Seguidores

domingo, 24 de marzo de 2013

ARAÑUEL: EL BALCÓN DEL MIJARES POR EL MAGRAILE (23/3/2013)


La ruta de esta semana, preparada por Paco Bayarri, nos iba a llevar a visitar tierras del Alto MIjares, más concretamente a Arañuel (406 m.s.n.m.), para recorrer el sendero SL-CV 95.Este sendero es lineal de ida y vuelta por el mismo camino, pero finalmente íbamos a realizar un sendero circular, subiendo hacia el macizo del Magraile por el SL-CV 96 y desviándonos después hacia la Fuente Manzano y desde allí, y en descenso continuado, llegar a Arañuel por el SL-CV 95. Acompañadme a recorrer estas preciosas tierras donde el tiempo parece haberse detenido.



Para evitar una monótona ruta en la que tuviéramos que ir y volver por el mismo camino, no dudé en llamar a mi amigo Carlos Ríos ("Tío Charly", gerente del albergue Jaramacil de Cirat), vecino de Arañuel y conocedor de toda la zona, para que me orientara sobre la posibilidad de hacer una ruta circular aprovechando el SL-CV 95 que queríamos realizar. No sólo me orientó perfectamente, sino que se ofreció a acompañarnos a la ruta para hacer de guía, cosa que desde aquí quiero agradecerle. De esta manera,completamos una preciosa ruta circular, de unos 12 km de recorrido (unos 2 km más de los que teníamos previstos) y unas 5 horas de tiempo total. Valió la pena este recorrido que, por un lado, suavizó la subida al hacerla en sentido contrario a las agujas del reloj; y ,por otra parte, nos dio una visión más amplia de la zona, aunque parte del sendero al Magraile lo conociamos de una anterior ruta ("El Magraile"). 

Quedamos emplazados a las 9,30 en la fuente de la Pechina, junto al río Mijares, en la zona de baño conocida como el Puente.

Las limpias y transparentes aguas del Mijares nos dieron los buenos días.


Tras los saludos y parabienes de los participantes, posamos para la foto de grupo. Treinta y tres senderistas dispuestos a pasarlo bien y disfrutar como niños en la montaña.


Cruzamos el puente sobre el Mijares, junto a uno de los pilares de un antiguo puente que la riada de 1957 derribó, y seguimos de frente, en ascenso.


Durante un tramo seguiremos las indicaciones que nos marcan el mirador de Santa Bárbara o del Pilonico. Más adelante, dejaremos el desvío a este mirador a la derecha y nosotros continuaremos por la pista hacia la izquierda.

Un vistazo atrás y vemos Arañuel, acabando de desperezarse con el tímido sol de la mañana.


Subimos poco a poco, casi sin notarlo, por pista, entre pinos, y con un bonito paisaje a nuestro alrededor.


Hacia el sur, El Campero (915 m.), en cuyas faldas se asienta la población de Arañuel.


Cuando ya hemos tomado cierta altura, nos volvemos y vemos a lo lejos Cirat.


Hacia el oeste, Las Rosadas y el Morrón de Campos (der.)


Seguimos subiendo en amena y distendida conversación sobre lo humano y lo divino.

En un punto de la pista llegamos a un cruce en “V” y tomamos la pista de la derecha. A los pocos metros, a la izquierda, nos aperecerá una marca blanca y verde del SL-CV 96 que indica la dirección de la senda. Seguimos ésta, subiendo la montaña, y vemos que va paralela a la pista a la izquierda de la subida. Después de unos 50 metros, la senda se adentra en el bosque.
A unos 200 metros nos encontraremos con los restos de una antigua calera o lugar para la elaboración de cal, tipo horno, en el que se hacía fuego y se quemaba la piedra de cal. Manteniéndonos en la senda, seguiremos subiendo, y llegaremos a las estribaciones del Cinglo del Magraile


Restos de la calera


Seguimos ascendiendo por esta bonita senda de herradura, que aún conserva el empedrado en algunos tramos.

Seguimos subiendo, y llegamos a las estribaciones del Cinglo del Magraile.En este punto, donde ya almorzamos cuando realizamos la ruta del Magraile, hacemos la parada habitual para almorzar.

 
El distendido y distraido momento del almuerzo.

Reconfortado el cuerpo con todo tipo de viandas, bebidas, frutos secos, dulces... levantamos nuestras posaderas y reemprendemos la senda, que en este punto adquiere una especial belleza.

