Seguidores

viernes, 27 de julio de 2012

CARROS DE FOC, 4ª ETAPA, ESTANY LLONG-J.M. BLANC


Nos enfrentábamos a una ruta maratoniana que nos llevaría al refugio de José María Blanc, pasando por el de Colomina. La ruta se alargó más de lo previsto debido a la dureza de la ruta y a momentos de mal tiempo que nos hicieron la marcha más dificultosa. Partimos poco antes de las 8 de la mañana con buen ánimo y disposición. Esta primera parte del recorrido transcurre por una bonita senda que va subiendo poco a poco e incluso llanea en alguna ocasión (cosa poco habitual en la travesía).



Antes de la salida posamos un grupo de amigos senderistas a modo de despedida, ya que algunos de ellos se quedarían en Colomina. Nosotros aún seguiríamos hasta J.M.Blanc.

Esta bonita senda entre abundante vegetación fue el escenario de la primera parte de nuestra ruta: el bosque de Estany Llong.
El paisaje que nos circunda sigue siendo de cuento.Destacando sobre el fondo las agujas de Dellui, que sobrepasan los 2500 m.

Las vistas de estos preciosos valles  nos impresionan y nos llenan de paz.


La senda va ascendiendo suavemente y es bastante caminable.

Las aristas de las altas cumbres nos vigilan desde sus atalayas.

En este valle de Dellui también encontramos preciosos lagos.

La bonita senda entre vegetación que va ascendiendo poco a poco, se convierte en la pedrera que veis en la foto, difícil de sortear y en la que hay que ir con pies de plomo.

Pasada esta pedrera llegamos a una pradera con varios lagos. Aquí vemos el poste que nos dirige a Colomina. El tiempo de ruta es únicamente indicativo.

Recorreremos este valle e iremos ascendiendo hacia el coll de Dellui,al fondo, primer obstáculo serio de la jornada con 2577 m.

Caminar sobre piedras no es fácil ni agradable y ralentiza mucho el ritmo de la marcha.

Habíamos parado a reponer fuerzas en la base de este collado para acometerlo con fuerzas. En su cima hicimos una pequeña parada para recuperarnos y hacernos esta foto de grupo. Coll de Dellui (2577 m).

Coll de Dellui. Os puedo asegurar que hacía mucho frío.

Panorámica desde el Coll de Dellui del tramo de ascenso.

Panorámica desde el collado de Dellui del tramo de descenso que íbamos a acometer.En la foto el estany de Eixerola y el de Cubieso.


El descenso del collado era bastante vertical y requería de mucho cuidado a la hora de bajarlo.

La ruta transcurre junto a diversos lagos y pequeños embalses que ponen ese color tan azulado al paisaje.

Pequeños embalses jalonan este tramo, de esta manera el agua de deshielo se aprovecha mejor.

Este tramo es bastante llevadero y más o menos plano y nos permite contemplar de cerca los diferentes embalses que almacenan el agua  de los arroyos y torrentes que desaguan en ellos.

El estany Tort, el más grande de este tramo.
Nuevo poste de dirección y de nuevo el dilema ¿Vamos muy lentos o el que puso los postes es muy rápido?

Durante un trecho la senda sigue esa vía abandonada que vemos en la foto.En un punto determinado tras unos cientos de metros, la abandonamos para ascender hacia Colomina.

Posando con el embalse de Sallense al fondo.

Nuevo poste. Esperábamos siempre que el tiempo indicado fuera real.

En esta ocasión el poste indicó más certeramente la distancia y ya teníamos ante nosotros el refugio de Colomina.

Por fin, cerca de las 2 de la tarde, tras 6 horas de camino, llegábamos al refugio de Colomina.

Como indica el cartel nos encontramos a 2395 m.

El cielo está empezando a ponerse feo y un fuerte y helado viento empieza a soplar.

Estábamos bastante cansados y aún nos quedaba mucha etapa por delante, así que era preciso comer y retomar fuerzas para continuar.

Acabada la comida, nos dispusimos a continuar. El cielo que veíamos desde la puerta del refugio no auguraba nada bueno. La sensación de frío era bastante intensa.

Nos alejamos de Colomina. Aún nos queda mucho camino por delante.Empiezan a caer unas gotas y el viento arrecia con fuerza.

Nada más salir de Colomina, la senda bordea el estany de Colomina y el estany de Mar. A continuación subimos el denomindado "paso del oso" (uno de los varios que hay a lo largo del recorrido) de bastante pendiente y después bordearíamos el estany de Saburó para subir a continuación el collado del mismo nombre de 2687 m. a través de una pedrera en la cual perdimos el rastro durante unos centenares de metros, recuperando después el recorrido correcto tras haber sufrido un poco.

Este precioso azul mostraba el estany de Colomina. La senda lo bordea por el lado derecho de la foto.

Estany de Mar, el cual también bordeamos para ascender esta pronunciada y dura cuesta: el paso del oso.

Subiendo el paso del oso con los lagos de Mar (en primer término) y el de Colomina al fondo.
Posando en lo alto del paso del oso.

Subido el paso del oso y habiendo recobrado el aliento, nos encontramos al otro lado con el Estany de Saburó, con menos agua de lo habitual a tenor de las marcas de nivel del agua. Este lago se bordea por una pedrera bastante dificultosa que ralentiza mucho nuestro paso.

Bordeando el lago de Saburó.

Esta pedrera nos llevará ,en un fuerte ascenso, a cruzar el collado de Saburó de 2667 m, uno de los más altos del recorrido. En las tres siguientes fotos puede apreciarse el progresivo ascenso de la senda y cómo se va haciendo cada vez más pequeño el estany de Saburó.
Vamos ascendiendo poco a poco, con dificultad.

