conocia esos chopos monumentales y verlos en la realidad impresionan, ya he visto en dos cronicas la sabina del desmayo, habra que hacer una visita con el kit de ferrata para ir tambien a las alhambras, saludos y excelente ruta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sugoi! La verdad es que los chops son impresionantes. Yo no los había visto nunca tan grandes. Y la sabina es espectacular por lo original e inusual. Déjate caer por allí que disfrutarás.
      Un saludo.

      Eliminar