Seguidores

domingo, 19 de febrero de 2012

PUEBLOS DESDE LAS ALTURAS II

 Vista de Montanejos (Alto Mijares) desde el cerro del castillo, mojándose los pies en las aguas del Mijares.

El año pasado ya publiqué una entrada con el mismo título (Pueblos desde las alturas) y en ella explicaba que me encanta, una vez en la cima de la montaña de turno, otear el horizonte y contemplar durante mucho tiempo, el paisaje que desde  allí se divise. Esta visión elevada de la zona te da una perspectiva diferente y aclaratoria de la situación y posición de diferentes referentes como pueden ser poblaciones y otras cimas del lugar. Durante este periodo de casi un año, he tenido oportunidad de tomar más fotografías de pueblos desde las alturas y dado que este fin de semana no hubo ruta, me he dedicado a organizar un poco las fotos que tenía, para publicar esta segunda parte de la ya publicada allá por el mes de junio del año pasado.


 
Así pues, os mostraré algunos pueblos de los contemplados durante este tiempo desde las alturas (mayores 0 menores).

Las Alquerías de Montanejos (Alto Mijares) desde la senda que sube al castillo.

Preciosa vista de Puebla de Arenoso (Alto Mijares) desde la senda que baja desde el Mas de Sancho. Los muros de piedra que se aprecian en la foto, se han hecho para reforzar las laderas que sujetan el pueblo y evitar así que se desmoronasen por la acción de las aguas del pantano de Arenoso.

Chóvar (Alto Palancia) desde la senda que nos lleva al Puntal de l'Aljub.

Desde la cima del Bellota, contemplamos esta vista de Segorbe y Altura (Alto Palancia), casi juntos. Un poco más a la derecha Navajas.

Población de Viver (Alto Palancia) desde el castillo de Jérica.

Jérica (Alto Palancia) dominada por su torre mudéjar, vista desde el monte de San Roque de Viver.

Vista de Benafer (Alto Palancia), desde el alto de San Roque.

También podemos divisar desde el alto de San Roque de Benafer, la localidad de Caudiel (Alto Palancia)

Y desde el Monte de San Roque de Viver, mirando hacia el norte, vemos esta bonita panorámica de ambos: Benafer (más próximo) y Caudiel (más alejado).

Cambiamos de zona y nos vamos a la Hoya de Bunyol. Desde allí os mostraré algunos bellos pueblos del lugar.

Vista panorámica de Bunyol, capital de esta comarca a la que da nombre, vista desde la cima del Motrotón.

Yátova (Hoya de Bunyol) a los pies del Motrotón.


Macastre (Hoya de Bunyol), dominada por los restos de su castillo, desde el Motrotón.
Aunque sin excesiva altura (612 msnm), el Motrotón tiene buenas vistas y permite divisar poblaciones como Turís (Ribera Alta), algo distantes.

Desde la cima de la Creueta tenemos esta fenomenal panorámica de Náquera (Camp de Túria).

Desde el mismo sitio pero mirando en dirección norte, vemos a Serra (Camp de Túria) envuelta por la Calderona.

Segart (Camps de Morvedre) desde el sendero hacia la Mola de Segart. Las verticales paredes del Garbí lo resguardan.

Desde la cima de la Mola vemos en el llano ,la población de Albalat dels Tarongers (Camp de Morvedre).

Desde cualquier cima de la Calderona, podemos contemplar la llanura aluvial del Turia en la que se asientan grandes pueblos como Lliria o Benaguacial.

Lliria (Camp de Túria) desde el alto de la Creueta de Náquera. Dominando la ciudad desde el Tosal de San Miguel, podemos ver el real Monasterio de San Miguel.

Benaguacil (Camp de Túria) también desde la Creueta de Náquera. Sobre esa loma que domina la ciudad, está situada la ermita de la Virgen de Montiel.

Finalmente, para terminar esta entrada, mostraré dos poblaciones que no pertenecen a la Comunidad, pero a las que he podido fotografiar desde las alturas.
 
Fuentes de Rubielos (Gúdar-Javalambre, Teruel)) es un pequeño pueblo de la provincia de Teruel, lindando con la provincia de Castellón y que pude ver desde las alturas del Peñarroya.

Finalmente, Fisterra (Fisterra-A Corunya), precioso pueblo marinero, fin del Camino de Santiago, enmarcado por la Costa da Morte desde este mirador de Fisterra.

Espero continuar con esta serie de entradas incorporando nuevas localidades que espero ver desde las alturas en sucesivas rutas a lo largo y ancho de esta tierra.

Entradas relacionadas:





13 comentarios:

  1. ¡Hola Emilio!
    Gracias por este regalo, que nos permite ver las poblaciones desde un punto de vista muy diferente, como muy bien dices, desde las alturas.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Emilio! Así es, la ilusión es nuestra fuerza motora. Si la estimulamos, no solo harás series fotográficas de pueblos nuevos, también nos comeremos el mundo. Cada cual, el suyo.., que no es poco.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Fernando! Gracias a vosotros por molestaros en visitar el blog y comentar. Vuestras palabras son muy apreciadas por mi y motivadoras para continuar publicando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Andamontes! Totalmente de acuerdo contigo. La ilusión nos mueve y nos ayuda a continuar y comernos,como dices, nuestros mundos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Emilio, pues si que te ha dado el tiempo de una ruta sin salir, jajajaja.
    Me encanta como se nota la diferencia entre los lugares y los días, por el color de las fotos, si hay neblina, si hace sol.
    Que buen pasatiempos es subir a una cumbre e intentar identificar todo lo que se ve, echando mano en algunos casos del mapa para su identificación.
    Un buen trabajo el que has realizado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Emilio
    En una entrada resumen como esta tuya, te llegas a dar cuanta de todo lo que recorremos semana tras semana y lo que tus retinas llegan a poder visualizar...

    Sigue saliendo sin parar para poder seguir enseñandonos más "pueblos desde las alturas"

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Abi! Sí, evidentemente la época del año influye en el tono y colorido de la fot. También, desde lo alto, la perspectiva es diferente y nos da unamejor idea global de la zona.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Jose! Así es, una vista retrospectiva te hace recordar todo lo que has recorrido en ese tiempo, y al mismo tiempo, te hace ver todo lo que aún te falta por recorrer. Por ambas cosas me gusta de vez en cuando echar una mirada atrás y repasar lo echo para preparar lo que falta. Al mismo tiempo me permite recordar lugares especiales y momentos agradables. Intentaremos seguir saliendo lo máximo posible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado la entrada,Emilio,a mi también me gusta esa sensación de ver los pueblos desde las alturas.
    Me ha gustado sobre todas las de Segart,protegida por las imponentes paredes del Garbí.

    A seguir cazando pueblos desde las alturas,un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Dani!La altura tiene algo especial que nos atrae y nos llama la atención. Recuerdo una entrada tuya de no hace mucho (al Montí, creo) donde te comenté que me encantó la foto de Onda. Era preciosa. Seguiremos cazando pueblos desde las alturas e intentaré mostrarlos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Desde luego Emilio, con estos dos pedazos de reportajes de altura, haces honor al nombre de tu blog. Preciosas vistas compañero.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Álex! Gracias por tu comentario. Tú sabes bien por esperiencia, que desde arriba todo se ve diferente. Nos vemos en ellas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Original entrada, me ha gustado mucho, a mi también se me hacen cortas las estancias en las cimas, este verano en el Pirineo me tenían que tirar de la mochila, yo me hubiese quedado allí arriba contemplando el horizonte....

    ResponderEliminar