Ya estamos a una altura considerable. El lago de Saburó se ha hecho más pequeño.

Esta foto desde lo alto del collado de Saburó muestra la altura que hemos subido y lo pequeñitos que somos nosotros.

Piedras  y más piedras en este largo tramo.

El grupo posando en el alto de Saburó. El frío es patente.

Descendemos el collado, también con una fuerte pendiente , y nos encontramos con el estany del Cap de Port.

Estany de Cap de Port.

Y seguimos descendiendo poco a poco.

Como es habitual en todo el recorrido, la senda baja paralela a algún torrente como este de la foto.

Eran algo más de las 6 de la tarde y estábamos bastante cansados. Por fin encontramos la pala donde indica 30 min. a J.M. Blanc, pero esa media hora se hizo una hora larga. De nuevo nos habían engañado (tal vez lo hacen para animar al personal).

Ya no podíamos estar muy lejos del refugio. El paisaje nos alivia de todas las fatigas.

Por fin, ante nuestros ojos, el refugio de J.M.Blanc, situado en este precioso enclave que lo convierte ,tal vez, en el refugio más espectacular del recorrido.Pero la vista engaña mucho, aún nos queda un rato y alguna que otra subida y una bajada no muy larga pero con bastante desnivel.

Estany Negre de Peguera, en las proximidades del refugio.

Por fin, a las puertas del refugio.


Refugio J.M. Blanc, 2350 m.

Uno de los dormitorios de este confortable y bonito refugio.

Por fin ,tras 11 horas y media de ruta, sobre las 7,30 de la tarde, llegamos a J.M. Blanc. El cansancio acumulado era grande. Había sido la etapa más larga de las programadas, pero la habíamos superado con creces. Ya no nos quedaba casi nada.La jornada de mañana era más corta.Tras la reconfortante ducha y la estupenda cena, compartimos un rato de tertulia hasta que nuestros cansados cuerpos nos mandaron ir a dormir. Les hicimos caso, no sin antes contemplar esta preciosa puesta de sol.

Atardecer en el estany Tort de Peguera.

Otras entradas relacionadas:





12 comentarios:

  1. Hola Emilio, bien vale una buena ruta pudiendo hacer estas fotos, que pasada y eso que el agua estaba bajita.
    Estoy de acuerdo contigo en que el refugio de J.M. Blanc esta en uno de los rincones mas bonitos del Parque Nacional, parece de cuento. Durante varios años quedaba con unos amigos de Gerona en Spot para hacer senderismo por esas zonas.
    Ay amigo lo de los tiempos de los letreros, eso no se en que se basan, pero hay que ser un gamo para llevarlos. A mi me desaniman mas que me animan.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Abi! Si has estado en la zona seguro que has recordado esos paisajes idílicos.Ciertamente está en un enclave mágico.Lo de las palas indicadoras lo dejaremos estar. Al menos indican la dirección.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Un saludo, Emilio!
    Y sigues metiéndonos de pleno en la ruta: "empiezan a caer unas gotas..", y miro precipitado la polvorienta bombilla colgada en el techo de mi habitación, "el frío es patente..", y parece que estoy tiritando, con estos calores, en el interior de casa.. tela!
    Bonitas fotos, bonita experiencia.., bonito trozo de vida!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Vicente!Me alegro de que mi narración ayude a la visión de las fotos y al seguimiento del recorrido. Toda una vivencia inolvidable.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Emilio
    No me canso de ver todo esto, es impresionante lo mires por donde lo mires y me encanta el enclave de los refugios.
    Las señales muchas veces son orientativas y los tiempos no coinciden, pero lo importante es llegar bien cosa que de momento vosotros estáis cumpliendo...

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose!Las fotos únicamente dan una ligera idea de lo que hemos visto en esta travesía. Recorrer la zona ,patearla, es lo que vale la pena. Las fotos sirven para recordar, como un sucedáneo de la realidad vivida.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Vaya tute que os metisteis este día dormiríais agusto jejejeje. Pero bueno atravesando semejantes paisajes y con el premio final de llegar a este refugio vale mucho la pena. Y como dice Abi lo de los tiempos marcados mas vale no tenerlo muy en cuenta y echar siempre mas tiempo que el que pone. Y si llegas antes pues esa alegría que te llevas jejejeje. Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola José Ramón!Fue una ruta larga, pero emocionante y con lugares increibles y espectaculares. Por momentos, te da la impresión de estar solos en el mundo, por la soledad de los parajes por los que pasas y la nula presencia humana y que te hace sentir pequeño, muy pequeño. Naturaleza en estado puro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Emilio, una vez más tengo que felicitarte por tu gran trabajo!!!Las fotos y descripción son todo un lujo y egoistamente me van a venir pero que muy bién para una más que posible visita a esta gran ruta. Una vez más felicidades por este gran reportaje que me ha cautivado.
    Un ferte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Álex! Gracias por tus amables palabras.Espero que en algo te hayan podido servir mis narraciones y comentarios para una posible visita a esta preciosa y estupenda ruta pirenaica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. hola Emilio,tengo intención de hacer esta ruta el verano q viene,me gustaría q me comentaras si de hacerla tu de nuevo cambiarías alguna etapa,alargar o acortar alguna de las que hicistes,gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola amigo! Todo depende del tiempo de que dispongas. Si tienes más tiempo puedes acortar las etapas y hacer de refugio en refugio con tranquilidad. Si no dispones de tiempo, esta distribución es bastante equilibrada y no supone grandes esfuerzos (supongo que estás acsotumbrado a recorridos por montaña, con desniveles más o menos importantes).Yo no cambiaría ninguna etapa.
      Un saludo.

      Eliminar