Seguidores

viernes, 4 de enero de 2013

PEÑASCABIA (29/12/2012)

La última ruta del año nos iba a llevar hasta la localidad de Bejís (799 m), en el Alto Palancia,para ascender a Peñascabia, la emblemática cima en cuya ladera se asienta el pueblo.Pero lo íbamos a hacer ascendiendo por el barranco del Resinero y la umbría de los Tajos, pasando después por el Cerro de la Cruz (1352 m) y llegar desde aquí al vértice geodésico de Peñascabia (1331 m) y a continuación a su punta más al norte, para desde aquí contemplar la excelente panorámica que ofrece este privilegiado mirador natural.

Sobre las 8,30 de la fría y ventosa mañana, llegamos a la conocida Fuente de los Cloticos, desde donde iniciaríamos nuestro recorrido. Después de los saludos de rigor, nos hicimos la foto de grupo.

 Senderistas: Ricardo, Jaime, Emilio, servidor (agachado), Carmen, Chelo, Rafa (detrás en alto), Concha, Carmen, Juan, Mª Ángeles, Chelo y Luis.

Iniciamos la marcha en dirección al nacimiento del río Palancia,siguiendo la pista que nos había traído hasta aquí. a unos 200 m encontramos a la derecha el desvío al Camping, que hemos de desechar y seguimos caminando por la pista.

 Empezamos con bastante frío y algo de viento, pero con muchas ganas y ánimo.


El camino aún es cómodo y transitamos entre pinos y...


...algunos campos de cultivo, con olivos y almendros principalmente.

Aproximadamente a unos 500 m. llegamos a un cruce que a la derecha indica al Toro 8 km y a la izquierda asciende hacia el nacimiento del Palancia. Seguiremos a la izquierda. En este punto podemos ver al fondo del cauce la aldea del Molinar. 

 Aldea del Molinar. Parecen casitas de Belén, tan arregladitas y monas.

Siguiendo por la pista de la izquierda, llegamos a una antigua casa forestal abandonada, que visitamos porque tiene un buen mirador sobre el valle.

 Casa forestal abandonada.En su parte trasera tenemos un excelente mirador con extraordinarias vistas sobre el cauce del Palancia.


 Vista del Molinar desde el mirador de la casa forestal.


 Antes de seguir nuestro camino le echamos un vistazo a la cima a la que subiremos después.


 Y seguimos por la pista bordeando Peñascabia por la umbría.




 











Unos 20 minutos después llegamos al punto que vemos en las fotos. Aquí el arroyo que baja del barranco del Resinero vierte sus aguas al Palancia. El barranco queda a nuestra izquierda. Si cruzamos, tenemos una bifurcación. a la derecha nos llevaría al nacimiento del Palancia a través del estrecho del Coscojar y a la izquierda sale una pista que indica "barranco del Resinero". Nosotros vamos a seguir por el barranco a la izquierda, sin cruzar este vado. Transitaremos por dentro del barranco por una senda más intuitiva que marcada, aunque se puede seguir con cierta facilidad y donde habremos de cruzar de lado varias veces buscando el mejor camino. Después de una media hora más o menos, se ve una senda a la derecha en ascenso que deja el barranco. La seguiremos y nos llevará a la pista de la bifurcación de la foto que nos indicaba hacia el Resinero y que no habíamos cogido antes.

 Seguimos , pues, por el interior del barranco del Resinero en el que se aprecia que en fechas pasadas debió de llevar bastante agua.


Como dije antes, después de transitar durante una media hora por el interior del barranco, lo dejamos cogiendo una senda más o menos definida, pero con bastante pendiente, que nos va a llevar hasta una pista.
 

 La senda que asciende tiene bastante pendiente y nos hace emplearnos a fondo.


 En diez minutos más o menos salimos a la pista y la seguimos hacia la izquierda.


 Caminar por la pista es agradable ya que va entre pinos.

Aproximadamente quince minutos después de haber salido a la pista, ésta se acaba y se convierte en una senda que de nuevo desciende y nos introduce en el barranco otra vez.

 De nuevo volvemos al interior del barranco e iremos siguiendo unas marcas azules que nos guiarán.


 En este tramo del barranco vamos a encontrar bellos rincones con pequeñas cascadas y pozas cristalinas.


 Nos anima y entretiene el recorrido por  este bonito barranco, con preciosos rincones como el de la foto.


 El cauce está salpicado de pozas de cristalinas aguas.


 Otro bonito rincón del Resinero.


 Las pozas se suceden una tras otra.


 Decidimos buscar un bonito rincón para almorzar, que ya era hora, y encontramos éste.