Este último tramo de senda,transcurre junto a los cinglos del Magraile y desemboca en una pista , que seguiremos hacia la izquierda.

En el punto en el que la senda está cercana a la pista, a 860 m de altitud, tenemos esta fabulosa panorámica de Montanejos, custodiada por las Rosadas. Al fondo, destaca la cima ,coronada de antenas, de Sta. Bárbara de Pina.

También desde esta atalaya privilegiada, divisamos el despoblado de los Catalanes.


Tío Charly siempre pendiente de que nadie se despistara.


Caminamos durante poco más de media hora, por pista forestal y llegamos a este cruce, donde hemos de dar un giro de 180 º y seguir hacia la derecha.


Una frondosa pinada acompaña el camino y la hace agradable.

Unos veinte minutos después, encontramos a mano izquierda un camino que pasa junto a un campo recién plantado y vallado en el que al parecer se cultivan trufas. Hemos de seguir por él y pasando junto a la Masía de la Parreta, llegaremos hasta la Fuente Manzano (así reza el azulejo que adorna la fuente).

Masía de la Parreta Pequeña.


Fuente Manzano. 
Es una fuente multiusos: fuente, lavadero, abrevadero y balsa.

Lavadero de la Fuente Manzano.

 
Seguimos por una senda que sale junto a la fuente y atravesamos campos de cultivo la mayoría de ellos abandonados, como esta viña.


 Y ,como no podía ser de otra manera, nuestro Penyagolosa, que hoy mostraba esta imagen coronado de nubes.

 Seguimos por la pista y llegamos a la Masía del Plano de Abajo, que aún hoy, años después de su  abandono, presenta un aspecto imponente que dice mucho de las numerosas familias que vivirían allí y de la importancia que llegó a tener. Al fondo, encaramada en un cerro, divisamos el masico del Rebollo.Alguna casa parecía rehabilitada.

Masía del Plano de Abajo en forma de nostálgica fotografía antigua.


 Centenares de metros después llegamos a la masía del Plano de Arriba.


Esta zona del Plano, es una altiplanicie sobre los 800 m, que fue zona de cultivo de cereales y cultivos de secano, como este campo de almendros que presentaban ya unas bonitas flores.


Desde la fuente Manzano, caminamos ya sobre el SL-Cv 95 que nos va a llevar en continuo descenso hacia Arañuel. Dejaremos la pista que llevábamos y cogeremos una senda de herradura que en muchos puntos zigzaguea y tiene fuerte pendiente.


En este bloque de piedra, encontramos el rótulo de "Balcón del Mijares" (861 m) que da nombre al sendero que estamos recorriendo.


Bonito zigzag de la senda.


Otro de los zigzags que sorteamos.


En algún tramo de la senda, hacia el este, vemos las antenas de la Mojeta, que dan cobertura telefónica y televisiva a la zona.

Durante todo el recorrido encontramos multitud de pinos tronchados por el viento que ha azotado estas tierras durante estas pasadas semanas y que dificultaban el paso en muchos puntos.

En este cruce con la pista, hacemos una parada para reagruparnos y comprobamos que faltan algunos compañeros.


Proseguimos para realizar ya el último tramo.


 El último tramo sigue la tónica de todo el sendero, pero en estos últimos metros se acentúa la pendiente y nuestras articulaciones sufren más.


Esta foto muestra un hecho lamentable que se repite mucha veces en el monte. Esperemos que cosas así cada vez sucedan menos.


 
 Arañuel cada vez más cerca.

Bonita panorámica del valle del Mijares. Arañuel y detrás el Campero (foto de Ricardo Vivó)

 Ya en su tramo final, el sendero pasa junto a un pequeño barranco por donde corre agua que pierde una acequia que pasa por allí.


Antes de volver a la fuente de la Pechina, Carlos nos llevó a la otra zona del río utilizada para el baño. Es la conocida como el Pozo. Antes pasamos por el "acueducto", este arco por encima del cual pasa una acequia de riego.
Zona del Pozo.

Únicamente quedaba volver sobre nuestros pasos hacia la fuente de la Pechina y dar por terminada esta bonita y completa ruta. Eran casi las 3 de la tarde. Ahora sólo quedaba comentar la incidencias y anécdotas de la jornada en una comida, como ya es habitual. De nuevo, en Montanejos, en restaurante Casa-Palacio, pudimos descansar y recuperar fuerzas con un estupendo y económico menú. En las siguientes fotos, los distintos componentes del grupo departiendo y disfrutando de la comida.