 En este bonito enclave almorzamos e inmortalizamos el momento con la consabida foto de grupo.


En el interior del resinero se dio un extraño fenómeno que no supimos explicar y era que a menudo nos venían ráfagas de aire bastante caliente que contrastaba con el fresco del ambiente. Así mismo, algunas de las pozas se encontraban heladas,como vemos en la foto.


 tras el almuerzo, seguimos el cauce durante unos veinte minutos y en este punto hay que estar atentos a una senda que sube a nuestra izquierda. Encontramos una pequeña fita en una bifurcación. Un grupo siguió a la izquierda y otro a la derecha. Tal vez la izquierda sea la mejor opción. En cualquier caso, ambas ascienden para encontrar una pista forestal.


 Esta subida también es exigente, aunque corta. En unos 15 minutos nos dejó en la pista.


 Ascendemos por la senda muy formalitos.


El último tramo de la senda es más llevadero.


 En la foto vemos el punto de la pista en el que desemboca la senda junto a este poste. Enfrente vemos una marca amarilla y blanca del PR denominado del los Tajos (Tejos) que seguiremos en fuerte pero bonita ascensión


 Iniciamos esta senda en la que vemos algunas marcas blancas y amarillas muy descoloridas, que perderemos arriba, cuando lleguemos a una meseta.


 La ascensión requiere un esfuerzo extra.


 Encontramos tramos muy empinados, pero llenos de belleza.


 En esta preciosa umbría encontramos algunos tejos en las grietas de las rocas, que dan nombre a la senda .


 En este tramo encontramos marcas de PR algo desgastadas.


 La senda nos conduce hasta una planicie, que seguiremos hacia la izquierda en dirección norte.


Si nos volvemos, nos encontramos a la imponente Peña Juliana mirándonos con sus 1476 m.


 Frente a nosotros, desde esta altiplanicie a 1300 m, la localidad del Toro a los pies de la Sierra a la que le da el nombre.


 También frente a nosotros, algo más a la derecha, los perfiles inconfundibles de Sta. Bárbara de Pina (1405) y al fondo su majestad Penyagolosa (1813 m).

En medio de esta meseta, se encuentra, sobresaliendo de la misma, un montículo coronado por grandes bloques de piedra: el Cerro de la Cruz (1352 m). No dudamos, al pasar por su base, subir hasta arriba para otear el horizonte: valió la pena, a pesar del fuerte viento que hacía peligrar nuestra vertical.


Rafa y yo intentando sostenernos de pie en la cima del Cerro de la Cruz.
Desde el Cerro de la Cruz observamos el vértice geodésico de Peñascabia, al que nos dirigimos a continuación.


Vista retrospectiva del Cerro de la Cruz.


Frente a nosotros, el Toro y el Plano de Barracas, zona fronteriza con las tierras de Teruel.


La Sierra de Espadán es visible en toda su longitud.


Vértice geodésico de Peñascabia (1331 m).


De nuevo (no me cansa) la hermosa perspectiva de Pina y Penyagolosa.


Y ahora una de pueblos desde las alturas: Torás en primer plano y Viver al fondo.


Y la obligatoria foto de equipo en el geodésico.


Y,por supuesto, Bejís desde las alturas.

Una vez disfrutado de las vistas lo suficiente y dado el fuerte viento de la cima, emprendimos la bajada hacia el extremo de la montaña.


Descendemos del geodésico de Peñascabia para acercarnos al extremo norte de la montaña.A la punta.


Ya hemos dejado atrás el geodésico.


Desde el punto más septentrional de Peñascabia, las vistas sobre el valle son espectaculares.
De nuevo la majestuosidad de la naturaleza me lleva a reflexionar sobre nuestra pequeñez e insignificancia.
Después de un buen rato recreándonos en las vistas, descendemos por una senda a la derecha que desciende por la cara oeste de Peñascabia y que enseguida se adentra en una frondosa pinada.


La senda de bajada recorre una estupenda pinada que nos hace disfrutar.


La senda culebrea, hace eses que facilitan nuestro descenso.


Encontramos excelentes ejemplares de pinos.


La senda nos conduce a una pista forestal en este punto de la foto.Aquí, continuaremos por la pista hacia la derecha y estaremos atentos hasta encontrar una senda coincidente con un cortafuegos, a la izquierda de la pista.


En este punto, tomamos la senda de la izquierda y descendemos por el cortafuegos unos 50 m. En este punto, a la izquierda vemos una sendita que nos lleva en un momento frente a la casa forestal abandonada.



La senda hasta la casa forestal también es muy agradecida ya que transcurre por una tupida pinada.


Ya tenemos frente a nosotros la casa forestal. Nos dejamos llevar por la senda hasta abajo.


Ya sólo nos queda seguir la pista hacia la derecha para llegar hasta los Cloticos donde dejamos los coches.


Fuente de los Cloticos.


Y como casi todas nuestras rutas, acabamos con una apetitosa comida en el Restaurante "El tren pita" en la plaza del Ayuntamiento de Bejís.

En resumen, excelente ruta de unos 14 km de recorrido y unas 6 horas  en total, parando a almorzar y disfrutando del paisaje. Conviene llevar agua pues no vimos fuentes en el recorrido. Se puede llenar la cantimplora en los Cloticos antes de empezar.



16 comentarios:

  1. Hola Emilio, yo cuando la hice el Barranco del Resinero estaba muy mal, casi intransitable, entre las pozas, rocas y vegetación, puede que de tanto pasar, se este recuperando algo la senda.
    De todas formas la ruta es de las que no se olvidan, sobre todo por la pinada de bajada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Simón! Los dos tramos de barranco que hicimos estaban bastante transitables. Es posible que del paso de la gente se haya limpiado un poco.Estoy de acuerdo contigo, la pinada de bajada es antológica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Emilio
    Excelente ruta para cerrar este 2012 montañero, me has recordado esas bonitas sendas por las que también transitamos nosotros hace un par de años...Esta ruta tiene unas vistas impresionantes y esas casitas de El Molinar son preciosas, nosotros estuvimos allí mismo y son muy bonitas...

    Un abrazo y Feliz Año Nuevo 2013
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose! Ruta preciosa por la amplia panorámica que se disfruta desde Peñascabia. Y el barranco del Resinero tiene una belleza sañvaje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Preciosa Ruta que tengo pendiente ya demasiado tiempo...Además de las vistas, es una Joya Botánica...
    Un abrazo Emilio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola José Tomás! Seguro que cuando vengas por aquí te va a encantar. En cuanto a especies botánicas tampoco sladrás defraudado. Ruta completa en todos los aspectos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Excelente ruta!

    Una de las rutas que no se olvidan

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Tio Canya! Cierto, una ruta preciosa, de las que no se olvidan y se procura repetir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Emilio, fresca mañana para una bonita ruta de montaña.
    Feliz año.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Abi! El frío se olvida cuando empizas a caminar y a disfrutar de la montaña. Feliz Año.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Amigo Emilio, que bonita ruta realizamos para clausurar el año. Precioso el recorrido por el barranco del Resinero, con temperaturas no muy altas al principio, lo que nos obligó a abrigarnos más que en otras ocasiones. No menos encantador el camino entre la gran cantidad de pinos y, arriba, la siempre y esperada recompensa con esas maravillosas vistas con la habitual y, a menudo, divertida compañía. Y como colofón no podía faltar el buen yantar, probando la gastronomía del lugar, con las consabidas y entretenidas tertulias. Ya no hago alusión a tu crónica ni a tus fotografías, pues ya es suficientemente conocida mi opinión al respecto. Un abrazo y hasta la próxima salida.
    Ricardo Vivó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ricardo! Nueva ruta con mismo resultado:excelente mañana y excelente compañía. Y las tertulias ponen la guinda al pastel.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  7. Gran ruta Emilio ideal para poner la guinda final a un año tan montañero como el que has tenido. Esta ruta es la que mas me gusta de las tierras del alto Palancia. Tiene de todo ríos tan bonitos como el del resinero y el Palancia, grandes vistas, buena y variada vegetación y una pedazo de cumbre. El barranco del resinero en especial es preciosos y la subida por el tajar también. En definitiva todo un espectáculo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola José Ramón! Ha sido un excelente colofón a un año lleno de buenas y variadas rutas.Esperemos seguir así en el futuro, con rutas com ésta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Emilio.

    ¡¡¡Si es que somos muy pequeños!!!

    El Peñaescabia es una de esas que tengo pendiente desde hace tiempo, a ver si de este año no pasa jeje.

    La ruta tiene tramos realmente hermosos, sobre todo el del Barranco del Resinero, muy buenas vistas desde la cumbre.

    Dentro del desastre, fue una suerte que el incendio de este verano no afectara al Peñaescabia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dani! acércate por aquí que vas a disfrutar de lo lindo, con el barranco y ,cómo no, con las vistas desde Peñascabia. Es una ruta que no puede faltar en el curriculum de salidas.
      Un Abrazo.

      Eliminar