Una olla de Montanejos y costillar lacado con miel fueron algunos de los platos que pudimos degustar.






Resumiendo: excelente ruta de unos 12 km de recorrido y unas 5 horas de tiempo total. Se recomienda llevar agua, aunque a mitad de la ruta, en la fuente del Manzano, había.

18 comentarios:

  1. Otra vez demostrando tu poder de convocatoria.

    Buena ruta y buena compañía crean afición.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jesús! La verdad es que cada vez más gente se anima a esto del senderismo. Produce muchas satisfacciones y se disfruta mucho y de manera sana.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hola Emilio
    Muy guapa la ruta!!!

    La Masía del Plano de Abajo aún con este aspecto me gusta, quien sabrá todo lo vivido allí en su época.

    La próxima vez tienes que llevar un perro para buscar las trufas jajaja.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose! El Alto Mijares es una zona llena de masías abandonadas y despobladas. Estos parajes impresionan por lo duros que debieron ser para las personas que habitaron estas tierras. Hoy sólo quedan como testimonio de una época dura y sacrificada dedicada a la subsistencia básica. Produce cierta nostalgia caminar por estos antiguos caminos y sendas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Emilio! Que buena Ruta, y que buen guía levabais, que grande es Carlos, bueno he disfrutado mucho con tu crónica, a ver si pronto nos juntamos para caminar....llevo unas semanas de parón y ya tengo mono.!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola José Tomás!Ya sabes que esta zona es mi debilidad, además llevábamos un buen guía. El día redondo. A ver si un día de estos pasamos por Cirat. Ya tengo hablado algo con Carlos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Bonitos rincones con esos dos pueblos abandonados, quien pudiera rehabilitarse una casa en ellos, habra que ir algun dia al Magraile, que sueles hablar mucho de el, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sugoi! Aunque la gran mayoria de masías de la zona están despobladas,en alguna se ven indicios de poblamiento y rehabilitación de alguna casa.La zona es bonita y te gustará si te acercas.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola Emilio, normalmente pesan menos las latas vacias que llenas. Nunca entiendo porque no las bajan de nuevo o evitando su peso no las suben y las dejan en el coche ;-).
    Llevar un guía local conocedor de la zona siempre facilita las cosas y puede hacer como en este caso que una ruta lineal se convierta en circular.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Abi! Es una pena que haya gente tan desconsiderada con la naturaleza. No deben ser conscientes del mal que hacen, si lo fueran no tendrían perdón. Una persona de la zona te puede ser de gran ayuda y facilitarte muchas veces la ruta al conocer mejor el lugar, como fue en este caso.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Hola Emilio.

    Que curioso, hace dos domingos viniendo de escalar en Montanejos me llamo la atención la zona de Arañuel, ahora viendo tu crónica veo que es una zona altamente interesante para caminar, habrá que acercarse jeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dani! El Alto Mijares es una zona llena de sorpresas y preciosos parajes que sorprenderian a más de uno. No te lo pierdas y disfrútalo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Emilio os a quedado una ruta circular muy bonita por esas tierras tan agradecidas como son las del río Mijares.
    Buenas vistas, bonitos senderos , buena compañía, un guía de lujo y una comilona que mas se puede pedir jejejej.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola José Ramón! Pues sí, estas tierras dan mucho de sí. Hay mucho que ver en ellas. Si además llevas guía del terreno, buena compañía y después comes bien, has conseguido lo que pretendias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Emilio!, me la apunto, y no pasa de ir esta primavera, tiene buena pinta la ruta.

    Un abrazo

    Simón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Simón! No te defraudará.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Ante todo felicitarte por tu blog, muy interesantes las crónicas. Concretamente ésta de Arañuel me ha encantado. La Masia del Plano de Abajo, me da mucha pena, que bonito seria poder rehabilitarla y ocuparla......para devolverle el esplendor.y la vida....Una comarca de una belleza muy especial!!!.
    Te he enlazado en mi blog, como los buenos caldos, a los buenos viajeros y caminantes me gusta tenerlos cerca!. Salúd!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Anuxa! Gracias por visitar mi blog y por tus palabras. Como dices, el abandono de masias que tuvieron su relevancia en otra época, da mucha pena. El progreso no perdona.
      He estado ojando tu interesante blog y ,por supuesto, te enlazaré en mi blog.
      Saludos.

      Eliminar